Zohar Diario # 1982 – Vaishlaj – Las plegarias de los padres

Daily Zohar 1982

Holy Zohar text. Daily Zohar -1982

Traducción al Español:  Daniel Schulman

27. El jefe lo escuchó y se asustó. Le dijo: Lo mejor es ir a conocerlo y apaciguarlo. Cuando el viajero vio al jefe, TUVO TEMOR. Él dijo: ¡Ay de mí. Ahora el jefe me va a matar!. Comenzó a inclinarse y arrodillarse ante él. El jefe dijo entonces: Si él realmente tuviera una serpiente que mata no se habría inclinado ante mí. Así, el jefe recuperó la compostura, y dijo: Dado que se inclina mucho ante de mí, voy a prescindir de él.

28. Esta es la razón por la cual Iaacov dijo, “con Laván he residido y me tardé hasta ahora”. Permanecí con él estos veinte años, y traigo conmigo una serpiente, que mata a la gente’. Esav oyó esto y dijo: “¡Ay de mí, ¿quién se parará ante él, porque ahora Iaacov me matará con su boca”. ÉL PENSABA ESTO PORQUE HABÍA DOMINADO A LAVÁN, EL ABUELO DE BILAM, SY PODER ERA SEGURAMENTE TAN GRANDE COMO EL DE BILAM, DE QUIEN SE DICE, “PORQUE SE QUE AQUEL QUE TU BENDIJERES ES BENDITO Y AQUEL QUE TU MALDIJERES ES MALDITO” Y QUE ÉL PUEDE MATAR CON SU BOCA’. Entonces salió a su encuentro para apaciguarlo.

29. Una vez que lo vio, está escrito: “Iaacov, pues, temió mucho se angustió” (Bereshit/Génesis 32: 8). Cuando se acercó a él, comenzó a inclinarse y postrarse ante él, como está escrito: “y se inclinó a tierra siete veces, hasta que hubo llegado a su hermano” (Bereshit/Génesis 33:3). Esav dijo: ‘Si tuviera tanto poder, no se habría inclinado ante mí.’ Entonces empezó a comportarse en forma altiva nuevamente.

 

Traducción al Hebreo:

27. שָׁמַע אוֹתוֹ לִגְיוֹן וּפָחַד. אָמַר: יָפֶה שֶׁאֵלֵךְ עִמּוֹ וְאֶתְפַּיֵּס עִמּוֹ. עַד שֶׁרָאָה אוֹתוֹ אוֹתוֹ הָאִישׁ, אָמַר: אוֹי וַאֲבוֹי שֶׁעַכְשָׁו יַהֲרֹג אוֹתוֹ אוֹתוֹ הַלִּגְיוֹן. הִתְחִיל לְהִשְׁתַּחֲווֹת וְלִכְרֹעַ כְּנֶגְדּוֹ. אָמַר אוֹתוֹ לִגְיוֹן: אִלְמָלֵא הָיָה לוֹ בְּיָדוֹ נָחָשׁ לַהֲרֹג, לֹא הָיָה מִשְׁתַּחֲוֶה כָּל זֶה כְּנֶגְדִּי. הִתְחִיל הַלִּגְיוֹן לְהִתְגָּאוֹת. אָמַר: הוֹאִיל וְכָל כָּךְ כָּרַע לְנֶגְדִּי, לֹא אֶהֱרֹג אוֹתוֹ.
28. כָּךְ אָמַר יַעֲקֹב, עִם לָבָן גַּרְתִּי וָאַחֵר עַד עָתָּה. עֶשְׂרִים שָׁנָה הִתְאַחַרְתִּי עִמּוֹ, וַאֲנִי מֵבִיא נָחָשׁ לַהֲרֹג בְּנֵי אָדָם. שָׁמַע עֵשָׂו, אָמַר, אוֹי מִי יָקוּם לְפָנָיו, שֶׁעַכְשָׁו יַהֲרֹג אוֹתוֹ יַעֲקֹב בְּפִיו. הִתְחִיל לָצֵאת כְּנֶגְדּוֹ לְהִתְפַּיֵּס עִמּוֹ.
29. כֵּיוָן שֶׁרָאָה אוֹתוֹ מַה כָּתוּב? וַיִּירָא יַעֲקֹב מְאֹד וַיֵּצֶר לוֹ. כֵּיוָן שֶׁקָּרַב אֵלָיו, הִתְחִיל לִכְרֹעַ וְלִסְגֹּד לְפָנָיו, זֶהוּ שֶׁכָּתוּב וַיִּשְׁתַּחוּ אַרְצָה שֶׁבַע פְּעָמִים עַד גִּשְׁתּוֹ עַד אָחִיו. אָמַר עֵשָׂו, אִלְמָלֵא כָּל כָּךְ הָיָה עִמּוֹ, לֹא יִשְׁתַּחֲוֶה כְּנֶגְדִּי. הִתְחִיל לְהִתְגָּאוֹת.

 

Comentario de Zion Nefesh:

Continuación del ZD anterior

A pesar de que Iaacov le envió un mensaje de fortaleza a Esav, sabía que el futuro siempre está en las manos de Hashem, por lo cual antes de reunirse con Esav realizó una plegaria diciendo:

Bereshit/Génesis 32:10
“Entonces dijo Iaacov: ‘Elokim de mi padre Avraham y Elokim de mi padre Itzjak, Hashem, Tú que me dijiste: Vuelve a tu tierra y a tu parentela y Yo te haré bien'”

Iaacov se dirige a Hashem como el Elokim de Avraham e Itzjak. Él sabía que la Luz llegaba a él a través de los méritos de Avraham e Itzjak. También le dice a Hashem que él sigue sus órdenes. En el versículo siguiente Iaacov se menosprecia a sí mismo para crear una vasija digna de recibir la protección de Hashem.

Bereshit/Génesis 32:11:
“Indigno soy de todas las mercedes y de toda la fidelidad que has usado para con Tu siervo; porque con mi báculo pasé este Iardén y ahora he venido a ser dos campamentos”.

Ahora que Iaacov realizó una conexión y preparó su vasija, pudo expresar su petición.

Bereshit/Génesis 32:12
“‘¡Líbrame, Te ruego, de mano de mi hermano, de mano de Esav, porque le temo, no sea que venga y me hiera, a la madre con los hijos!'”

Iaacov no se limitó a pedir su protección, también pidió por aquellos que dependen de él.

Lecciones:
Aprendemos de Iaacov que incluso si somos justos y seguimos las leyes de la Torá, no podemos decir qué puede suceder a continuación. Nunca podemos estar confiados en el poder que tenemos, porque todo puede cambiar en una fracción de segundo.

Tenemos que humillarnos y orar por protección mientras incluimos a otras personas que comparten las mismas necesidades. Pedir solo para uno mismo significa un deseo egoísta y esto puede atraer juicios a menos que la persona se encuentre en una situación de amenaza a su vida. Incluso entonces, esa persona tiene que expresar las razones de por qué merece tener un milagro.

{||}