Zohar Diario # 2070 – Pekudei – Pruébelo antes de probarse usted

Daily Zohar 2070

Holy Zohar text. Daily Zohar -2070

Traducción Española de Daniel Schulman

30. Él abrió el debate y dijo: “Tuvo entonces revelación de Hashem que decía: ‘Levántate, vete a Sarfath…he aquí que Yo he mandado a una mujer, viuda de por allí, que te sustente” (Melajim Alef/Reyes I 17:8-9). ÉL PREGUNTA: ¿Dónde el Santo, bendito sea Él, le ordenó a ella? Y ÉL RESPONDE: Antes de entrar en el mundo, el Santo, bendito sea Él, decretó Arriba que los cuervos deben llevarle comida a Eliahu, y esa mujer debía alimentar a Eliahu.

31. Está escrito: “A lo que ella respondió: ‘Vive Hashem, tu Elokim, que no tengo ni siquiera una torta, sino tan sólo un puñado de harina en la orza y un poco de aceite en la alcuza…” (Id. 12). El alimento fue contado, porque la orza contenía un puñado de harina y esa era su cantidad. Siendo medido, no era digno para que una bendición more en éste. Pero está escrito, “Porque así dice Hashem, el Elokim de Israel: la orza de harina no vendrá a menos ni menguará la alcuza de aceite, hasta el día que Hashem diere (Heb. ‘tet’) lluvia sobre la tierra” (Ib. 14) Y DEBIDO A ESA BENDICIÓN HUBO BENDICIONES SOBRE ÉSTE A PESAR DE QUE FUE MEDIDO.

Traducción al hebreo:

30. פָּתַח וְאָמַר, (מלכים-א יז) וַיְהִי דְבַר ה’ אֶל אֵלִיָּהוּ (אֵלָיו) לֵאמֹר קוּם לֵךְ צָרְפָתָה וְגוֹ’ הִנֵּה צִוִּיתִי שָׁם אִשָּׁה אַלְמָנָה לְכַלְכְּלֶךָ. וְכִי אֵיפֹה צִוָּה אוֹתָהּ הַקָּדוֹשׁ בָּרוּךְ הוּא? אֶלָּא טֶרֶם שֶׁתָּבֹא לָעוֹלָם צִוָּה הַקָּדוֹשׁ בָּרוּךְ הוּא בִּגְזֵרָתוֹ לְמַעְלָה עַל הָעוֹרְבִים לְהָבִיא מָזוֹן לְאֵלִיָּהוּ וּלְאוֹתָהּ אִשָּׁה לָתֵת לוֹ מָזוֹן.
31. מַה כָּתוּב? וַתֹּאמֶר חַי ה’ אֱלֹהֶיךָ אִם יֶשׁ לִי מָעוֹג כִּי אִם מְלֹא כַף קֶמַח בַּכַּד וּמְעַט שֶׁמֶן בַּצַּפָּחַת וְגוֹ’. וַהֲרֵי כָּאן מִדָּה הָיְתָה בְּאוֹתוֹ קֶמַח, שֶׁהֲרֵי הָיָה בּוֹ מְלֹא כַף קֶמַח בַּכַּד. כַּף הִיא הַמִּדָּה שֶׁלּוֹ. וְנִרְאֶה שֶׁאֵין שׁוֹרוֹת בּוֹ בְּרָכוֹת הוֹאִיל וְעוֹמֵד בְּמִדָּה. מַה כָּתוּב? כִּי כֹה אָמַר ה’ אֱלֹהֵי יִשְׂרָאֵל כַּד הַקֶּמַח לֹא תִכְלָה וְצַפַּחַת הַשֶּׁמֶן לֹא תֶחְסָר עַד יוֹם תֵּת ה’ גֶּשֶׁם.

Comentario de Zion Nefesh:
Traducción de Daniel Schulman
Melajim Alef/Reyes I 17:8-9
“Tuvo entonces revelación de Hashem que decía: ‘Levántate, vete a Sarfath, que pertenece a Sidón y habita allí: he aquí que Yo he mandado a una mujer, viuda de por allí, que te sustente”

Hashem le dijo estas palabras a Eliahu el profeta. El Zohar pregunta cuándo Hashem le ordenó a la viuda que mantuviera a su profeta y responde que antes de que viniera al mundo, Hashem decretó en los niveles superiores que los cuervos le traerían alimentos a Eliahu y que también una mujer específica lo proveería.

Id. 17:10-16
10: Levantóse, pues, y se fue a Sarfath y al llegar a la entrada de la ciudad, he aquí que allí estaba una mujer, viuda, que iba recogiendo palitos; y él la llamó y dijo: ‘Ruégote me traigas un poco de agua en una vasija, para que beba’.
11: Y yendo ella a traérsela, él volvió a llamarla y dijo: ‘Ruégote me traigas un bocado de pan en tu mano’.
12: A lo que ella respondió: ‘Vive Hashem, tu Elokim, que no tengo ni siquiera una torta, sino tan sólo un puñado de harina en la orza y un poco de aceite en la alcuza; y he aquí que estoy recogiendo dos palitos para ir aderezarlo para mí y mi hijo, para que comamos y después muramos’.
13: Entonces le dijo Eliahu: ‘No te preocupes: vete y haz como has dicho; pero haz de ello para mí primero una torta pequeña y tráemela acá afuera; y para ti y tu hijo harás después’.
14: Porque así dijo Hashem, Elokim de Israel: ‘La orza de harina no vendrá a menos, ni menguará la alcuza de aceite, hasta el día que Hashem diere lluvia sobre la tierra’.
15: Y ella fue e hizo conforme a la palabra de Eliahu; comieron y él y su casa, muchos días.
16: Pues que la orza de harina no vino a menos, ni menguó la alcuza de aceite, conforme a la palabra que habló Hashem por conducto de Eliahu.

Eliahu le pidió agua a la mujer y ella estaba a punto de llevársela, pero entonces él ‘cambió’ su mente y le pidió un pedazo de pan. La mujer le dijo al profeta que todo lo que tenía era un bocado pequeño para ella y su hijo, y que no sería suficiente siquiera para sostenerlos. La mujer fue ‘contando’ lo poco que tenía y ese límite le mostraba sólo la muerte. Eliahu entonces le pidió que prepare un pastel para él y que sólo después de dárselo, ella tomará para sí. Desde un punto de vista limitado podemos ver a Eliahu como egoísta, que toma en primer lugar para sí mismo, pero hay aquí un secreto para revelar.

A la mujer se le dio la oportunidad de confiar en Hashem a través de su mensajero y lo hizo. Debido a que Eliahu pudo canalizar la Luz de sustento hacia esa mujer, ella pudo proveerlo.

Eliahu es un mensajero de Hashem y no puede ocuparse de las cosas materiales de este mundo. Su trabajo es entregarle al pueblo la Luz y las bendiciones de Hashem. Las personas espirituales que se ven a sí mismas como canales de la palabra de Hashem, no hacen negocio ni obtienen beneficio de su trabajo espiritual.

La lección principal es dejar de contar o de pensar con limitaciones. Las bendiciones provienen de la Luz y a través de sus mensajeros. La mayoría de las personas se preocupan por el flujo continuo de sus ingresos. Mi mejor consejo es estudiar el Zohar Diario y compartir todo su diezmo con los canales de Luz que lo benefician. Como he sugerido anteriormente, parta su diezmo en cantidades más pequeñas y entregue cada semana. Hashem prometió abrir canales de sustento a quienes dan el diezmo para la Luz.

Malají/Malaquías 3:10
“Traed todo el diezmo al granero, para que haya alimento en Mi casa y probadMe, si queréis, en esto, dice Hashem de los Ejércitos; (y veréis) si no os abro las ventanas del cielo y os derramo una bendición tal que no haya donde quepa”

El ‘granero’ es el Santo Templo. Dado que el Santo Templo ya no está con nosotros, nuestro diezmo debe ir a quienes conectan y revelan Luz en nuestras vidas y en el mundo.

{||}