Zohar Diario # 2234 – Ki Tavó – Maldiciones con bendiciones ocultas

Daily Zohar 2234

Holy Zohar text. Daily Zohar -2234

Traducción Española de Daniel Schulman

Hoy, domingo 18 de septiembre de 2016, es el día 15 del mes de Elul, luna llena, y podemos conectar con todos los Tzadikim, especialmente este mes. Vea la página de Tzadikim
Este Zohar pertenece al Nuevo Zohar acerca de la porción Ki Tavó. El ‘Nueva Zohar’ fue agregado al texto del Zohar que se encontró después de la primera edición que se realizó en tres volúmenes. Esta parte es del estudio de Rut.

El Zohar nos dice primero que Rabí Shimón y su hijo salieron de la ciudad y se escondieron en una cueva, ocurrió un milagro y un árbol de algarrobo y un torrente de agua salía por la cueva. El profeta Eliahu venía con ellos dos veces al día para enseñarles los secretos del Zohar.

Los alumnos de Rabí Shimón estaban analizando las maldiciones en la Torá. Ellos dijeron que las primeras maldiciones en el libro de Vaikrá/Levítico son el aspecto del primer Santo Templo y que las maldiciones de Dvarim/Deuteronomio son el aspecto del segundo Templo. El primer conjunto de maldiciones incluía promesas de un futuro mejor, pero no hubo promesas en la segunda serie de maldiciones. Estaban tristes porque su maestro Rabí Shimón estaba lejos de ellos y les habría dado la respuesta de por qué esto es así.

Un día, uno de los estudiantes vio palomas volando. Llamó a una de ellas y le pidió que entregara una carta a Rabí Shimón. Cuando la carta llegó a Rabí Shimón éste lloró porque estaba lejos de sus amigos y estudiantes.
Entonces se acercó Eliahu y lo vio llorando. Le dijo a Rabí Shimón que él estaba en otra misión, pero que Hashem lo había enviado para limpiar sus lágrimas y para responder a la pregunta.

Eliahu cita al Santo, bendito sea Él, y dice que las primeras maldiciones están en 32 versos equivalentes a los 32 senderos de sabiduría que se encuentran en la Torá. Las maldiciones posteriores de Ki Tavó están en 53 versos, equivalentes al número de porciones de la Torá.

En el exilio posterior a la destrucción del primer Templo los Israelitas no tienen grandes pecados y pudieron ver el final del exilio. Es por ello que las primeras maldiciones incluyen promesas de un futuro mejor.
En el exilio posterior a la destrucción del segundo Templo, los hijos de Israel se alejaron de todos los caminos de la Torá y sus pecados fueron grandes. Debido a esto Hashem ocultó su futuro y no hizo promesas escritas de redención.

Eliahu ascendió con su rueda de fuego y Rabí Shimón dejó de llorar. Eliahu regresó con un segundo mensaje de Hashem, diciéndole que todas las promesas y la redención están ocultas en esas maldiciones escritas.
El Zohar explica que las maldiciones son como los gritos de un padre a su hijo.

Dvarim/Deuteronomio 28:61
“También todas las enfermedades y todas las plagas que no están escritas en este Libro de la Ley (Torá), las traerá Hashem sobre ti, hasta que seas destruido”

Este versículo contiene una bendición oculta a pesar de que vemos una contradicción. El Zohar explica que, dado que Hashem había prometido nunca más destruir a Israel, ellos estarán protegidos de cualquier daño.

Ieshaiahu/Isaías 66:22
“Porque así como los nuevos cielos y la nueva tierra que voy a hacer, permanecerán delante de Mí, doce Hashem, así también permanecerá vuestro linaje y vuestro nombre”

{||}

Traducción al hebreo:

מצטער אבל אין תרגום לעברית של זוהר חדש
אפשר לקרוא בזוהר הסולם זוהר חדש, כי תבא Click to show the Hebrew in full size

Comentario de Zion Nefesh:
Traducción de Daniel Schulman