Zohar Diario # 2293 – Toldot – La fragancia de la inmortalidad

Daily Zohar 2293

Holy Zohar text. Daily Zohar -2293

Traducción Española de Daniel Schulman

33. “Y estas son las generaciones de Itzjak, hijo de Avraham: Avraham engendró a Itzjak” (Bereshit/Génesis 25:19). Rabí Itzjak comenzó la discusión con el versículo: “Las mandrágoras despiden fragancia…” (Shir Hashirim/Cantar de los Cantares 7:14). Los sabios enseñaron que en el futuro,el Santo, bendito sea Él, resucitará a los muertos y sacudirá el polvo de ellos. Como resultado, ya no serán hechos de polvo, como lo fueron al ser creados por primera vez de polvo, que no perdura, como está escrito: “Y Hashem Elokim formó al hombre del polvo del suelo” (Bereshit/Génesis 2:7).

34. En el instante en que sacuden el polvo de sus armazones corporales, tendrán estructuras duraderas, como está escrito: “Sacúdate del polvo, levántate y siéntate, oh Ierushalaim” (Ieshaiahu/Isaías 52: 2). Ellos durarán y se levantarán de bajo la tierra para recibir sus almas en la tierra de Israel. En ese tiempo, el Santo, bendito sea Él, derramará sobre ellos todo tipo de fragancias que están en el Huerto del Edén, como está escrito: “Las mandrágoras despiden fragancia”.

Traducción al hebreo:

33. וְאֵלֶּה תּוֹלְדֹת יִצְחָק בֶּן אַבְרָהָם אַבְרָהָם הוֹלִיד אֶת יִצְחָק. רַבִּי יִצְחָק פָּתַח, הַדּוּדָאִים נָתְנוּ רֵיחַ וְגוֹ’. שָׁנוּ רַבּוֹתֵינוּ, לֶעָתִיד לָבֹא הַקָּדוֹשׁ בָּרוּךְ הוּא מְחַיֶּה אֶת הַמֵּתִים וִינַעֵר אוֹתָם מֵעֲפָרָם שֶׁלֹּא יִהְיוּ בִּנְיַן עָפָר כְּמוֹת שֶׁהָיוּ בַּתְּחִלָּה שֶׁנִּבְרְאוּ מֵעָפָר מַמָּשׁ, דָּבָר שֶׁאֵינוֹ מִתְקַיֵּם. זֶהוּ שֶׁכָּתוּב (בראשית ב) וַיִּיצֶר ה’ אֱלֹהִים אֶת הָאָדָם עָפָר מִן הָאֲדָמָה.
34. וּבְאוֹתָהּ שָׁעָה יִתְנַעֲרוּ מֵעָפָר מֵאוֹתוֹ הַבִּנְיָן, וְיַעַמְדוּ בְּבִנְיָן מְקֻיָּם לִהְיוֹת לָהֶם קִיּוּם. זֶהוּ שֶׁכָּתוּב (ישעיה נב) הִתְנַעֲרִי מֵעָפָר קוּמִי שְׁבִי יְרוּשָׁלַיִם. יִתְקַיְּמוּ בְּקִיּוּם, וְיַעֲלוּ מִתַּחַת לָאָרֶץ, וִיקַבְּלוּ נִשְׁמָתָם בְּאֶרֶץ יִשְׂרָאֵל. בְּאוֹתָהּ שָׁעָה יָצִיף הַקָּדוֹשׁ בָּרוּךְ הוּא כָּל מִינֵי רֵיחוֹת שֶׁבְּגַן עֵדֶן עֲלֵיהֶם. זֶהוּ שֶׁכָּתוּב הַדּוּדָאִים נָתְנוּ רֵיחַ.

Comentario de Zion Nefesh:
Traducción de Daniel Schulman
Bereshit/Génesis 2:7
“Y Hashem Elokim Dios formó al hombre de polvo del suelo y sopló en sus narices el aliento de la vida; y el hombre vino a ser alma viviente”.

El hombre fue creado del polvo, que es una materia de estado temporal. Si Adam no hubiera pecado justo antes de Shabat, hubiera llegado al Shabat y corregido su cuerpo con la Luz de Jojmá y Biná. Podría haber logrado la inmortalidad. El incumplimiento de Adam de las instrucciones dadas por Hashem le acarreó a él y a todos nosotros un estado temporal de existencia, la mortalidad.

La Resurrección vendrá después de que completemos el Tikun del mundo y que el Mashíaj lo limpie de toda negatividad e impurezas. En ese momento Hashem ‘sacudirá’ el ‘polvo’ de nuestros cuerpos y lo reemplazará con una materia que no es temporal como la original.

Ieshaiahu/Isaías 52:2
“Sacúdate del polvo, levántate y siéntate, oh Ierushalaim”

Jerusalém es el punto de conexión entre la Luz de los niveles superiores, Zeir Anpin, y el mundo corpóreo. La Luz de la Redención Final y la Resurrección aparecerán primero en Jerusalém y la tierra de Israel y luego se extenderá al resto del mundo.

Aquellos que ganaron el mérito de ser resucitados se elevarán con su cuerpo original y pasarán por una transformación. Serán curados de cualquier enfermedad que haya traído la muerte sobre ellos. Todos los cuerpos deformados tendrán una forma nueva y completa durante el proceso de reemplazar su antiguo material corporal por uno inmortal. Ellos serán conscientes del proceso de transformación y experimentarán gran alegría cuando estén llenos de la Luz de lo Infinito.

El cuerpo humano es ahora como el aspecto de la luna, que refleja la luz. Después de la Resurrección, el cuerpo será como el sol, brillante.

Los resucitados recibirán su alma limpia en la tierra de Israel, más cerca de la Santa Fuente de Luz. En ese momento el Santo, bendito sea Él, inundará el mundo con todo tipo de fragancias del Jardín del Edén como dice en Shir Hashirim/Cantar de los Cantares 7:14

“¡Las mandrágoras despiden fragancia y junto a nuestras puertas están toda suerte de frutas exquisitas, tanto nuevas como añejas, guardadas para ti, oh amado mío!”

Debido a que el sentido del olfato no estuvo involucrado en el primer pecado, será lo primero que experimentaremos en el Jardín del Edén.

{||}