Zohar Diario # 2369 – Trumá – Dar y beneficiarse sabiamente

Daily Zohar 2369

Holy Zohar text. Daily Zohar -2369

Traducción Española de Daniel Schulman

51. Una persona pobre hace que la gente merezca mucho bien y muchos tesoros supernos, pero no como quien trae mérito a los malvados. ¿Cuál es la diferencia entre ellos? Simplemente, el que trabaja y hace caridad con los pobres anima su alma, le permite vivir y merece porque ha hecho mucho bien en este mundo. Pero el que se esfuerza por los impíos, PARA HACERLOS RETORNAR Y ARREPENTIRSE, realiza aún más, porque hace que el otro Elokim del Otro Lado sea sometido y se lo quita de su dominio. Él hace que el Santo, bendito sea Él, se eleve sobre Su Trono de Gloria y hace una nueva alma para ese malvado. Feliz es su porción.

52. El otro color, ES DECIR EL TERCER COLOR, es visible y sin embargo no es visible CUANDO EL SOL BRILLA. Cuando Israel llega a la Kedushá (lit. ‘santificación’) en la oración, ES DECIR LA SANTIFICACIÓN EN LA ORACIÓN: “Y EL REDENTOR VENDRÁ A SION” (IESHAIAHU/ISAÍAS 59:20), ese TERCER color que estaba oculto emerge, porque esta santificación es santificada por los hijos de Israel aún más que los ángeles celestiales que son camaradas con ellos. Ese color brilla y es visto en el momento en que el los hijos de Israel dicen esta santificación hasta que la terminan, para que los ángeles supernos no los noten ni los Arriba y no los acusen.

Traducción al hebreo:

51. הֶעָנִי מְזַכֶּה אֶת בְּנֵי הָאָדָם בְּכַמָּה טוֹבוֹת, בְּכַמָּה גְנָזִים עֶלְיוֹנִים, וְלֹא כְּמִי שֶׁמְּזַכֶּה אֶת הָרְשָׁעִים. מַה בֵּין זֶה לָזֶה? אֶלָּא מִי שֶׁמִּשְׁתַּדֵּל אַחַר הֶעָנִי, הוּא מַשְׁלִים חַיִּים לְנַפְשׁוֹ וְגוֹרֵם לוֹ לְהִתְקַיֵּם, וְזוֹכֶה בִּגְלָלוֹ לְכַמָּה טוֹבוֹת לְאוֹתוֹ הָעוֹלָם. וּמִי שֶׁמִּשְׁתַּדֵּל אַחַר הָרָשָׁע, הוּא מַשְׁלִים יוֹתֵר. עוֹשֶׂה לַצַּד הָאַחֵר שֶׁל אֱלֹהִים אֲחֵרִים שֶׁיִּתְכּוֹפֵף וְלֹא יִשְׁלֹט, וּמַעֲבִיר אוֹתוֹ מִשִּׁלְטוֹנוֹ. עוֹשֶׂה שֶׁמִּתְעַלֶּה הַקָּדוֹשׁ בָּרוּךְ הוּא עַל כִּסֵּא כְבוֹדוֹ. עוֹשֶׂה לְאוֹתוֹ הָרָשָׁע נֶפֶשׁ אַחֶרֶת. אַשְׁרֵי חֶלְקוֹ.
52. גָּוֶן אַחֵר שֶׁנִּרְאֶה וְלֹא נִרְאֶה, בְּשָׁעָה שֶׁמַּגִּיעִים יִשְׂרָאֵל לְסֵדֶר הַקְּדֻשָּׁה, אָז הַגָּוֶן הַגָּנוּז הַזֶּה, וְיוֹצֵא, מִשּׁוּם שֶׁהִיא הַקְּדֻשָּׁה שֶׁמְּקַדְּשִׁים יִשְׂרָאֵל יוֹתֵר עַל מַלְאָכִים הָעֶלְיוֹנִים, שֶׁהֵם חֲבֵרִים עִמָּם. וְהַגָּוֶן הַזֶּה מֵאִיר וְנִרְאֶה בְּשָׁעָה שֶׁיִּשְׂרָאֵל מְקַדְּשִׁים הַקְּדֻשָּׁה הַזּוֹ, (שֶׁהֲרֵי מְסַיְּמִים יִשְׂרָאֵל עַד שֶׁלֹּא יַשְׁגִּיחוּ וְכוּ’) עַד שֶׁמְּסַיְּמִים יִשְׂרָאֵל, כְּדֵי שֶׁלֹּא יַשְׁגִּיחוּ הַמַּלְאָכִים הָעֶלְיוֹנִים וְיַעֲנִישׁוּ אוֹתָם לְמַעְלָה, וְלֹא יְקַטְרְגוּ עֲלֵיהֶם.

Comentario de Zion Nefesh:
Traducción de Daniel Schulman

Continuación del ZD anterior

Una persona pobre le brinda oportunidad a aquellas con mejores medios de ganar muchos méritos y beneficiarse con los tesoros sobrenaturales. Dar Tzedaká es el aspecto de apoyar la Vida y el que da se beneficia con la Fuerza de Vida que se le agrega con todo lo que implica como salud, larga vida, protección y sustento.

El Zohar nos dice que aquellos que hacen esfuerzos para traer a los malos y a las almas perdidas hacia la Luz producen mayores impactos. Cuando se mueve a una persona del lado ‘malo’ al ‘bueno’ se debilita el Lado Negativo del mundo, aumenta el poder de la Luz y aumenta el poder del Lado del Bien.

La Tzedaká tiene grandes beneficios como explicamos anteriormente y también ayuda a elevar las oraciones. Dar Tzedaká tiene beneficios inmediatos en este mundo y también en el Mundo Venidero.

Las personas transformadas disfrutan de una elevación del alma. Aquellos que las ayudaron a transformarse tienen una Luz más elevada añadida a su ‘Tzelem’, su ‘Imagen’. Es pura acción espiritual y nos beneficia en este mundo y en el Mundo Venidero.

No es fácil encontrar almas perversas o perdidas para traer a la Luz, pero debemos hacer esfuerzos para compartir lo que aprendemos sin coerción. Sólo cuando una persona decide transformarse a sí misma, los méritos se dirigen hacia quien inició la transformación y a los otros que apoyaron en el camino.

La Tzedaká es fácil de dar, pero para realmente beneficiarse del dar debemos ser sabios acerca de esto. He oído a muchas personas decir que dan mucho pero que nada cambió en sus vidas. En la mayoría de los casos no dan lo suficiente o no dan por los canales adecuados. No estoy animando a la gente a dar y esperar resultados inmediatos, pero es bueno estudiar esto y ser sabio acerca del dar. Lo mejor es dar con corazón puro y pedirle a Hashem que nos guíe en dar a los canales correctos.

El siguiente estudio le enseñará y lo protegerá de dar Tzedaká a personas, organizaciones y causas indignas.

El Talmud (Bava Kama 16) cita a Irmiahu/Jeremías 18:23 y nos dice que no todas las donaciones de Tzedaká son recompensadas.

“No perdones su iniquidad y su pecado no borres de Tu visa; antes sean hechos tropezar delante de Ti; ¡trata con ellos en el tiempo de Tu ira!”

Esta declaración revela que no todos los que quieren su Tzedaká y toda clase de donaciones caritativas son puros y dignos. Si no tenemos el mérito, estamos dirigiéndonos a un canal equivocado y desperdiciamos nuestro dinero sin ganar recompensas apropiadas.

Hay muchas personas ‘falsas’ y organizaciones falsas que piden su dinero. Usted da un poco a la gente pobre que no conoce. La razón es que usted no quiere desperdiciar su dinero en el canal equivocado y también porque usted no actúa con amabilidad sin juzgar.

Algunas organizaciones son buenas y otras utilizan el dinero recibido para apoyar la vida lujosa del más alto nivel y un enorme ejército de ‘recaudadores’ y ayudantes diferentes. Estas organizaciones tienen diversos buenos proyectos y si usted tiene dudas sobre la gestión, una acción sabia y segura sería apoyar proyectos específicos.

Algunos grupos religiosos y organizaciones tienen cuentas bancarias con millones y hacen muy poco para ayudar a otros. Construyen grandes edificios para sí mismos para demostrar orgullo en su nombre. Rabí Jaim Vital, el principal estudiante del Santo Arí y editor de sus escritos escribe lo siguiente en su introducción a los escritos del Arí.

En esencia, Rabí Jaím Vital habla de aquellos que utilizan el estudio de la Torá como una herramienta para construir un nombre para sí mismos al igual que la generación de la Torre de Babel. Construyen sinagogas con una Torá decorada y escuelas pero la usan por razones impuras. Él cita a los sabios del Talmud que decían que este tipo de personas habría sido mejor si no hubieran nacido.

{||}