Zohar Diario # 2429 – Emor – El valor inmortal de la alegría

Daily Zohar 2429

Holy Zohar text. Daily Zohar -2429

Traducción Española de Daniel Schulman

48. Y prosiguió diciendo: “Y si ofrecéis en sacrificio (animal) ciego, ¿no es malo?, y si ofrecéis (animal) cojo o enfermo, ¿no es malo?” (Malají/Malaquías 1:8). ÉL PREGUNTA: ¿Fue el Santo, bendito sea Él, quien dijo que no era malo? Entonces es bueno. Y EL RESPONDE, el final del versículo muestra que Israel solía designar sacerdotes defectuosos en aquellos días Y SACRIFICIOS DEFECTUOSOS en el altar, y para servir en el Templo y decían: ¿Qué le preocupa al Santo, bendito sea Él, si se trata es este u otro? Son ellos quienes solían decir: “No es malo”, y el Santo, bendito sea Él, les respondió con las mismas palabras que utilizaban, diciendo: ‘Israel, tú dices que no hay mal en las personas defectuosas que sacrifican para Mi culto ‘. ¿Qué le preocupa al Santo, bendito sea Él?

49. El final del versículo dice: “¡Preséntalo a tu gobernador! ¿por ventura él se agradará de ti o aceptará tu persona?” (Ibid.) Si un hombre entre ustedes debe hacer la paz con el rey y le ofrece un regalo, ¿se lo enviarán defectuoso o no? “¿Estará él complacido con ustedes, o les demostrará su favor” con ese regalo DEFECTUOSO? Además, cuando traen ante Mí un hombre defectuoso para ofrecerMe una ofrenda, esta ofrenda debe ser entregada a un perro. Porque ciertamente tal hombre manchado es defectuoso en todos los aspectos, defectuoso en la fe. Por lo tanto, dice: “ningún hombre en quien hubiere defecto se ha de llegar”.

Traducción al hebreo:

48. עוֹד פָּתַח וְאָמַר, (מלאכי א) וְכִי תַגִּשׁוּן עִוֵּר לִזְבֹּחַ אֵין רָע וְכִי תַגִּישׁוּ פִּסֵּחַ וְחֹלֶה אֵין רָע. וְכִי הַקָּדוֹשׁ בָּרוּךְ הוּא אוֹמֵר אֵין רָע? אִם כָּךְ טוֹב הוּא! אֶלָּא סוֹף הַכָּתוּב מוֹכִיחַ, שֶׁיִּשְׂרָאֵל בְּאוֹתָם הַיָּמִים הָיוּ מְמַנִּים כֹּהֲנִים בַּעֲלֵי מוּמִים עַל גַּבֵּי הַמִּזְבֵּחַ וּלְשַׁמֵּשׁ עַל הַמִּקְדָּשׁ, וְאוֹמְרִים: מָה אִכְפַּת לַקָּדוֹשׁ בָּרוּךְ הוּא זֶה אוֹ אַחֵר. וְהֵם הָיוּ שֶׁאוֹמְרִים אֵין רָע. וְהַקָּדוֹשׁ בָּרוּךְ הוּא הֵשִׁיב לָהֶם אוֹתוֹ דָּבָר שֶׁהָיוּ אוֹמְרִים. אָמַר: יִשְׂרָאֵל, אַתֶּם אוֹמְרִים כְּשֶׁמַּקְרִיבִים בַּעֲלֵי מוּמִים לַעֲבוֹדָתִי אֵין רָע, מָה אִכְפַּת לוֹ לַקָּדוֹשׁ בָּרוּךְ הוּא.
49. בְּסוֹף הַפָּסוּק מַה כָּתוּב? הַקְרִיבֵהוּ נָא לְפֶחָתֶךָ הֲיִרְצְךָ אוֹ הֲיִשָּׂא פָנֶיךָ. אָדָם מִכֶּם, אִם תִּרְצוּ לְשַׁלֵּם לַמֶּלֶךְ וּלְהַקְרִיב לְפָנָיו דּוֹרוֹן, אַתֶּם שׁוֹלְחִים לוֹ עִם פְּגָם אוֹ לֹא?! הֲיִרְצְךָ אוֹ הֲיִשָּׂא פָנֶיךָ בְּאוֹתוֹ הַדּוֹרוֹן?! כָּל שֶׁכֵּן וְכָל שֶׁכֵּן כְּשֶׁאַתֶּם מַקְרִיבִים לְפָנַי אָדָם פָּגוּם לְהַקְרִיב דּוֹרוֹן, הֲרֵי הַדּוֹרוֹן שֶׁלָּכֶם נִמְסָר לַכֶּלֶב, שֶׁוַּדַּאי אָדָם שֶׁהוּא פָּגוּם, פָּגוּם הוּא מֵהַכֹּל, פָּגוּם הוּא בָּאֱמוּנָה. וְעַל כֵּן כָל אִישׁ אֲשֶׁר בּוֹ מוּם לֹא יִקְרָב.

Comentario de Zion Nefesh:
Traducción de Daniel Schulman
Malají/Malaquías 1:8
“Y si ofrecéis en sacrificio (animal) ciego, ¿no es malo?, y si ofrecéis (animal) cojo o enfermo, ¿no es malo? ¡Preséntalo a tu gobernador! ¿por ventura él se agradará de ti o aceptará tu persona?, dice el Señor de los Ejércitos”

Id. 1:9
“¡Ahora, pues, os suplico, rogad a Hashem que tenga de nosotros compasión! (de vuestra mano ha procedido esto); ¿acaso aceptará la persona de cualquier de vosotros?, dice el Señor de los Ejércitos”.

Id. 1:10

“¡Oh, si hubiere entre vosotros quien cerrase las puertas (del templo), para que no encendierais (fuego) sobre Mi altar en balde! ¡No tengo complacencia en vosotros, dice el Señor de los Ejércitos, ni aceptaré de vuestras manos ofrenda!”.

El Zohar nos enseña que la ofrenda que se llevaba al Santo Templo debía ser pura. Una oferta defectuosa era lanzada a los ‘perros’. Una ofrenda defectuosa representa nuestra conciencia. Un rey no aceptará un regalo ‘dañado’ y lo tirará inmediatamente. Necesitamos valorar nuestra conexión con Hashem y con el Árbol de la Vida que nos sostiene.

Durante los servicios en el Santo Templo, los sacrificios del pueblo eran llevados al Altar. Si eran puros y bien recibidos, el fuego que venía de arriba para consumir el animal tomaba la forma de un León, un animal que representa a la criatura viviente del lado derecho del Trono Sagrado. Si la ofrenda era rechazada, el fuego tenía forma de perro, que es un animal que depende de la bondad de la gente para su alimento. El León representaba una conexión más alta y el perro no representaba ninguna conexión.

Cada acción que hacemos diariamente tiene el aspecto de ‘ofrenda’ porque queremos extraer Luz y resultados positivos de todo lo que hacemos. Si lo hacemos todo con alegría, saltando sobre la oportunidad de hacer buenas obras/preceptos, nos conectamos con el lado Derecho del Árbol de la Vida, de donde extraemos Jasadim. Es la Luz que se manifiesta en protección y resultado positivo.

El Shabat es el mejor día de la semana para realizar conexiones espirituales. Cuando nos preparemos para el Shabat, debemos usar los mejores y preferidos artículos dedicados para la diferente conexión espiritual en Shabat. Utilizamos buenas velas (aceite o cera), vestimenta de Shabat limpia y especial, arreglos para la cena más agradables, vino, jalá, alimentos, estudio durante las comidas y posteriores, hacemos el Birkat Hamazon (bendiciones de la comida) con alegría y aprecio por los regalos en nuestras vidas.

El Diezmo debe darse inmediatamente cuando hay disponible un nuevo ingreso. Darlo con alegría es nuestra oportunidad de devolverle a la Luz con aprecio y ser recompensados grandemente. Es más beneficioso dar el Viernes para entrar en Shabat con una mejor vasija.

De una lección que escuché de Rabí Mutzafi (Israel);

Hashem nos da todo, el trabajo, el dinero, el vino, la jalá, los libros de oración y básicamente todo. No podemos afirmar que hemos comprado un rollo de la Torá para la sinagoga porque Hashem nos dio el dinero para hacerlo y así con todo lo demás. Lo único que podemos aportar de nuestro lado es la alegría del alma en la acción de los preceptos, trayendo todo tipo de ofrenda a Hashem.

Es fácil de entender. El alma entra en un cuerpo durante cierto tiempo. Cuando el alma abandona el mundo deja atrás todo lo material, incluyendo su cuerpo. Las únicas cosas que el alma lleva consigo son las ‘impresiones’ de sus acciones positivas. Las acciones hechas con un deseo puro y alegría tienen la pureza que se les atribuye y son valoradas sin medida.

Los sabios nos dicen que la recompensa por hacer una Mitzvá es una oportunidad para hacer otra Mitzvá. Cuanto más lo hacemos, mejores vestimentas espirituales tenemos.

No debemos perder tiempo porque ya pasamos muchos mañanas y la siguiente podría ser la última y más significativa. ¿Con cuántas ‘alegrías’ hemos vestido a nuestra alma?

{||}