Zohar Diario # 2454 – Shlaj Lejá – ¿Cuáles son sus gigantes?

Daily Zohar 2454

Holy Zohar text. Daily Zohar -2454

Traducción Española de Daniel Schulman

40. ¿De quién descendían Ajimán, Sheshay y Talmay? Ellos eran la descendencia de los Nefilim (lit. ‘caídos’) que el Santo, bendito sea él, hizo caer del CIELO a la tierra y ellos produjeron descendencia con las hijas de la tierra. De ellos surgieron los poderosos hombres de la antigüedad, como está escrito: “Éstos fueron los poderosos que desde los tiempos antiguos fueron varones de renombre” (Bereshit/Génesis 6: 4). “Desde los tiempos antiguos ” significa que estaban presentes desde el momento en que el mundo fue creado y “varones de renombre” son Ajimán, Sheshai y Talmai, LO CUAL SIGNIFICA QUE SUS NOMBRES ERAN BIEN CONOCIDOS EN EL MUNDO.

41. “Y llegaron al valle de Eshkol… “ (valle del racimo) (Bamidbar/Números 13:23). Rabí Iehudá abrió la discusión con el versículo:” Así dice el Él, el que creó los cielos y los extendió… “(Ieshaiahu/Isaías 42:5). ¿Cuántas personas son necesarias para observar las actividades del Santo, bendito sea Él. ¿Cuántas se necesitan para investigar en asuntos de Torá?, porque es como si todo aquel que estudia Torá trae todas las ofrendas en el mundo al Santo, Bendito sea Él. No sólo eso, sino que el Santo, bendito sea Él, también remueve todas sus iniquidades y prepara a muchos tronos para él en el Mundo Venidero.

Traducción al hebreo:

40. לָמַדְנוּ, אֲחִימָן שֵׁשַׁי וְתַלְמַי מִמִּי יָצְאוּ? זֶרַע הָיוּ מֵאוֹתָם נְפִילִים שֶׁהִפִּילָם הַקָּדוֹשׁ בָּרוּךְ הוּא בָּאָרֶץ וְהוֹלִידוּ מִבְּנוֹת הָאָרֶץ, וּמֵהֶם יָצְאוּ גִבּוֹרֵי עוֹלָם, כְּמוֹ שֶׁכָּתוּב (בראשית ו) הֵמָּה הַגִּבֹּרִים אֲשֶׁר מֵעוֹלָם אַנְשֵׁי הַשֵּׁם. אֲשֶׁר מֵעוֹלָם, שַׁמָּשֵׁי (מִשֶּׁנִּבְרָא) הָעוֹלָם נִמְצְאוּ. אַנְשֵׁי הַשֵּׁם, אֲחִימָן שֵׁשַׁי וְתַלְמַי.
41. וַיָּבֹאוּ עַד נַחַל אֶשְׁכֹּל וְגוֹ’. רַבִּי יְהוּדָה פָּתַח, (ישעיה מב) כֹּה אָמַר הָאֵל ה’ בּוֹרֵא הַשָּׁמַיִם וְנוֹטֵיהֶם וְגוֹ’. כַּמָּה יֵשׁ לָהֶם לִבְנֵי אָדָם לְהִסְתַּכֵּל בַּעֲבוֹדַת הַקָּדוֹשׁ בָּרוּךְ הוּא. כַּמָּה יֵשׁ לָהֶם לְהִסְתַּכֵּל בְּדִבְרֵי תוֹרָה. שֶׁכָּל מִי שֶׁמִּשְׁתַּדֵּל בַּתּוֹרָה, כְּאִלּוּ מַקְרִיב כָּל קָרְבְּנוֹת הָעוֹלָם לִפְנֵי הַקָּדוֹשׁ בָּרוּךְ הוּא. וְלֹא עוֹד, אֶלָּא שֶׁהַקָּדוֹשׁ בָּרוּךְ הוּא מְכַפֵּר לוֹ עַל כָּל חֲטָאָיו, וּמְתַקְּנִים לוֹ כַּמָּה כִסְאוֹת לָעוֹלָם הַבָּא.

Comentario de Zion Nefesh:
Traducción de Daniel Schulman
Bamidbar/Números 13:22-23
“Pues que subieron por el Neguev y llegaron a Hevrón, en donde estaban Ajimán, Sheshay y Talmay, hijos de Anaq (Hevrón fue edificada siete años antes que Soan de Egipto)”

Id. 13-23
“Y llegaron al valle de Eshkol y cortaron de allí un sarmiento con un racimo de uvas y lo llevaron en una pértiga entre dos; (trajeron) también de las granadas y los higos”

El Zohar revela que Ajimán, Sheshay y Talmay eran descendientes de los ‘Nefilim’. Los nefilim eran ángeles que Hashem arrojó a la tierra cuando protestaron su plan de crear un hombre (Adam) con capacidad para controlarlos.

El Zohar coloca a los Nefilim al nivel de Jojmá de las Klipot. Cuando cayeron al mundo material se vistieron con un gran cuerpo físico. Practican brujería y todo tipo de magia.

Diez de los espías enviados por Moshé a ‘recorrer’ la Tierra, tuvieron temor de los gigantes locales y regresaron con un mensaje de desánimo. Rashi en su comentario a este versículo explica que para demostrar su temor a los gigantes de la tierra, ocho de ellos llevaban un enorme racimo de uvas. Uno de los otros dos llevaba un higo y el otro una granada.

Siguiendo esta historia, el Zohar cambia de tema y habla sobre el poder de estudiar Torá. Hemos aprendido que dos de los espías no tuvieron temor. Caleb conectó con los Patriarcas en Hevrón y Ioshúa fue bendecido con un nuevo nombre por Moshé.

Lecciones:
Antes de que los hijos de Israel llegaran a la Tierra, estaba ocupada por siete fuerzas negativas de las Klipot. Ellos tuvieron que vencer sus temores, poner su certeza en Hashem y entrar en la Tierra Santa y Prometida.
Hasta los días de Mashíaj tenemos que superar todo tipo de obstáculos. Hashem nos muestra el camino, nos dio la Torá y si nos conectamos a ella con certeza, especialmente con el apoyo de los Tzadikim, podemos llegar a salvo a la ‘Tierra Prometida’.

{||}