Zohar Diario # 2455 – Shlaj Lejá – ¿Qué hay antes de ‘uno’?

Daily Zohar 2455

Holy Zohar text. Daily Zohar -2455

Traducción Española de Daniel Schulman

42. Rabí Iehudá iba por el camino con Rabí Aba. Él dijo: Quiero preguntarte una cosa. Dado que el Santo, bendito sea Él, era consciente de que Adam iba a cometer pecado en Su presencia y que Él lo sentenciaría a muerte, ¿por qué lo creó? ¿No existía la Torá dos mil años antes de la creación del mundo, ES DECIR, ANTES DEL PECADO DE ADAM? Está escrito: “Cuando un hombre muriere en una tienda” (Bamidbar/Números 19:14), “cuando un hombre muriere”, “y…murió” y “Tales y tales vivieron y murieron”. ¿Qué quería el Santo, bendito sea Él, del hombre en este mundo? Si el hombre estudia Torá día y noche, morirá; y si no estudia Torá, morirá. El mismo curso se aplica a todos, excepto que EL PECADOR es removido del Mundo Venidero. Sin embargo, en este mundo todos son iguales, como está escrito: “Tanto al bueno como al pecador” (Kohelet/Eclesiastés 9:2).

43. Él le dijo: ¿Por qué necesitas trabajar en los caminos de tu Señor y en los edictos de tu Señor? Pregunta acerca de lo que tienes permitido saber y mirar, y sobre lo que no tiened permitido saber, está escrito: “No permitas que tu boca haga pecar a tu carne” (Kohelet/Eclesiastés 5: 5), ya que nosotros no tenemos derecho a indagar sobre los caminos del Santo, bendito sea Él, y Sus misterios, los secretos más elevados que Él cubrió y ocultó. Él le dijo: Si es así, toda la Torá es secreta y oculta, ya que es el Santo Nombre y quien estudia la Torá, es como si tratara en Su Santo Nombre. Si es así, no se nos permite investigar y mirar EN LA TORÁ.

Traducción al hebreo:

42. רַבִּי יְהוּדָה הָיָה הוֹלֵךְ בַּדֶּרֶךְ יַחַד עִם רַבִּי אַבָּא. שָׁאַל אוֹתוֹ, אָמַר, דָּבָר אֶחָד אֲנִי רוֹצֶה לִשְׁאֹל; כֵּיוָן שֶׁיָּדַע הַקָּדוֹשׁ בָּרוּךְ הוּא שֶׁעָתִיד הָאָדָם לַחֲטֹא לְפָנָיו וְלִגְזֹר עָלָיו מִיתָה, מַדּוּעַ בְּרָאוֹ? שֶׁהֲרֵי הַתּוֹרָה הָיְתָה אַלְפַּיִם שָׁנִים עַד שֶׁלֹּא נִבְרָא הָעוֹלָם, וְכָתוּב בָּהּ בַּתּוֹרָה, (במדבר יט) אָדָם כִּי יָמוּת בְּאֹהֶל. (שם כז) אִישׁ כִּי יָמוּת. וַיָּמָת. וַיְחִי פְּלוֹנִי וַיָּמָת. מָה רָצָה הַקָּדוֹשׁ בָּרוּךְ הוּא לָאָדָם בָּעוֹלָם הַזֶּה, שֶׁאֲפִלּוּ אִם יִשְׁתַּדֵּל בַּתּוֹרָה יוֹמָם וָלַיְלָה יָמוּת, וְאִם לֹא יִשְׁתַּדֵּל בַּתּוֹרָה יָמוּת, הַכֹּל בְּדֶרֶךְ אֶחָד, פְּרָט לִפְרִישׁוּת אוֹתוֹ עוֹלָם, כְּמוֹ שֶׁנֶּאֱמַר (קהלת ט) כַּטּוֹב כַּחוֹטֶא.
43. אָמַר לוֹ, דַּרְכֵי רִבּוֹנְךָ וּגְזֵרוֹת רִבּוֹנְךָ מַה לְּךָ לִטְרֹחַ בָּהֶם? מַה שֶּׁיֵּשׁ לְךָ רְשׁוּת לָדַעַת וּלְהִסְתַּכֵּל – שְׁאַל, וּמַה שֶּׁאֵין לְךָ רְשׁוּת לָדַעַת – כָּתוּב (שם ה) אַל תִּתֵּן אֶת פִּיךָ לַחֲטִיא אֶת בְּשָׂרֶךָ, שֶׁדַּרְכֵי הַקָּדוֹשׁ בָּרוּךְ הוּא וּסְתָרָיו גְּנוּזִים עֶלְיוֹנִים, שֶׁהוּא נִסְתָּר וְגָנוּז אֵין לָנוּ לִשְׁאֹל. אָמַר לוֹ, אִם כָּךְ, הֲרֵי הַתּוֹרָה כֻּלָּהּ נִסְתֶּרֶת וּגְנוּזָה, שֶׁהֲרֵי הִיא שֵׁם קָדוֹשׁ עֶלְיוֹן, וּמִי שֶׁמִּתְעַסֵּק בַּתּוֹרָה כְּאִלּוּ הִתְעַסֵּק בִּשְׁמוֹ הַקָּדוֹשׁ, וְאִם כָּךְ אֵין לָנוּ לִשְׁאֹל וּלְהִסְתַּכֵּל.

Comentario de Zion Nefesh:
Traducción de Daniel Schulman
Kohelet/Eclesiastés 9: 2
“Todo (sucede lo mismo) que a todos. Un mismo suceso (acontece) al justo y al inicuo, al bueno y al puro y al impuro; también al que sacrifica y al que no ofrece sacrificio; tanto al bueno como al pecador; y al que jura lo mismo que al que teme el juramento”.

Este versículo simplemente indica lo obvio: que el destino de todos es morir. Justo o inicuo, puro o impuro, piadoso o no.

Rabbi Iehudá en el Zohar formula la importante pregunta acerca de por qué la Torá, que existió 2000 años antes de la creación del mundo, menciona la muerte y cómo Hashem sabía que el hombre pecaría y traería la mortalidad sobre sí mismo. Y lo que Hashem quiere de una persona incluso si se dedicó al estudio de la Torá días y noches, muere, y si no estudia la Torá, también muere. Por qué en este aspecto todos son iguales.

Rabí Aba le respondió diciendo que los caminos de nuestro Creador están más allá de nuestro entendimiento. Podemos hacer las preguntas, pero no llegar al punto de perder la fe, porque será considerado un pecado para nosotros.

Kohelet/Eclesiastés 5:5
“No permitas que tu boca haga pecar a tu carne; ni digas en la presencia del sacerdote que fue un yerro. ¿Por qué ha de enojarse Hashem a causa de tu palabra y destruir la obra de tus manos?”

Toda la Torá es el Santo Nombre y nuestro estudio trata con ese Nombre. No podemos comprender lo que está antes de Hashem porque estamos en el mundo de la ‘medida’. Tiempo, distancias, unidades etc. contamos a partir de 1 y podemos continuar hasta el infinito. Antes de *1 no hay nada que contar y es donde se encuentra el principio y Hashem. Como una unidad en este mundo no podemos ir más allá del uno y entender la fuerza anterior a ese comienzo, pero definitivamente podemos entender a partir del ‘uno’. En la importante oración de Shemá Israel decimos: “Oye, Israel, Hashem nuestro Elokim, Hashem es uno”

* La idea de ‘uno’ vino de una conferencia que escuché de Rabi Ben Zion Mutzafi, shlitá (Jerusalem, Israel)

{||}