Zohar Diario # 2885 – Vaietzé – La sabiduría del Rey Shlomó

Daily Zohar 2885

Holy Zohar text. Daily Zohar -2885

Traducción Española de Daniel Schulman

55. Está escrito: “Hashem se apareció a Shlomó en sueños de la noche: y dijo Elokim: ‘Pide lo que te he de dar’” (Melajim Alef/Reyes I 3: 5). ÉL PREGUNTA: Uno puede preguntarse por qué fue un sueño, ES DECIR, POR QUÉ FUE RECIBIDO A TRAVÉS DE GAVRIEL. ¿Qué derecho tiene el grado de un sueño PARA DECIRLE, YA QUE ÉL ES SOLO UN ÁNGEL: “PIDE LO QUE TE HE DE DAR”? ÉL RESPONDE: Aquí se incluyó un grado dentro de un grado; el grado Superno, LA NUKVA DE ZEÍR ANPIN, LA RAÍZ DEL SUEÑO, FUE INCLUIDA DENTRO Y VESTIDA según el grado abajo, ES DECIR, EL GRADO DE GAVRIEL. LA NUKVA LE DIJO, “PIDE LO QUE TE HE DE DAR”, PORQUE ESTÁ ESCRITO: “Y DIJO ELOKIM”, QUE ES UN NOMBRE DE LA NUKVA. LA RAZÓN QUE SE LE APARECIÓ SÓLO EN UN SUEÑO ES QUE hasta entonces Shlomó estaba completo. Una vez que fue perfeccionado, está escrito: “De suerte que Hashem dio a Shlomó sabiduría” (Melajim Alef/Reyes I 5:26) y “de modo que superaba la sabiduría de Shlomó” (Id., 10) porque la luna, LA NUKVA, estaba entonces llena y el Templo fue construido. Solo entonces Shlomó vio sabiduría mientras estaba despierto; ya no tuvo necesidad de sueños.

56. Después de que él pecó, sin embargo, tuvo que recurrir a los sueños otra vez. Por lo tanto, está escrito: “que le había aparecido dos veces” (Melajim Alef/ReyesI 11:9). APARECE PROBLEMÁTICO QUE Él se haya aparecido dos veces, pero LA EXPLICACIÓN ES QUE desde el lado del grado de un sueño Él solo fue visto dos veces.

Traducción al hebreo:

55. כָּתוּב (מלכים-א ג) נִרְאָה ה’ אֶל שְׁלֹמֹה בַּחֲלוֹם הַלָּיְלָה וַיֹּאמֶר אֱלֹהִים שְׁאַל מָה אֶתֶּן לָךְ. וְאִם תֹּאמַר, כָּאן בַּחֲלוֹם, וְכִי אֵיזוֹ רְשׁוּת יֵשׁ לַחֲלוֹם בָּזֶה? אֶלָּא כָּאן נִכְלֶלֶת דַּרְגָּה בְּדַרְגָּה, הַדַּרְגָּה הָעֶלְיוֹנָה עִם הַדַּרְגָּה הַתַּחְתּוֹנָה. מִשּׁוּם שֶׁעַד עַכְשָׁו שְׁלֹמֹה לֹא הָיָה שָׁלֵם. כֵּיוָן שֶׁנִּשְׁלַם, כָּתוּב (שם ה) וַה’ נָתַן חָכְמָה לִשְׁלֹמֹה, וְכָתוּב (שם) וַתֵּרֶב חָכְמַת שְׁלֹמֹה. שֶׁעָמְדָה הַלְּבָנָה בִּשְׁלֵמוּתָהּ, וּבֵית הַמִּקְדָּשׁ נִבְנָה, וְאָז הָיָה רוֹאֶה שְׁלֹמֹה אֶת הַחָכְמָה עַיִן בְּעַיִן, וְלֹא הִצְטָרֵךְ לַחֲלוֹם.
56. אַחַר שֶׁחָטָא, הִצְטָרֵךְ לַחֲלוֹם כְּבָרִאשׁוֹנָה, וְעַל כֵּן כָּתוּב (שם יא) הַנִּרְאָה אֵלָיו פַּעֲמָיִם. וְכִי פַּעֲמַיִם הָיָה וְלֹא יוֹתֵר? אֶלָּא צַד הַחֲלוֹם הָיָה לוֹ פַּעֲמַיִם, וְצַד הַחָכְמָה הָיָה בְּכָל יוֹם.

Comentario de Zion Nefesh:
Traducción de Daniel Schulman
Continuamos con el estudio de “Profecía, visión y sueño” en Zohar Vaietzé que comenzamos el año pasado, empezando con los ZD # 2589, 2590, 2591, 2592, 2593

Daily Zohar # 2589 – Vayetze – Dreams and prophecies

# 55
Después de que el Rey Shlomó se convirtiera en rey después de que su padre falleciera, fue al Santo Tabernáculo y llevó miles de holocaustos a Hashem (equivalentes al 10x10x10 para una conexión completa con el Árbol de la Vida). En la misma noche, Elokim se reveló a él en un sueño y le ofreció conceder sus deseos.

Divré Haiamim/Crónicas II 1:7
“En aquella misma noche apareció Elokim a Shlomí y le dijo: ‘Pide (lo que quieres) que te conceda'”.

El Zohar explica que Elokim es el aspecto de la Columna Izquierda. El ángel Gavriel revela el sueño como se explicó anteriormente (ZD# 2591). El mensaje del sueño de Biná se conecta y se ‘viste’ con Gavriel para que pueda descender los niveles hasta el Rey Shlomó. Shlomó no estaba preparado en ese momento para tener conexión directa con Hashem. Cuando el Rey Shlomó alcanzó su nivel superior, Hashem cumplió la promesa del sueño.

Id. 1:11
“Y Hashem respondió a Shlomó: ´Por cuanto hubo este pensamiento en tu corazón y no has pedido riquezas, hacienda ni honra, ni la vida de tus enemigos; ni tampoco has pedido larga vida, sino que has pedido para tí mismo sabiduría y ciencia, para que puedas juzgar a Mi pueblo, sobre el cual te hecho rey”.

Id. 1:12
Sabiduría y ciencia te son dadas; también te daré riquezas y hacienda y gloria, cuales nunca ha tenido ninguno de los reyes que han sido antes de ti, ni después de ti las tendrá así ninguno”

Melajim Alef/Reyes I 5:26
“De suerte que Hashem dio a Shlomó sabiduría, como se lo había prometido”

Shlomó pidió sabiduría para guiar al pueblo y Hashem se la dio. Construyó el Santo Templo y desde ese momento no necesitó conexiones a través de los sueños porque pudo conectarse a la sabiduría Superior y verla cara a cara.

# 56
Más adelante en su vida, el Rey Shlomó pecó y Hashem se reveló a él por segunda vez en un sueño.

Melajim Alef/Reyes I 11:9
“Con lo cual se indignó Hashem contra Shlomó, puesto que su corazón se había desviado de Hashem, Elokim de Israel, que le había aparecido dos veces”

El Rey Shlomó tuvo muchas revelaciones de Hashem y cuando el versículo dice “le había aparecido dos veces”, solo se relaciona con la aparición en los sueños, no de otras maneras.

Lección:
El Zohar analiza el aspecto de las revelaciones a través de los sueños, pero hay algunas grandes lecciones que aprender de esta historia.

El primer punto es que incluso como nuevo rey, Shlomó dio prioridad a conectarse con Hashem a través del Santo Tabernáculo. Él llevó mil holocaustos para establecer la máxima conexión con el Árbol de la Vida.

Debido a que abrió un gran canal, Hashem le reveló que estaba listo para conceder los deseos de Shlomó. Si tuviéramos una opción similar para pedir lo que queremos, la mayoría de nosotros pediríamos cosas relacionadas con este mundo, principalmente en relación con el dinero, la salud y las relaciones.

Divré Haiamim Bet/Crónicas II 1:10
“Dame ahora sabiduría y ciencia, para que yo pueda gobernar a este pueblo; porque ¿quién podrá juzgar a este Tu pueblo tan grande?”

El Rey Shlomó le pidió a Hashem que abriera sus ojos a la sabiduría, para ver la verdad en el pueblo. Al hacerlo, abrió un canal a una revelación y Hashem respondió:

Id. 1:11
“Y Hashem respondió a Shlomó: ´Por cuanto hubo este pensamiento en tu corazón y no has pedido riquezas, hacienda ni honra, ni la vida de tus enemigos; ni tampoco has pedido larga vida, sino que has pedido para tí mismo sabiduría y ciencia, para que puedas juzgar a Mi pueblo, sobre el cual te hecho rey”.

Id. 1:12
Sabiduría y ciencia te son dadas; también te daré riquezas y hacienda y gloria, cuales nunca ha tenido ninguno de los reyes que han sido antes de ti, ni después de ti las tendrá así ninguno”

El mundo es demasiado oscuro y corrupto para que podamos esperar que Hashem se nos revele y nos conceda nuestros deseos. Podemos lograr la conexión con la sabiduría Superior mediante el estudio de la Torá a través del Zohar y otras enseñanzas cabalísticas que se basan en el Zohar como el Santo Arí, Rabí Ashlag y otros.

Con una sabiduría elevada podemos ver la verdad que nos rodea y nuestras vidas se vuelven más claras y mejores. Si logramos corrección y pureza, podemos incluso merecer la abundancia en el mundo material. Todo depende del tipo de canales de Luz que abrimos en nuestras vidas.

Otra lección importante es saber que incluso cuando logremos una mayor comprensión de la sabiduría, el Lado Negativo siempre estará esperando que nos engañemos y nos movamos hacia un camino equivocado.

El Rey Shlomó se casó con muchas mujeres, principalmente para establecer relaciones diplomáticas buenas y pacíficas. Ahí es donde falló porque algunas de las mujeres adoraban a los ídolos y él les construyó lugares de culto.

Cuando nos sentimos fuertes espiritualmente, este es el momento en que debemos ser muy cuidadosos con nuestro comportamiento. Debemos permanecer humildes y seguir rutinas puras para evitar las trampas del Otro Lado.

Muchos grandes Rabís cayeron ante las tentaciones de las mujeres, la fama y el dinero. Muchos de ustedes escucharon al menos una o dos de esas historias. ¡Aunque tengas una corona sobre tu cabeza, nunca puedes ser un rey a menos que te comportes como un rey!

{||}