Zohar Diario # 2915 – Vaiejí – Como evitar la vergüenza dolorosa

Daily Zohar 2915

Holy Zohar text. Daily Zohar -2915

Traducción Española de Daniel Schulman

69. Rabí Aba iba caminando desde Capadocia con Rabí Iosi. Mientras caminaban vieron allí a un hombre con una marca en su rostro. ¡Ay de los impíos, que morirán sin arrepentimiento, y la marca no desaparecerá, ni en este mundo ni en el Mundo que Viene!

70. “… y me dijo: ‘He aquí que Yo te haré fecundo y te multiplicaré'” (Bereshit/Génesis 48:4). Rabí Aba abrió la discusión hablando en relación con el versículo: “Ya no se avergonzará más Iaacov y ya no palidecerá más su rostro” (Ieshaiahu/Isaías 29:22). Un hombre que promete algo bueno a otro hombre se avergonzará de no cumplir su promesa. Cuánto más si es una PROMESA viene al hombre desde Arriba. Si no trae la bondad a sus hijos que dijo que traería, se avergonzará.

71. El Santo, bendito sea Él, le dijo A IAACOV, “He aquí que Yo te haré fecundo y te multiplicaré” a través de esta bendición que Me ha sido dada DESDE BINÁ “y daré esta tierra a tu simiento”. Sin embargo, SUS HIJOS no están en la tierra de Israel, ni está EL SANTO, BENDITO SEA EL, con ellos. ESTO ES SUPUESTAMENTE VERGONZOSO QUE ÉL PROMETA Y QUE SIN EMBARGO NO CUMPLA. Pero cuando llegue el fin de Mashiaj Y SU PROMESA se cumpla, el Santo, bendito sea Él, dijo: “Ya no se avergonzará más Iaacov”. Ahora, el rostro del Iaacov Superno no se avergonzará, razón por la cual dijo: “y daré ESTA TIERRA A TU SIMIENTE” (Bereshit/Génesis 48:4). Porque hasta ahora, no tenía nada en su mano que darles, y estaba avergonzado. Ahora su promesa fue cumplida ante el Señor de los cielos y la tierra.

Traducción al hebreo:

69. רַבִּי אַבָּא הָיָה הוֹלֵךְ מִקַּפּוֹטְקִיָּא, וְהָיָה עִמּוֹ רַבִּי יוֹסֵי. עַד שֶׁהָיוּ הוֹלְכִים, רָאוּ אִישׁ אֶחָד שֶׁהָיָה בָּא וְרֹשֶׁם אֶחָד בְּפָנָיו. אֲבָל אוֹי לָהֶם לָרְשָׁעִים שֶׁיָּמוּתוּ בְּלִי תְשׁוּבָה, שֶׁלֹּא יָזוּז מִמֶּנּוּ הָרֹשֶׁם לֹא בָּעוֹלָם הַזֶּה וְלֹא בָּעוֹלָם הַבָּא.
70. וַיֹּאמֶר אֵלַי הִנְנִי מַפְרְךָ וְהִרְבִּיתִךָ. רַבִּי אַבָּא פָּתַח וְאָמַר, פָּסוּק זֶה (ישעיה כט) לֹא עַתָּה יֵבוֹשׁ יַעֲקֹב וְלֹא עַתָּה פָּנָיו יֶחֱוָרוּ, וְכִי אִישׁ שֶׁאוֹמֵר טוֹב לְבֶן אָדָם כְּמוֹתוֹ, אִם לֹא יַשְׁלִים מַה שֶּׁאָמַר, פָּנָיו מִתְבַּיְּשׁוֹת, עַל אַחַת כַּמָּה וְכַמָּה מֵהָעֶלְיוֹנִים לִבְנֵי אָדָם, שֶׁאִם לֹא מֵבִיא כָּל טוֹב שֶׁאָמַר עַל בָּנָיו, פָּנָיו מִתְבַּיְּשׁוֹת.
71. אָמַר לוֹ הַקָּדוֹשׁ בָּרוּךְ הוּא, אֲנִי יִשְׂרָאֵל הָעֶלְיוֹן שֶׁאֲנִי מַרְבְּךָ וּמְגַדֶּלְךָ, הַבְּרָכָה הַזּוֹ שֶׁנָּתַן לִי, וְאֶתֵּן אֶרֶץ זוֹ לִבְנֵיכֶם לֹא הָיְתָה בָּאָרֶץ, לֹא הָיָה עִמָּם כְּשֶׁיָּבֹא קֵץ הַמָּשִׁיחַ וִיתֻקַּן. אָמַר הַקָּדוֹשׁ בָּרוּךְ הוּא, לֹא עַתָּה יֵבוֹשׁ יַעֲקֹב – כָּעֵת (לֹא) פְּנֵי יַעֲקֹב שֶׁלְּמַעְלָה לֹא מִתְבַּיְּשִׁים מִשֶּׁאָמַר לָהֶם אֶתֵּן, הֲרֵי עַד עַכְשָׁו לֹא הָיוּ בְיָדוֹ, וְהָיוּ פָנִים מְבֻיָּשׁוֹת. כָּעֵת שֶׁלּוֹ מִסְתַּיֵּעַ מִלִּפְנֵי רִבּוֹן הַשָּׁמַיִם וְהָאָרֶץ.

Comentario de Zion Nefesh:
Traducción de Daniel Schulman
#69
Mientras Rabí Aba y Rabí Iosi caminaban desde Capadocia vieron a un hombre con una marca especial en el rostro. Ellos dijeron: ¡Pobre del malvado que muere sin arrepentimiento, Teshuvá, porque su marca no será removida de su rostro en este mundo ni en el próximo.

#70
Ieshaiahu/Isaías 29:22
“Por tanto, Hashem que redimió a Avraham dice así respecto de la casa de Iaacov: ‘Ya no se avergonzará más Iaacov y ya no palidecerá más su rostro”

Si una persona promete a otra algún bien y no cumple con su promesa, una impresión de vergüenza se marcará en su rostro. Las promesas que provienen de Hashem para traer beneficios a sus hijos causarán gran vergüenza en los niveles superiores, si las promesas no se cumplen.

# 71
Bereshit/Génesis 48:4
“Y me dijo: ‘He aquí que Yo te haré fecundo y te multiplicaré y te constituiré en congregación de pueblos; y daré esta tierra a tu
simiente después de ti por posesión para siempre”.

El Santo, bendito sea Él, prometió y bendijo a Iaacov y a sus descendientes para que la Tierra de Israel fuera su posesión eterna. Ahora sus hijos están en el exilio y el Santo Templo no está con ellos para atraer la Luz al mundo.

Hay un aspecto de vergüenza presente hasta que se cumplen las promesas. Cuando termine el proceso de corrección con el reino de Mashíaj, las promesas de Hashem se cumplirán y no habrá más vergüenza ni Arriba ni abajo. Antes del Tikun final del mundo, las promesas no pueden cumplirse. Después de la llegada de Mashíaj, la tierra y los cielos se unirán en igualdad y el flujo de bendiciones cumplirá todas las promesas y “no se avergonzará más Iaacov” (Ieshaiahu/Isaías 29:22).

Las promesas de Hashem están disponibles para su cumplimiento en que fueron realizadas. La única condición es que necesitamos tener la vasija adecuada para recibir la Luz del cumplimiento de esa promesa para que ésta se manifieste en este mundo.

Es por eso que Hashem hizo un plan de ‘respaldo’ para rescatarnos si no pudiéramos completar el Tikun. Enviará a Mashíaj para que realice la ‘limpieza’ final, elimine todas las negatividades que quedan en el mundo y restaure el flujo de bendiciones prometidas desde el principio.

Las promesas a Iaacov no se cumplieron porque él no pudo construir la ‘vasija’ adecuada para las promesas. Debido a que las promesas fueron hechas a Iaacov, la vergüenza está en su rostro, existe en los niveles superiores. Ahora podemos entender el versículo que dice “No se avergonzará más Iaacov”

Lección:
Las lecciones de este Zohar son muy profundas e importantes. Todo el Zohar acerca de la porción Vaiejí de la Torá trata sobre la vida y la muerte, arriba y abajo.

Las personas que experimentaron la muerte y asistieron a la Corte Celestial sintieron una gran y dolorosa sensación de vergüenza por todas las iniquidades que cometieron.

La Torá y los preceptos nos brindan la Luz para corregir y satisfacer cualquier falta que podamos tener en nuestra alma. Si no realizamos las correcciones, nuestra alma estará ‘desnuda’ ante la Corte Celestial después de la muerte y sentirá una gran y dolorosa vergüenza.

Para evitar situaciones ‘vergonzosas’ realizamos esfuerzos para no perder oportunidades de estudiar, hacer el bien, purificar nuestras vasijas y corregir nuestras almas.

{||}