Zohar Diario # 1648 – Nóaj – Nombre su destino

Daily Zohar 1648

Holy Zohar text. Daily Zohar -1648

Traducción al Español: Daniel Schulman

14. Una explicación diferente dada DE LAS PALABRAS “Nóaj, Nóaj “(Bereshit/Génesis 6: 9) es que debido a que éste era justo, Él lo premió dos veces LLAMÁNDOLO “NÓAJ, NÓAJ” ES DECIR, “perfecto entre sus contemporáneos”, pero si éste hubiera vivido en cualquier otra generación, como la de Avraham, la de Moshé o la del Rey David, no habría sido considerado en absoluto. Otra explicación es que si esto es lo que él fue capaz de realizar en una generación en la que todos eran malvados, ¿cuánto más podría haber hecho en una generación en la cual todos eran justos?

Fin de la Tosefta.

15. Rabí Eleazar abrió su discurso CON LOS VERSÍCULOS: “ESTAS SON LAS GENERACIONES DE NÓAJ” Y “Vengan, vean las obras de Hashem, que ha hecho desolaciones en la tierra” (Tehilim/Salmos 46:9). Y PREGUNTÓ: “Vengan”: ¿cuál es el significado de “vengan”? Y RESPONDIÓ: Se relaciona con el versículo, “Visión dura me ha sido mostrada” (Ieshaiahu/Isaías 21: 2). Debido a que a través de Sus obras, el Santo, bendito sea Él, revela su profecía al Hombre. Y cuando una PROFECÍA DE HECHOS DUROS ES REVELADA CON ANTELACIÓN, ES LLAMADA ‘UNA VISIÓN DURA’. “Que ha hecho desolaciones” (Heb. ‘shamot’) alude seguramente a la palabra ‘shemot’, ‘nombres’, es la causa de todo lo que sucede. ESTO SIGNIFICA QUE DEBEMOS CONSIDERAR EL NOMBRE DE LO QUE SUCEDE. PORQUE EL SANTO, BENDITO SEA ÉL, COLOCA EL NOMBRE EN LA BOCA DE HOMBRE PARA QUE ÉSTE PUEDA DESIGNAR TODO LO QUE MORA O SUCEDE SOBRE LA TIERRA. POR LO TANTO EL VERSÍCULO REALMENTE NOS CONVOCA PARA QUE VAYAMOS A OBSERVAR LAS OBRAS DE HASHEM A TRAVÉS DE LOS NOMBRES A TRAVÉS DE LOS CUALES SON LLAMADAS EN LA TIERRA. PORQUE EL SANTO, BENDITO SEA ÉL, ACTÚA CON ANTICIPACIÓN, PONIENDO NOMBRES EN LA BOCA DEL HOMBRE COMO PROFECÍA.

 

Traducción al Hebreo:

14. דָּבָר אַחֵר אֵלֶּה תּוֹלְדֹת, מִשּׁוּם שֶׁהָיָה צַדִּיק שִׁבַּח אוֹתוֹ פַּעֲמַיִם. תָּמִים הָיָה בְּדֹרֹתָיו, אֲבָל בְּדוֹרוֹת אֲחֵרִים אֵינוֹ נֶחְשָׁב לִכְלוּם, כְּמוֹ דּוֹרוֹ שֶׁל אַבְרָהָם וְדוֹר מֹשֶׁה וְדוֹר דָּוִד. דָּבָר אַחֵר, רְאֵה מֶה עָשָׂה בְּדוֹר שֶׁכֻּלָּם רְשָׁעִים, קַל וָחֹמֶר אִלּוּ הָיָה בְּדוֹר שֶׁכֻּלָּם צַדִּיקִים. ע”כ התוספתא
15. רַבִּי אֶלְעָזָר פָּתַח, (תהלים מו) לְכוּ חֲזוּ מִפְעֲלוֹת ה’ אֲשֶׁר שָׂם שַׁמּוֹת בָּאָרֶץ. הַפָּסוּק הַזֶּה הֲרֵי נִתְבָּאֵר, וּבֵאֲרוּהוּ. אֲבָל לְכוּ חֲזוּ, מַה זֶּה חֲזוּ? כְּמוֹ שֶׁנֶּאֱמַר (ישעיה כא) חָזוּת קָשָׁה הֻגַּד לִי. בְּמַעֲשָׂיו שֶׁהַקָּדוֹשׁ בָּרוּךְ הוּא עוֹשֶׂה מִתְגַּלָּה נְבוּאָה עֶלְיוֹנָה לִבְנֵי אָדָם. אֲשֶׁר שָׂם שַׁמּוֹת – שֵׁמוֹת וַדַּאי, שֶׁהֲרֵי הַשֵּׁם גּוֹרֵם לַכֹּל.

 

Comentario de Zion Nefesh:

Tehilim/Salmos 46:9
“Vengan, vean las obras de Hashem, que ha hecho desolaciones (shamot) en la tierra”

Según el Zohar debemos leer la palabra ‘shamot’ como ‘shemot’. Las mismas letras con significado diferente.
El Zohar nos revela que las visiones y profecías llegan a las personas de acuerdo a las acciones de Hashem. Cuando vemos y entendemos los nombres de todo lo que existe, podemos ver la obra de Hashem.

En Bereshit/Génesis 2:19 leemos el poder que se nos da para hablar y nombrar todo lo que nos rodea.
“Hahem, Elokim, formó de la tierra todo animal silvestre y todo ser volador del cielo y los presentó al hombre para ver cómo los llamaría. El nombre que Adam le dio a cada criatura viviente, ése es su nombre”.

Las palabras son los bloques espirituales que se manifiestan en este mundo. Como aprendemos de este versículo, Hashem dio a Adam y a todos nosotros el poder de hablar y formar palabras para construir nuestro propio mundo. El Libro de las Formaciones llama a las letras hebreas ‘abanim’, ‘piedras’ y a las palabras ‘tibot’, ‘cajas, cofres’. Cada letra es un bloque y cada palabra es una vasija que porta Luz y energía específica.

Todo lo que existe tiene un nombre que define su esencia. La Cabalá utiliza el valor numérico de cada letra y cada palabra para revelar y explicar su fuerza interior.

En Bereshit/Génesis 1:27 leemos “Creó Elokim al hombre a Su imagen…” y en el capítulo siguiente (2:7) leemos “Hashem, Elokim, formó al hombre del polvo del suelo e insufló en sus narices el aliento de la vida, entonces el hombre se transformó en un ser viviente”

En un primer momento, Hashem ‘creó’ al hombre en el nivel espiritual con todo su potencial, hombre y mujer juntos. En el segundo momento Hashem ‘formó’ al hombre del polvo del suelo. Entendemos que la fuerza espiritual debe existir antes de la acción en el nivel inferior y material.

La energía espiritual de las letras Hebreas existía incluso antes de que el mundo fuera creado. Tenemos el poder de colocarlas juntas y ‘formar’ nuevas energías.

El nombre de uno es lo que uno es. La palabra que uno utiliza en su vida determina el mundo que lo rodea, así como el futuro porque la energía que uno revela en el mundo se manifestará con el tiempo.

{||}