Zohar Diario # 2180 – Balak – Para un buen aroma

Daily Zohar 2180

Holy Zohar text. Daily Zohar -2180

Traducción Española de Daniel Schulman

40. Se podría decir que la bendición después de la comida es también similar a ésta, ya que la copa de vino de la bendición se considera la convocatoria. ¿Por qué se dice: ’Digamos la bendición’ CON EL PROPÓSITO DE INVITAR? ÉL RESPONDE: Es sólo porque al principio, cuando uno bebió, dijo: ‘Quién crea el fruto de la vid’? Aquí, EL VINO QUE YA CUMPLIÓ SU propósito de invitar y ahora en la bendición después de la comida requerimos algo más para una invitación diferente, ya que la copa es para el Santo, bendito sea Él, y no para el alimento. Por lo tanto, la convocatoria debe hacerse por vía oral.

41. Uno podría decir que: ‘Bendito sea Aquel por cuya generosidad hemos comido’ es la invitación y que ‘bendito es Aquel por cuya generosidad hemos comido’ es la bendición. Y SI ES ASÍ, POR QUÉ ES NECESARIO DECIR ANTES DE ESTO ‘BENDIGAMOS’? ÉL RESPONDE: Eso es ciertamente así; sin embargo, bendigamos a AQUEL POR CUYA GENEROSIDAD HEMOS COMIDO, que es otra invitación. Es una invitación para Aquel que crea el fruto de la vid. Primero, CUANDO SE DIJO ‘BENDIGAMOS’ eso es una invitación general para la copa de la bendición, QUE ES EL SECRETO DE MALJUT. Tan pronto como se toma esta copa, se realiza una invitación adicional en la frase: ‘Bendigamos’. Eso es para el mundo Superno, QUE ES ZEIR ANPÍN, de donde emana todo el sustento y las bendiciones. Como resultado de ello, de una manera oculta es QUE EL NOMBRE NO SE MENCIONA EN ESTA, SINO SIMPLEMENTE, ‘BENDIGAMOS A AQUEL POR CUYA GENEROSIDAD HEMOS COMIDO’. El Reino Superior está oculto y no se realiza ninguna invitación ABIERTA excepto SOLO a través de este nivel, pero con la copa de la bendición HAY UNA INVITACIÓN ABIERTA. Rabí Iehudá dijo: Alabada sea nuestra suerte, que desde este día estoy en este mundo. Hasta ahora, no he oído estas cosas. Sin duda es como dije, que éste no es humano.

Traducción al hebreo:

40. וְאִם תֹּאמַר, אַף כָּךְ לְבִרְכַּת זִמּוּן כּוֹס בְּרָכָה הָיְתָה הַזְמָנָה, מַדּוּעַ הָבָה וּנְבָרֵךְ? אֶלָּא הוֹאִיל וּבַתְּחִלָּה כְּשֶׁהָיָה שׁוֹתֶה אָמַר “בּוֹרֵא פְּרִי הַגֶּפֶן”, הֲרֵי זֶה הָיָה הַזְמָנָה. וְכָעֵת לְבִרְכַּת הַמָּזוֹן צְרִיכִים שִׁנּוּי לְהַזְמָנָה אַחֶרֶת, שֶׁהֲרֵי כּוֹס זוֹ הוּא לַקָּדוֹשׁ-בָּרוּךְ-הוּא, וְלֹא לַמָּזוֹן, וּמִשּׁוּם זֶה צָרִיךְ הַזְמָנַת הַפֶּה.
41. וְאִם תֹּאמַר, נְבָרֵךְ שֶׁאָכַלְנוּ מִשֶּׁלּוֹ זוֹהִי הַזְמָנָה, בָּרוּךְ שֶׁאָכַלְנוּ מִשֶּׁלּוֹ זוֹהִי בְּרָכָה – כָּךְ זֶה בְּוַדַּאי. אֲבָל נְבָרֵךְ זוֹהִי הַזְמָנָה אַחֶרֶת, הַזְמָנָה שֶׁל בּוֹרֵא פְּרִי הַגֶּפֶן. (שֶׁל הַפֶּה) שֶׁהַקּוֹדֶמֶת הִיא הַהַזְמָנָה לְכוֹס שֶׁל בְּרָכָה סְתָם. וְכוֹס זוֹ, כֵּיוָן שֶׁנָּטַל, הִיא הַזְמָנָה אַחֶרֶת בְּמִלַּת נְבָרֵךְ לְגַבֵּי עוֹלָם הָעֶלְיוֹן, שֶׁכָּל מְזוֹנוֹת וּבְרָכוֹת יוֹצְאוֹת מִשָּׁם. וּמִשּׁוּם זֶה הוּא בְּדֶרֶךְ נִסְתָּר, שֶׁעוֹלָם הָעֶלְיוֹן הוּא נִסְתָּר וְאֵין אֵלָיו הַזְמָנָה, אֶלָּא בְּדַרְגָּה זוֹ כּוֹס בְּרָכָה. (שֶׁבְּמִלַּת נְבָרֵךְ) אָמַר רַבִּי יְהוּדָה, אַשְׁרֵי חֶלְקֵנוּ שֶׁמִּיּוֹם הָעוֹלָם עַד כָּעֵת לֹא שָׁמַעְנוּ דְבָרִים אֵלּוּ, וַדַּאי הֲרֵי אָמַרְנוּ שֶׁזֶּה אֵינוֹ בֶּן אָדָם.

Comentario de Zion Nefesh:
Traducción de Daniel Schulman
La bendición sobre los alimentos comienza con “Hav Lan Venivrij”, “Señores, digamos la bendición”
Luego continuamos con “Bendito sea Aquel por cuya generosidad hemos comimdo y merced a cuya bondad vivimos”.

El propósito de la ‘invitación’ es conectar la Shejiná que está con nosotros en el mundo inferior con el nivel Superiorde Zeir Anpin.

Si es importante entender que la comida es asunto de la muerte. Ésta tiene un estado temporal de energía vital. Todo lo que comemos es básicamente ‘matado’ antes de comer, incluso una fruta fresca que acaba de ser recogida del árbol inmediatamente entra en el proceso de decadencia y caducidad. Comer la carne de un animal se produce después de que éste fue muerto y descuartizado, a veces es muerto y congelado durante un largo periodo de tiempo.

Cada producto alimenticio tiene un aspecto muerte. Nuestro cuerpo está construido de la ‘materia’ de este mundo y la vida nos fue dada a través del agua en el útero materno. Cuando nos conectamos con nuestra fuente de vida, que es la Torá, tenemos la continuidad en el Mundo Venidero, de otro modo estamos en el proceso de caducidad.

Para sostener el cuerpo dependemos de la materia física de este mundo.
Las leyes de Kashrut en la Torá nos protegen de la conexión con energías no deseadas. La comida puede tener una larga lista de buenos nutrientes (físicos), pero la energía agregada a ella coloca marcas oscuras y de muerte en el alma. Recuerda los hedores de muerte y cuando venga el Mashiaj queremos oler en nuestro mejor momento.

Le recomiendo que dejar de comer todos los alimentos no kosher, especialmente la carne. Le recomendaría minimizar o detener por completo el consumo de carne, incluso la carne kosher, a menos que sea vital para la salud de su cuerpo.

El pescado no requiere de una forma de faena correcta e incluso se puede comer crudo, pero el tipo de alimento para peces/ mar es importante. Los gusanos no son kosher porque se alimentan de residuos y su energía es negativa y de muerte. Una buena langosta podría ser muy sabrosa, pero también muy mortal. Considere la posibilidad de ésta se convierte en veneno en el momento que es matada. La energía de muerte es muy fuerte en los mariscos como la langosta. Es por ello que las langostas se cocinan cuando aun están vivas. La cocción mata las bacterias de muerte en la carne de la langosta antes de que se propaguen.

Antes de comer cualquier cosa, haga una pausa y medite para conectarse con la fuerza vital que se encuentra en la comida. Esto sería buen paso para extraer fuerza vital de la buena a su cuerpo.

Nunca realice una bendición sobre alimentos no kosher. Podría traer juicio en lugar de bendiciones. Si está en duda, simplemente medite y pida a la Luz que traiga solo lo bueno de los alimentos que consume.

Soy consciente de que muchos de ustedes pueden tener dificultades de tiempo para cambiar los hábitos de alimentación y evitar los alimentos que el cuerpo disfruta desde hace mucho tiempo. Conozco la sensación, porque pasé por lo mismo hace unos 30 años, cuando dejé de comer alimentos no kosher. Los antojos desaparecen muy rápido, especialmente cuando uno se da cuenta de que su deseo de Luz es mayor que el deseo por la comida.

El deseo del cuerpo para ser satisfecho es muy fuerte. Aliméntelo con la Luz de vida y no de muerte. Usted tal vez sea una gran persona que hace el bien a los demás, pero la comida que usted come afecta el aroma de su alma (Ver ZD # 2176).

Haga preguntas para entender.

{||}