Zohar Diario # 2273 – Lej Lejá – Golpee a la Serpiente

Daily Zohar 2273

Holy Zohar text. Daily Zohar -2273

Traducción Española de Daniel Schulman

44. Entonces el alma se aparta de la inmundicia de la serpiente y entra en el trabajo santo. Y así está escrito: “cuando salió de Jarán”, de la ira y la agresión de Satán, que hasta ahora había gobernado sobre el cuerpo engañándolo.

45. La Orlá (lit. ´prepucio’ rige sobre el árbol por tres años, QUE SON LLAMADOS LOS “AÑOS ORLÁ”. En el ser humano, los primeros trece años se llaman los “años Orlá”. Después de que el cuerpo ha vivido estos años, el alma se despierta para cumplir su santa tarea. Recibe entonces el control total sobre el cuerpo e inspira la bondad necesaria para vencer a la serpiente. Y entonces la serpiente no será capaz de controlar el cuerpo como lo hacía anteriormente.

46. Como está escrito: “Y Avram tomó a Sarai su mujer…” (Bereshit/Génesis 12: 5). “SARAI SU MUJER” se refiere al cuerpo, que en comparación con el alma es como la hembra hacia el varón. “Y a Lot, hijo de su hermano” se refiere a la serpiente que no abandona por completo al cuerpo AUN DESPUÉS DE TRECE AÑOS, porque el apego del cuerpo no se ha ido completamente de éste Sin embargo, la elevación del alma la golpea siempre, le advierte y la reprende, y la obliga a obedecer para que ya no pueda controlarla.

Traducción al hebreo:

44. אָז יוֹצֵאת מֵאוֹתָהּ זֻהֲמַת הַנָּחָשׁ, וְנִכְנֶסֶת לָעֲבוֹדָה הַקְּדוֹשָׁה. זֶהוּ שֶׁכָּתוּב בְּצֵאתוֹ מֵחָרָן [יְמֵי שִׁבְעִים שָׁנָה לֹא סְפוּרוֹת חַיִּים מֵאוֹתָם אַרְבַּע עֶשְׂרֵה] מֵאוֹתוֹ הָרֹגֶז וְהַתֹּקֶף שֶׁל [הַשָּׂטָן] הַהוּא הַנָּחָשׁ שֶׁהָיָה מֵסִית אוֹתוֹ עַד עַכְשָׁו אֶת הַגּוּף וְשׁוֹלֵט עָלָיו.
45. בָּאִילָן שׁוֹלֶטֶת עָרְלָה שָׁלֹשׁ שָׁנִים. בָּאָדָם שְׁלֹשׁ עֶשְׂרֵה שָׁנִים שֶׁנִּקְרָאִים שְׁנֵי עָרְלָה. כֵּיוָן שֶׁעָבְרוּ עַל הַגּוּף אוֹתָן הַשָּׁנִים וְהִתְעַבְּרָה [ד”א וְהִתְעוֹרְרָה] הַנְּשָׁמָה לַעֲבֹד אֶת עֲבוֹדַת הַקֹּדֶשׁ, הִיא מְצַוָּה אֶת הַגּוּף לְרָצוֹן טוֹב, לְהַכְנִיעַ אֶת אוֹתוֹ הַנָּחָשׁ שֶׁהִנֵּה לֹא יָכוֹל לִשְׁלֹט כְּמוֹ שֶׁהָיָה.
46. שֶׁכָּתוּב וַיִּקַּח אַבְרָם אֶת שָׂרַי אִשְׁתּוֹ וְגוֹ’ [אַבְרָם זוֹ י’. אֶת שָׂרַי זוֹ ה’. י’ זוֹ הַנְּשָׁמָה לִנְשָׁמָה, וְהוּא זָכָר. ה’ זוֹ הַנְּשָׁמָה שֶׁל הַנְּקֵבָה.] זֶה הַגּוּף, שֶׁהוּא אֵצֶל הַנְּשָׁמָה כְּמוֹ נְקֵבָה אֵצֶל הַזָּכָר. וְאֶת לוֹט בֶּן אָחִיו – זֶה [יֵצֶר הָרָע] הַנָּחָשׁ שֶׁלֹּא זָז כָּל כָּךְ מִן הַגּוּף, מִשּׁוּם הַדְּבֵקוּת שֶׁל הַגּוּף לֹא כָּל כָּךְ זָזִים [הַזְּמַן הַהוּא] מִמֶּנּוּ. אֲבָל הִתְעוֹרְרוּת הַנְּשָׁמָה תָּמִיד מַלְקָה אוֹתוֹ וּמַתְרָה בּוֹ וּמוֹכִיחָה אוֹתוֹ וּמַכְנִיעָה אוֹתוֹ בְּעַל כָּרְחוֹ, וְלֹא יָכוֹל לִשְׁלֹט.

Comentario de Zion Nefesh:
Traducción de Daniel Schulman
Continuación del ZD anterior

A partir de los 13 años, con el apoyo de la Torá, la persona es capaz de superar la fuerza de Satán y controlarlo.

Bereshit/Génesis 12:5
“Y Avrám tomó a Sarai su mujer y a Lot, hijo de su hermano, con todos sus bienes que habían acopiado y las almas que habían adquirido en Jarán y salieron para ir a la tierra de Kna’an; y llegaron a la tierra de Kna’an”.

La mujer de Avram es el aspecto del cuerpo, la vasija del alma. ‘Y Lot’ es la Serpiente que siempre está con el cuerpo, incluso después de los 13 años. El cuerpo físico es donde la Serpiente y sus agentes negativos pueden aferrarse fácilmente.

El alma de una persona conectada espiritualmente puede vencer a la Serpiente y obligarla a seguir los deseos del alma y no del cuerpo. “Y las almas que habían adquirido en Jarán”, es el aspecto de las correcciones que atravesó el alma, mientras supera la influencia de Satán y los deseos del cuerpo.

La mayoría de nosotros vivimos con la Serpiente que nos manipula para que sigamos su voluntad y sus deseos. Para recuperar el control de nuestras vidas tenemos que utilizar el estudio de la Torá a través del Zohar para ‘golpear’ a la serpiente y minimizar su influencia negativa sobre nosotros. Con cada estudio diario del Zohar vencemos a la Serpiente haciéndola esconder más profundo en nuestra conciencia. Mientras sigamos golpeándola con el Zohar, ésta permanece pequeña con un control mínimo o nulo sobre nosotros.

{||}