Zohar Diario # 2588 – Vaietzé – Lecciones de Tzadok el ‘pequeño’

Daily Zohar 2588

Holy Zohar text. Daily Zohar -2588

Traducción Española de Daniel Schulman

44. Rabi Itzjak dijo: No pasaron muchos días antes de que conociera a ese hombre y a su hijo menor. Yo le pregunté, ¿dónde está tu otro hijo? Él respondió: Lo casé y ahora está con su esposa. Él me reconoció y por lo tanto dijo: En verdad no te invité a la celebración del matrimonio de mi hijo por tres razones. Una es que yo no te conocí ni te reconocí y un hombre es invitado de acuerdo a su honor. Pensé que tal vez eras un hombre digno y que yo podría menospreciar tu honor. Otra es que puedes estar apurado en tu camino y no quería molestarte. Y la última fue para que los invitados a la fiesta no te avergonzaran, porque es nuestra costumbre que todos los que comen en la mesa de los novios, prodiguen regalos y obsequios. Yo le respondí: Que el Santo, bendito sea Él, te juzgue amablemente. Le pregunté: ¿Cuál es tu nombre? Él dijo: Tzadok el Pequeño. En ese momento aprendí de él trece secretos supernos de la Torá. Y de su hijo aprendí tres secretos, uno relacionado con la profecía y el otro con los sueños, LO CUAL SIGNIFICA QUE ÉL APRENDIÓ DE ÉL TRES SECRETOS SOBRE LA DIFERENCIA ENTRE LA PROFECÍA Y EL SUEÑO.

Traducción al hebreo:

44. אָמַר רַבִּי יִצְחָק, לֹא הָיוּ [אֶלָּא] יָמִים מוּעָטִים עַד שֶׁפָּגַשְׁתִּי אוֹתוֹ הָאִישׁ, וּבְנוֹ הַקָּטָן עִמּוֹ. אָמַרְתִּי לוֹ, אֵיפֹה בִּנְךָ הָאַחֵר? אָמַר לִי, עָשִׂיתִי לוֹ הִלּוּלָא, וְנִשְׁאַר עִם אִשְׁתּוֹ. כֵּיוָן שֶׁהִכִּיר אוֹתִי, אָמַר לִי, חַיֶּיךָ שֶׁלֹּא הִזְמַנְתִּי אוֹתְךָ לַחֲתֻנַּת בְּנִי מִשּׁוּם שְׁלֹשָׁה דְבָרִים: אֶחָד – שֶׁלֹּא יָדַעְתִּי בְךָ וְלֹא הִכַּרְתִּי אוֹתְךָ, שֶׁכָּךְ מַזְמִינִים אֶת הָאָדָם – כְּפִי כְבוֹדוֹ, וְאוּלַי אַתָּה אִישׁ גָּדוֹל וְיִפָּגֵם כְּבוֹדְךָ. וְאֶחָד – אוּלַי אַתָּה הוֹלֵךְ לְדַרְכְּךָ בְּחִפָּזוֹן וְלֹא אַטְרִיחַ עָלֶיךָ. וְאֶחָד – שֶׁלֹּא תִתְבַּיֵּשׁ לִפְנֵי אַנְשֵׁי הַחֲבוּרָה, שֶׁדַּרְכֵּנוּ – שֶׁכָּל אוֹתָם שֶׁאוֹכְלִים עַל שֻׁלְחַן חָתָן וְכַלָּה, כֻּלָּם נוֹתְנִים לָהֶם אוֹצָרוֹת וּמַתָּנוֹת. אָמַרְתִּי לוֹ, הַקָּדוֹשׁ בָּרוּךְ הוּא יָדוּן אוֹתְךָ לְטוֹב. אָמַרְתִּי לוֹ, מַה שִּׁמְךָ? אָמַר לִי, צָדוֹק הַקָּטָן. בְּאוֹתָהּ שָׁעָה לָמַדְתִּי מִמֶּנּוּ שְׁלֹשָׁה עָשָׂר [תְּרֵיסַר] סוֹדוֹת עֶלְיוֹנִים בַּתּוֹרָה, וּמִבְּנוֹ שְׁלֹשָׁה, אֶחָד בִּנְבוּאָה, וְאֶחָד [וּשְׁנַיִם] בַּחֲלוֹם.


Comentario de Zion Nefesh:

Traducción de Daniel Schulman


# 44
Rabí Shimón escuchó de su alumno, Rabí Itzjak acerca del estudio que habían recibido anteriormente de los hijos de Rabí Tzadok, a quien llamaban ‘el débil’.

Rabí Shimón continuó explicando que lo llamaban ‘débil’ porque ayunó durante 40 años con una oración para que el Santo Templo de Jerusalén no fuera destruido durante su vida.

Rabí Tzadok estaba explicando secretos profundos sobre cada palabra de la Torá. Sus estudios le dieron a los pueblos del mundo un camino recto para seguir.

Después de algún tiempo, Rabi Itzjak se encontró con Rabí Tzadok y su pequeño hijo. Le preguntó por su otro hijo y el Rabí Tzadok respondió que se había casado y que estaba con su esposa. Explicó que no lo invitó a la boda porque no lo conocía anteriormente, ni tenía conocimiento de su nivel espiritual para saber cómo honrarlo. Otra razón es que el Rabí Itzjak tal vez estuviera ocupado y no quería cargarle más. La tercera razón es que los amigos que comen en la mesa de la novia y el novio les entregan regalos generosos. Rabí Itzjak lo respetó y lo bendijo.

Lección:
La boda es el aspecto de la unificación de la Luz y la vasija a través del estudio (comida) de los secretos de la Torá. Rabí Itzjak no fue invitado a los estudios especiales de Rabí Tzadok porque no sabía cuánto podía contribuir a los estudios, que es el aspecto de dar ‘regalos generosos’.

Rabi Itzjak le preguntó su nombre y él respondió ‘Tzadok el pequeño’. En ese momento, Rabí Itzjak aprendió de él 13 secretos de alto nivel de la Torá. De su hijo aprendió tres secretos, uno relacionado con la profecía, otro relacionado con los sueños y otro relacionado con la diferencia entre ellos.

Lección: Aunque Rabí Tzadok era un gran Tzadik, se presentó simplemente declarando su nombre y agregando ‘pequeño’ para mostrar lo poco que pensaba de sí mismo. El Zohar nos enseña que aquellos que son pequeños en este mundo son grandes en el nivel espiritual. En este mundo, la mayoría de la gente se enorgullece de su inteligencia y estado social. Solo cuando estudiamos y conducimos la vida sin ego, podemos alcanzar niveles espirituales mayores.

{||}