Zohar Diario # 2722 – Emor – El primero de su cosecha

Daily Zohar 2722

Holy Zohar text. Daily Zohar -2722

Traducción Española de Daniel Schulman

54. Rabí Jiá abrió, “Oh Hashem, cuando Tú saliste de Seir, cuando marchaste del campo de Edom, la tierra se estremeció, también los cielos gotearon” (Shoftim/Jueces 5:4). Ven y mira, felices son Israel en este mundo y en el Mundo que Viene, dado que el Santo, bendito sea Él, los escogió y se unieron a Él y fueron llamados santos, una nación santa, QUE ES EL ASPECTO DE BINÁ. Además, Él los elevó a un grado Superno llamado Santidad, LA CUAL ES JOJMÁ, Y AQUELLA QUE RECIBE DE LA SANTIDAD, ES DECIR BINÁ, ES CONSIDERADA SANTA, como está escrito, “Israel es santidad para Hashem, las primicias de Sus frutos” (Irmiahu/Jeremías 2:3).Como hemos explicado, eso se debe a que Israel se unió a Él a través de Su nombre después de ocho días, están marcados por Su nombre, y son Suyos, como está escrito, “¿Y quién hay semejante a Tu pueblo Israel, única nación en la tierra?” (Shmuel Bet/Samuel II 7:23). Las naciones no se unen a Él, ni siguen Sus mandamientos y la huella santa está ausente de ellos, por lo que se unen al Otro Lado impío.

55. Ven y mira, cuando el Santo, bendito sea Él, deseaba entregar la Torá a Israel, convocó a los hijos de Esav y les preguntó: ‘¿Desean recibir la Torá?’ En ese momento, la tierra, MALJUT, tembló y quiso entrar en una grieta en el gran abismo. Dijo ante Él, Señor del Universo, ¿estarán las delicias de Tu alegría desde 2,000 años antes de la creación del mundo, QUE ES LA TORÁ, SEGÚN EL SIGNIFICADO DE, “ENTONCES ESTABA YO A SU LADO Y ERA SU DELICIA DE DÍA EN DÍA” (MISHLÉ/PROVERBIOS 8:30), ante los incircuncisos que no están grabados con Tu pacto?

Traducción al hebreo:

54. רַבִּי חִיָּיא פָּתַח, (שופטים ה) ה’ בְּצֵאתְךָ מִשֵּׂעִיר בְּצַעְדְּךָ מִשְּׂדֵה אֱדוֹם אֶרֶץ רָעָשָׁה גַּם שָׁמַיִם נָטָפוּ. בֹּא רְאֵה, אַשְׁרֵיהֶם יִשְׂרָאֵל בָּעוֹלָם הַזֶּה וּבָעוֹלָם הַבָּא, שֶׁהַקָּדוֹשׁ בָּרוּךְ הוּא הִתְרַצָּה בָהֶם, וְהֵם נִדְבָּקִים בּוֹ וְנִקְרָאִים קְדוֹשִׁים, עַם קָדוֹשׁ. וְכֵן עַד שֶׁהֶעֱלָה אוֹתָם לְדַרְגָּה עֶלְיוֹנָה שֶׁנִּקְרֵאת קֹדֶשׁ, שֶׁכָּתוּב (ירמיה ב) קֹדֶשׁ יִשְׂרָאֵל לַה’ רֵאשִׁית תְּבוּאָתֹה. כְּמוֹ שֶׁבֵּאַרְנוּ, שֶׁהֲרֵי יִשְׂרָאֵל מִשְּׁמוֹנָה יָמִים נִדְבָּקִים בִּשְׁמוֹ וּרְשׁוּמִים בִּשְׁמוֹ וְהֵם שֶׁלּוֹ, כְּמוֹ שֶׁנֶּאֱמַר וּמִי כְעַמְּךָ כְּיִשְׂרָאֵל גּוֹי אֶחָד בָּאָרֶץ. וְהָעֲמָמִים לֹא נִדְבָּקִים בּוֹ וְלֹא הוֹלְכִים בְּהַנְהָגוֹתָיו, וְהָרֹשֶׁם הַקָּדוֹשׁ נֶעְדָּר מֵהֶם, עַד שֶׁהֵם נִדְבָּקִים לַצַּד הָאַחֵר שֶׁאֵינוֹ קָדוֹשׁ.
55. וּבֹא רְאֵה, בְּשָׁעָה שֶׁרָצָה הַקָּדוֹשׁ בָּרוּךְ הוּא לָתֵת תּוֹרָה לְיִשְׂרָאֵל, הִזְמִין אוֹתָהּ לִבְנֵי עֵשָׂו. אָמַר לָהֶם: רוֹצִים אַתֶּם לְקַבֵּל תּוֹרָה? בְּאוֹתָהּ שָׁעָה רָגְזָה הָאָרֶץ הַקְּדוֹשָׁה, וְרָצְתָה לְהִכָּנֵס לְנֶקֶב תְּהוֹם רַבָּה. אָמְרָה לְפָנָיו: רִבּוֹן הָעוֹלָם, שַׁעֲשׁוּעֵי הַשִּׂמְחָה (שֶׁל הָעוֹלָם) אַלְפַּיִם שָׁנִים טֶרֶם שֶׁנִּבְרָא הָעוֹלָם, יִזְדַּמְּנוּ לְפָנָיו (יִזְדַּמְּנוּ תּוֹךְ) (יִזְדַּמֵּן לִפְנֵי) עֲרֵלִים שֶׁאֵינָם רְשׁוּמִים בִּבְרִיתְךָ?!

Comentario de Zion Nefesh:
Traducción de Daniel Schulman
# 54
Shoftim/Jueces 5:4
“Oh Hashem, cuando Tú saliste de Seír, cuando marchaste del campo de Edom, la tierra se estremeció, también los cielos gotearon, también las nubes gotearon aguas”

Rabí Jiá cita este versículo que fue cantado por la profetisa Dvorá después del triunfo de los Israelitas sobre el rey de Cnaán. Rabí Jiá continúa diciendo que el Santo, bendito sea Él, escogió a los Israelitas para que tuvieran porciones valiosas en este mundo y en el Mundo que Viene. Se los llama una nación Santa cuando se adhieren a Él y a la Torá.

La luz de ‘Santidad’, ‘Kedushá’, proviene del nivel de Jojmá a través de Biná. Cuando nos conectamos y recibimos esta Luz de Biná, somos llamados ‘Santo’, ‘Kadosh”.

En el octavo día del recién nacido realizamos la circuncisión que conecta el alma con Biná y la santidad porque Biná es el octavo nivel de Maljut.

Irmiahu/Jeremías 2:3
“‘Israel (era entonces) santidad para Hashem, la primicia de Sus frutos; todos los que le devoraban fueron tenidos por culpables; vino sobre ellos el mal’, dice Hashem

El profeta Jeremías declara las relaciones especiales entre Hashem e Israel, su pueblo, quienes tienen el nivel más elevado de almas, como la primera cosecha que se recoge del campo, que es lo mejor de la cosecha. Quienes toman de los Israelitas son culpables y serán castigados y perjudicados.

La Torá (Shemot/Éxodo 23:19) nos dice que los primeros frutos de la cosecha debían llevarse al Santo Templo. Los Israelitas, como primeros hijos de Hashem (Dvarim/Deuteronomio 14:12) pertenecen a Hashem y no pueden ser utilizados o esclavizados por otras naciones.

Aquellos que no siguen las leyes de la Torá no pueden alcanzar el aspecto de ‘Santo’ y caen en el juicio del Otro Lado.

# 55
Cuando el Santo, bendito sea Él, que trajo la Torá a los Israelitas, los hijos de Iaacov, invitó a los hijos de Esav, el hermano de Iaacov, a recibir la Torá. En ese momento, la “tierra tembló” (# 54 arriba) y Maljut estuvo a punto de caer en las Klipot del mundo de la Creación, Briá.

Mishlé/Proverbios 8:30
“Entonces estaba a Su lado, como el arquitecto (de todo); y era (Su) delicia de día en día, regocijándose siempre delante de Él”. Él explica que Maljut, que representa a la Torá le ‘recordó’ a Hashem que Él había estado ‘jugando’ con la Torá por dos mil años y cómo es que quería entregarles la Torá a los hijos de Esav, que no están circuncidados ni son parte del Pacto.

Los sabios nos enseñan que la Torá existía dos mil años antes de que Hashem creara el mundo. El versículo anterior dice “día” dos veces para significar dos mil porque un día de la Creación se consideran mil. La respuesta de Hashem en el siguiente estudio.

Las almas de Israel provienen del alma original de Adam y tienen una conexión más fuerte con el Padre y la Madre, que son Jojmá y Biná. Esto les da la aptitud de ser santos. Las otras almas son el resultado de diferentes pecados. Algunas son mezcla de bien y mal y otras son peores. Muchas almas Israelitas que tuvieron pecados en vidas anteriores siempre tienen la oportunidad de volver al camino recto y la santidad al conectarse más cerca del estudio de la Torá, el Zohar, para purificar sus almas y conectarse con el ‘octavo’.

La circuncisión es un paso importante para eliminar el bloqueo del Otro Lado y poder ‘escalar’ al ‘octavo’.

{||}