Zohar Diario # 2758 – Shlaj Lejá – Mana leche y miel, pero…

Daily Zohar 2758

Holy Zohar text. Daily Zohar -2758

Traducción Española de Daniel Schulman

63. Esto es lo que está escrito: “Y volvieron de la exploración de la tierra” (Bamidbar/Números 13:25). “Y volvieron” significa que regresaron al Lado del Mal y se retractaron del verdadero camino, diciendo: ¿Qué resultado obtuvimos? Hasta el día de hoy no hemos experimentado ningún beneficio mundano por nuestro trabajo en la Torá. La casa estaba vacía y fuimos instalados entre la clase baja del pueblo. ¿Quién va a merecer ese mundo y quién logrará entrar en él? Sería mejor para nosotros no trabajar tan duro. “Y le contaron diciendo… ” (Id. 27), Aquí trabajamos y estudiamos para conocer esa parte del mundo, COMO NOS ACONSEJASTE: “La cual ciertamente mana leche y miel” (Id.). Ese mundo de Arriba es realmente bueno, como nos informaron en la Torá, pero ¿quién podría merecerla?

64. “Empero es muy fuerte el pueblo” (Id 28). Poderosa es la NACIÓN QUE MERECE EL MUNDO SUPERIOR, que no valora a todo el mundo haciendo tratos y obteniendo grandes riquezas. ¿Quién es aquel QUE PODRÍA ACTUAR DE ESA MANERA para obtener méritos en el Mundo Superior? Ciertamente, “Empero es muy fuerte el pueblo que habita en aquella tierra”. Quien quiera obtener ganancias en ella debe ser rico y fuerte como dice: “En cambio el rico responde con aspereza (lit. ‘fuerza’)” (Mishlé/Proverbios 18:23). “y las ciudades están fortificadas y son muy grandes” (Bamidbar/Números 13:28), ES DECIR que nada faltará en hogares plenos de bondad. “Y también a los hijos de Anak hemos visto allí” (Id.), Lo cual significa que requiere un cuerpo firme y fuerte como un león, ya que la Torá disminuye la fuerza de una persona cuando se ocupa de lo prohibido y lo permitido, lo profano y lo puro, lo adecuado y lo rechazado. ¿Quién podría merecerla?

Traducción al hebreo:

63. זֶהוּ שֶׁכָּתוּב וַיָּשֻׁבוּ מִתּוּר הָאָרֶץ. וַיָּשֻׁבוּ, שָׁבִים לְצַד הָרָע וְשָׁבִים מִדֶּרֶךְ הָאֱמֶת. אוֹמְרִים, מָה אִכְפַּת לָנוּ? עַד הַיּוֹם לֹא רָאִינוּ טוֹב לָעוֹלָם. עָמַלְנוּ בָהּ, הַבַּיִת רֵיק, יָשַׁבְנוּ בְקָלוֹן בָּעָם, וּלְאוֹתוֹ עוֹלָם מִי יִזְכֶּה וּמִי יִכָּנֵס לְתוֹכוֹ? טוֹב לָנוּ שֶׁלֹּא טָרַחְנוּ כָּל זֶה. וַיְסַפְּרוּ לוֹ וַיֹּאמְרוּ וְגוֹ’, הֲרֵי עָמַלְנוּ וְעָיַפְנוּ בִּשְׁבִיל לָדַעַת חֵלֶק אוֹתוֹ עוֹלָם. וְגַם זָבַת חָלָב וּדְבַשׁ הִיא, טוֹב הוּא אוֹתוֹ עוֹלָם עֶלְיוֹן, כְּמוֹ שֶׁיָּדַעְנוּ בַתּוֹרָה, אֲבָל מִי יָכוֹל לִזְכּוֹת בּוֹ?
64. אֶפֶס כִּי עַז הָעָם, תַּקִּיף הוּא, שֶׁלֹּא יַחֲשִׁיב כָּל הָעוֹלָם כְּלָל, מִשּׁוּם שֶׁיִּהְיֶה לוֹ עֹשֶׁר רַב לְהִשְׁתַּדֵּל בּוֹ, מִי הוּא שֶׁיִּזְכֶּה בָּהּ? וַדַּאי אֶפֶס כִּי עַז הָעָם הַיֹּשֵׁב בָּאָרֶץ. מִי שֶׁרוֹצֶה לִזְכּוֹת בָּהּ, צָרִיךְ לִהְיוֹת חָזָק בְּעֹשֶׁר, כְּמוֹ שֶׁנֶּאֱמַר (משלי יח) וְעָשִׁיר יַעֲנֶה עַזּוֹת. וְהֶעָרִים גְּדֹלֹת בְּצֻרוֹת, בָּתִּים מְלֵאִים כָּל טוֹב שֶׁלֹּא יֶחֶסְרוּ מֵהַכֹּל. וְעִם כָּל זֶה, וְגַם יְלִדֵי הָעֲנָק רָאִינוּ שָׁם, צָרִיךְ גּוּף חָזָק, גִּבּוֹר כַּאֲרִי. (שֶׁיִּמָּצֵא שָׁם תָּמִיד) מִשּׁוּם שֶׁהִיא מַתֶּשֶׁת כֹּחוֹ שֶׁל אָדָם לְהִשְׁתַּדֵּל בְּאוֹתוֹ אִסּוּר וְהֶתֵּר, טָמֵא וְטָהוֹר, כָּשֵׁר וּפָסוּל. מִי יָכוֹל לִזְכּוֹת בָּהּ?

Comentario de Zion Nefesh:
Traducción de Daniel Schulman
Continuación del DZ anterior

# 63
Bamidbar/Números 13:25
“Y volvieron de la exploración de la tierra al cabo de cuarenta días”. Regresaron de espiar la Tierra, lo cual significa que abandonaron el camino de la verdad. Los espías regresaron con dudas sobre las futuras recompensas que provienen de los esfuerzos de seguir la Torá.

Id. 13:27
“Y le contaron (a Moshé) diciendo: “Llegamos a la tierra adonde nos enviaste, la cual ciertamente mana leche y miel; y este es el fruto de ella”.

El Zohar revela que los espías vieron el valor de la ‘Tierra’ cuando dijeron ‘ciertamente mana leche y miel’, pero su conciencia era limitada, pensando que no podían alcanzar ese nivel.

# 64
Bamidbar/Números 13:28
“Empero es muy fuerte el pueblo que habita en aquella tierra; y las ciudades están fortificadas y son muy grandes. Y también a los hijos de Anak hemos visto allí”.

El pueblo que habita en la Tierra era fuerte y feroz. Los espías asumieron que morar en la Tierra, que es la recompensa de la Torá, no era para todos. Las personas que pueden lograrlo deberían ser ricas y con fortalezas especiales como los habitantes actuales de la Tierra que acababan de ver.

‘Y las ciudades están fortificadas y son muy grandes’, y ‘a los hijos de Anak hemos visto allí’. Las palabras que usaron para describir lo que vieron revelaban sus miedos y debilidades.

Los hijos de Anak eran gigantes y los espías se veían a sí mismos en comparación con Anak como ‘langostas’ (versículo 13:33). La Torá requiere fuerza física para seguir las restricciones de los preceptos y los espías no pensaban que ‘pequeños’ como eran, no podrían cumplirlos.

{||}