Zohar Diario # 3115 – Balak – Mira hacia mí y tenme piedad

Daily Zohar 3115

Holy Zohar text. Daily Zohar -3115

Traducción Española de Daniel Schulman

198. Primero, UNO DEBE COLOCARSE como un siervo que debe preparar alabanzas para su Señor y cantar para Él. Eso se refiere a las alabanzas antes del servicio de oración. Después de esto, DEBE CONSIDERARSE un siervo después de que terminó de decir su oración de pie. Él es el siervo que dispone la plegaria para su Señor. Después de esto, DEBE CONSIDERARSE un siervo después de haber completado toda su oración y se va. Es por eso que David se consideraba un siervo tres veces en esta oración, como está escrito: “Tú, Elokim mío, salva a Tu servidor” y ” Alegra el alma de Tu servidor”. También está escrito: “Concede Tu fortaleza a Tu servidor” (Tehilim/Salmos 86:16). Tenemos aquí tres ocasiones en que es necesario considerarse un siervo. ESTO ES ANTES DE LA ORACIÓN, DESPUÉS DE LA PLEGARIA ‘AMIDÁ’ Y DESPUÉS DE TODO EL SERVICIO DE ORACIÓN COMO SE MENCIONÓ.

199. Entonces, UNO NECESITA ubicarse entre aquellos que han dado sus almas en aras de santificar el Santo Nombre. Eso se logra en la unificación del “Shemá Israel”, porque quien dispone tal entrega de sí mismo en este versículo, se considera como si hubiera renunciado a su alma para la santificación del nombre de Hashem.
200. Luego debe colocarse en el lugar del pobre, ya que durante el tiempo en que entra y toca a las puertas de lo Más Alto, cuando termina de decir ‘verdadero y cierto’ y se ha acercado “a quienes han redimido’ para la oración de Amidá, él alcanzará la oración de Amidá con el corazón quebrantado, pobre y destituido. Y colocará su voluntad para ser incluido entre los pobres en un corazón roto y humildad del alma.

Traducción al hebreo:

198. בַּתְּחִלָּה עֶבֶד – לְסַדֵּר שֶׁבַח לִפְנֵי אֲדוֹנוֹ וּלְזַמֵּר לְפָנָיו, וְזֶה בַּתִּשְׁבָּחוֹת שֶׁלִּפְנֵי הַתְּפִלָּה. אַחַר כָּךְ עֶבֶד לְאַחַר שֶׁהִתְפַּלֵּל תְּפִלַּת עֲמִידָה, הוּא עֶבֶד שֶׁסִּדֵּר תְּפִלַּת אֲדוֹנוֹ. אַחַר כָּךְ עֶבֶד אַחַר שֶׁהִתְפַּלֵּל כָּל תְּפִלָּתוֹ וְהָלַךְ לוֹ. וְעַל זֶה עָשָׂה עַצְמוֹ דָּוִד שָׁלֹשׁ פָּעָמִים בִּתְפִלָּה זוֹ עֶבֶד, שֶׁכָּתוּב הוֹשַׁע עַבְדְּךָ אַתָּה אֱלֹהַי. שַׂמֵּחַ נֶפֶשׁ עַבְדֶּךָ. וְכָתוּב (תהלים פו) תְּנָה עֻזְּךָ לְעַבְדֶּךָ. הֲרֵי שָׁלֹשׁ פְּעָמִים צָרִיךְ לָשִׂים עַצְמוֹ עֶבֶד.
199. אַחַר כָּךְ לָשִׂים עַצְמוֹ תּוֹךְ אֵלּוּ שֶׁמָּסְרוּ נַפְשָׁם עַל קְדֻשַּׁת שְׁמוֹ, כְּלוֹמַר בַּיִּחוּד שֶׁל שְׁמַע יִשְׂרָאֵל. שֶׁכָּל מִי שֶׁשָּׂם כָּךְ רְצוֹנוֹ בְּזֶה הַפָּסוּק, נֶחְשָׁב לוֹ כְּאִלּוּ מָסַר עַצְמוֹ עַל קְדֻשַּׁת הַשֵּׁם.
200. לְאַחַר שֶׁשָּׂם עַצְמוֹ עָנִי, בִּזְמַן שֶׁנִּכְנָס וְדוֹפֵק עַל פְּתָחִים שֶׁל רוּמֵי מְרוֹמִים, כְּשֶׁאוֹמֵר אֱמֶת וְיַצִּיב (וְסוֹמֵךְ) גְּאֻלָּה לִתְפִלָּה, לִהְיוֹת בִּתְפִלַּת עֲמִידָה שְׁבוּר לֵב עָנִי וּמִסְכֵּן. וְלָשִׂים רְצוֹנוֹ לְהִכָּלֵל בְּתוֹךְ הָעֲנִיִּים בְּשִׁבְרוֹן לֵב בִּנְמִיכוּת נֶפֶשׁ.

Comentario de Zion Nefesh:
Traducción de Daniel Schulman
Tehilim/Salmos 86:2
“Cuida mi alma porque soy devoto. ¡Tú, Elokim mío, salva a Tu servidor que confía en Ti”

Id. 86:4
“Alegra el alma de Tu servidor porque a Ti, Hashem, elevo mi alma”.

# 198
La persona debe comenzar su oración como un siervo alabando a su Señor. Los Salmos que recitamos al comienzo de la oración antes de la Amidá, que es la oración silenciosa, son alabanzas a Hashem.

Después de la Amidá, volvemos al estado de siervo; y la tercera vez como siervos después de toda la oración.

‘Salva a Tu servidor’ (Tehilim/Salmos 86:2), ‘Alegra el alma de Tu servidor’ de Salmos 86: 4, y ‘concede Tu fortaleza a Tu servidor’ (Salmos 86:16) representa las tres veces que oramos como siervos ante Hashem.

Tehilim/Salmos 86:16
“Mira hacia mí y tenme piedad; concede Tu fortaleza a Tu servidor; y salva al hijo de Tu servidora”

# 199
Durante la oración Shemá Israel, nos colocamos como Mártires, listos para dar nuestras almas para el proceso de unificación con la Luz. Cuando comenzamos la oración Shemá Israel meditamos para aceptar los cuatro tipos de muerte. Durante las primeras palabras del Shemá. Esta meditación es considerada para nosotros como si hubiéramos dado nuestras almas como mártires.

# 200
La Amidá está al nivel de Atzilut. Para abrir puertas para nuestras oraciones en este nivel Superior debemos orar como pobres y necesitados con un corazón roto para ser incluidos en la oración de los pobres que pasan fácilmente por las puertas de las oraciones en los cielos.

{||}