Zohar Diario # 3260 – Beshalaj – La rueda más importante

Daily Zohar 3260

Holy Zohar text. Daily Zohar -3260

Traducción Española de Daniel Schulman

105. Ven y mira: cuántos carros sobre carros hay, y las ruedas del carro corren rápidamente, y los soportes del carro no se abstienen de viajar en ellos. Y es así para todos ellos. Ven y mira: examina la Carroza del ministro sobre Egipto. Como se explicó, no se encontró un carro completo, como está escrito: “Quitó también las ruedas de los carros” (Shemot/Éxodo 14:25). Hubo muchos carros que viajaron sobre el soporte de una rueda que fue asignada sobre ellos. Tan pronto como fue eliminado de su dominio, todos los Carros fueron retirados de su control y no pudieron viajar. Luego, todos los inferiores, EN ESTE MUNDO, fueron retirados de su dominio, como está escrito: “Y también a Egipto y a sus dioses y a sus reyes; en fin, a Paró y a los que confían en él” (Irmiahu/Jeremías 46:25)

106. En ese momento, el reino de Egipto gobernaba sobre todas las demás naciones. Tan pronto como fue aplastado el poder de Egipto, se quebró el poder de las otras naciones. ¿Cómo lo sabemos? Porque está escrito: “Entonces fueron turbados los caudillos de Edom” (Shemot/Éxodo 15:15). Y, “Oyeron los pueblos y se estremecieron” (Id. 14), porque en ese momento todos estaban apegados al servicio de Egipto, dependían de Egipto para que loa ayude y todos solicitaron ayuda de Egipto para fortalecerse. . Por lo tanto, cuando se enteraron de los poderosos actos que el Santo, bendito sea Él, había realizado en Egipto, se desanimaron y no pudieron mantenerse firmes. Y todos temblaron y se estremecieron y perdieron su poder.

Traducción al hebreo:

105. בֹּא רְאֵה, כַּמָּה מֶרְכָּבוֹת עַל מֶרְכָּבוֹת נִמְצְאוּ, וְגַלְגַּלֵּי הַמֶּרְכָּבָה רָצִים בְּחִפָּזוֹן, וְלֹא מִתְעַכְּבִים אוֹתָם תּוֹמְכֵי הַמֶּרְכָּבָה לִנְסֹעַ עֲלֵיהֶם, וְכֵן כֻּלָּם (וְכָאן וַיְנַהֲגֵהוּ בִּכְבֵדֻת, בְּחִפָּזוֹן). בֹּא רְאֵה, הַמֶּרְכָּבָה הַמְמֻנָּה עַל הַמִּצְרִים, [אִם תֹּאמַר] פֵּרְשׁוּהָ, לֹא נִמְצֵאת מֶרְכָּבָה שְׁלֵמָה, שֶׁהֲרֵי כָּתוּב וַיָּסַר אֶת אֹפַן מַרְכְּבֹתָיו. כַּמָּה מֶרְכָּבוֹת הָיוּ שֶׁהָיוּ נוֹסְעִים עַל תּוֹמֵךְ גַּלְגַּל אֶחָד, שֶׁנִּפְקְדוּ עֲלֵיהֶם. כֵּיוָן שֶׁזֶּה הָעֳבַר מִשִּׁלְטוֹנוֹ, כָּל הַמֶּרְכָּבוֹת הָעָבְרוּ מִשִּׁלְטוֹנָם וְלֹא נָסְעוּ. אָז כֻּלָּם לְמַטָּה הָעָבְרוּ מִשִּׁלְטוֹנָם, שֶׁכָּתוּב עַל מִצְרַיִם (ירמיה מו) וְעַל פַּרְעֹה וְעַל הַבֹּטְחִים בּוֹ.
106. וּבְאוֹתוֹ זְמַן הַשַּׁלִּיט שֶׁל מִצְרַיִם שָׁלַט עַל כָּל שְׁאָר הָעַמִּים. כֵּיוָן שֶׁהָעֳבַר כֹּחַ מִצְרַיִם, נִשְׁבַּר כֹּחַ שְׁאָר הָעַמִּים. מִנַּיִן לָנוּ? שֶׁכָּתוּב אָז נִבְהֲלוּ אַלּוּפֵי אֱדוֹם וְגוֹ’, וְכָתוּב שָׁמְעוּ עַמִּים יִרְגָּזוּן וְגוֹ’. מִשּׁוּם שֶׁכֻּלָּם הָיוּ אֲחוּזִים בַּפֻּלְחָן שֶׁל הַמִּצְרִים, וַאֲחוּזִים בְּמִצְרַיִם לַסִּיּוּעַ שֶׁלָּהֶם. וּבְאוֹתוֹ זְמַן כֻּלָּם בִּקְשׁוּ אֶת הַסִּיּוּעַ שֶׁל מִצְרַיִם לְהִתְחַזֵּק. וְעַל זֶה, כֵּיוָן שֶׁשָּׁמְעוּ אֶת הַגְּבוּרוֹת שֶׁעָשָׂה הַקָּדוֹשׁ בָּרוּךְ הוּא בְּמִצְרַיִם, רָפוּ יְדֵיהֶם וְלֹא יָכְלוּ לַעֲמֹד, וְכֻלָּם הִזְדַּעְזְעוּ וְנִשְׁבְּרוּ מִשִּׁלְטוֹנָם.

Comentario de Zion Nefesh:
Traducción de Daniel Schulman
# 105
Rabí Shimón explica que el ministro supremo de los egipcios los lideraba en la persecución de los Israelitas. El siguiente versículo describe en una forma singular que Hashem quitó la ‘rueda’ de su ‘carro’ y que le fue difícil ‘conducir’.

Shemot/Éxodo 14:25
“Quitó también las ruedas de los carros, de manera que los hizo avanzar con suma dificultad. Entonces dijeron los egipcios: ‘¡Huyamos de la presencia de Israel, porque Hashem pelea por ellos contra los egipcios!'”

Aprendimos anteriormente que las ‘ruedas’ son las fuerzas que impulsan todo en este mundo. El ministro de Egipto era el ‘carro’ de las fuerzas que conducían los carros inferiores de los egipcios. Cuando Hashem retiró la primera rueda del control de su ministro, la Luz dejó de fluir hacia los egipcios y no pudieron moverse. Se dieron cuenta de que Hashem estaba luchando por los Israelitas y querían huir a un lugar seguro. Era demasiado tarde para ellos porque ya estaban dentro del mar y las paredes de agua a su derecha e izquierda se derrumbaron y se ahogaron.

Irmiahu/Jeremías 46:25
“Dice Hashem de los Ejércitos, Elokim de Israel: ‘He aquí que Yo castigaré a Amón, (dios) de No; a Paró también; y a Egipto y a sus dioses y a sus reyes; en fin, a Paró y a los que confían en él”

Hashem tiene control total sobre todos los ministros de las naciones del mundo. Leemos a continuación que todos los niveles inferiores de los ministros se ven afectados como dice arriba “y a Egipto… a sus reyes; en fin, a Paró y a los que confían en él”. Notamos que después de ‘Egipto’ (el Ministro de Egipto) dice “sus reyes” (todos los gobernantes de Egipto), luego “en fin, a Paró” (el gobernante de los egipcios en el nivel inferior de Maljut).

# 106
Shemot/Éxodo 15:15
“Entonces fueron turbados los caudillos de Edom; los valientes de Moav, estremecimiento se apoderará de ellos; fueron abatidos todos los moradores de K’naan”

En ese momento, Egipto, el reino, tenía el control de todas las demás naciones. Como la fuerza de Egipto, el Ministro, fue destruida por el mar, las otras naciones del mundo que dependían del apoyo de Egipto, se estremecieron y cayeron fuera de su control.

Lección:
Los Israelitas no tienen un ‘ministro’ porque están conectados directamente con Hashem como sus hijos.

Dvrarim/Deuteronomio 14:1
“Hijos sois de Hashem, vuestro Elokim

Debido a que la rueda número uno siempre está funcionando, todo lo que necesitamos es enganchar nuestras propias ruedas con ella para continuar el ‘movimiento’ de la Luz desde Arriba hacia abajo.

Ese ‘compromiso’ nos otorga un poder de protección y ninguna otra fuerza puede detenernos a los Israelitas.

Iaacov, quien es el padre de los hijos de Israel, fue bendecido.

Bereshit/Génesis 27:29
“Los que te maldijeres serán malditos y benditos los que te bendijeren”

Aquellos que bendicen a los Israelitas hacen una conexión con la rueda que siempre está en funcionamiento y trae bendiciones. Aquellos que van en contra de los Israelitas experimentan juicios desde la oscuridad en la que se ponen al desconectarse de la fuente de Luz.

Aunque somos hijos del Rey, no debemos olvidar que nuestro propósito es llevar la Luz a todas las naciones del mundo. También debemos seguir la esencia de la enseñanza de la Torá, que es amar a todos como nos amamos a nosotros mismos.

{||}