ZOHAR DIARIO # 3691 – BALAK – NO SEA UN LEPROSO

Daily Zohar 3691

Holy Zohar text. Daily Zohar -3691

Traducción al Español:  Daniel Schulman

291. Así también, Bilam ese leproso, que es el paria del pueblo, llama a la puerta del rey. El rey escuchó y dijo: Este leproso contaminado no debe entrar aquí y no ensuciará mi palacio. Necesito ir y advertirle que no debe acercarse a la puerta de mi hijo, y que no debe mancharlo. Por lo tanto, “Entonces vino Elokim a Bilam”, diciendo: Leproso, leproso, “No vayas con ellos; no has de maldecir al pueblo, porque es bendito” (Bemidbar/Números 22:12). No te acerques a mi hijo, ni para bien ni para mal. Estás completamente contaminado. Sin embargo, sobre Moshé está escrito: “Y llamando Hashem a Moshé” (Vaikrá/Levítico 1:1), es decir, la voz del Rey, y no a través de un emisario. “Desde la Tienda del Encuentro” (Id.), SIGNIFICA desde el palacio sagrado la buena cámara, el palacio precioso, que los grados superiores e inferiores anhelan, pero al que no pueden acercarse.

 

Traducción al Hebreo:

291. כָּךְ בִּלְעָם אוֹתוֹ מְצֹרָע, רָחוֹק מִבְּנֵי אָדָם, קָרָא לְפֶתַח הַמֶּלֶךְ. שָׁמַע הַמֶּלֶךְ וְאָמַר: מְצֹרָע טָמֵא לֹא יִכָּנֵס וְלֹא יְטַנֵּף אֶת הֵיכָלִי. אֲנִי צָרִיךְ לָלֶכֶת לְהַתְרוֹת בּוֹ שֶׁלֹּא יִקְרַב לְשַׁעַר בְּנִי וְלֹא יְטַמֵּא אוֹתוֹ. וְעַל זֶה, וַיָּבֹא אֱלֹהִים אֶל בִּלְעָם. אָמַר לוֹ: מְצֹרָע מְצֹרָע, לֹא תֵלֵךְ עִמָּהֶם, לֹא תָאֹר אֶת הָעָם כִּי בָרוּךְ הוּא. אַל תִּקְרַב לִבְנִי הֵן לְטוֹב הֵן לְרָע, טָמֵא אַתָּה בַכֹּל. אֲבָל בְּמֹשֶׁה כָּתוּב וַיִּקְרָא אֶל מֹשֶׁה, קוֹל הַמֶּלֶךְ, וְלֹא עַל יְדֵי שָׁלִיחַ אַחֵר. מֵאֹהֶל מוֹעֵד, מֵהֵיכַל הַמֶּלֶךְ, מֵהֵיכָל הַמְתֻקָּן, מֵהֵיכָל הַנִּכְבָּד שֶׁעֶלְיוֹנִים וְתַחְתּוֹנִים תְּאֵבִים אֵלָיו וְלֹא יְכוֹלִים לְהִתְקָרֵב אֵלָיו.

 

Comentario de Zion Nefesh:

Continuación del ZD anterior

# 291
Bilam era aquel leproso, lejos de los humanos. Él llamó al Rey desde la puerta. El rey lo escuchó y dijo; este leproso no entrará y contaminará mi palacio. Iré a él y le advertiré que no se acerque a la puerta de mi hijo y lo contamine.

Así dice en Bemidbar/Números 22:20
“Y vino Elokim de noche a Bilam y le dijo: ‘Si a llamarte han venido aquellos hombres, levántate, ve con ellos; más solamente lo que Yo te dijere has de hacer”

Id. 22:12
“Y dijo Elokim a Bilam: ‘No vayas con ellos; no has de maldecir al pueblo, porque es bendito”

Elokim le dijo a Bilam: no te acerques a mi hijo sin importar si es por una buena o una mala razón porque eres completamente impuro.

Hashem llamó a Moshé por Sí mismo y no a través de un mensajero. Lo llamó desde el Santo Tabernáculo, el honorable palacio que sube y baja el deseo y al que no puede acercarse.

Lección:

A medida que nos volvemos más puros en todos los aspectos de nuestras vidas, nos acercamos a Hashem y él se acerca a nosotros y escucha nuestras oraciones.

{||}