ZOHAR DIARIO # 3736 – HAAZINU – CÓMO SER UN SANADOR CABALISTA

Daily Zohar 3736

Holy Zohar text. Daily Zohar -3736

Traducción al Español: Daniel Schulman

253. Por tanto, se necesita un médico sabio que se esfuerce por él. Si puede administrar medicamentos para el cuerpo, está bien. De lo contrario, debería curar su alma y luchar por la sanación del alma. El Santo, bendito sea Él, se esforzará por BENDECIR a tal médico en este mundo y en el Mundo que Viene. (EL TEXTO HASTA AQUÍ ERA DEL LIBRO DEL MÉDICO KARTANA).

254. Rabí Eleazar dijo: Nunca había oído hablar hasta ahora de este doctor KARTANA ni de este libro, excepto una vez cuando un comerciante me dijo que escuchó de su padre que solía haber un médico en su tiempo, quien, cuando miraba a una persona en su cama, pronunciaba, éste vivirá, aquél morirá. Dicen de él que era un verdadero Justo que temía el pecado. Todo lo que el paciente tenía que conseguir pero no podía pagar, solía comprarlo y darlo por su cuenta. Dicen que no había nadie tan sabio en el mundo como él. Solía hacer más en su oración de lo que haría con sus manos. Nos parece que es el mismo doctor KARTANA.

 

Traducción al Hebreo:

253. וְעַל זֶה צָרִיךְ לְרוֹפֵא חָכָם שֶׁיַּעֲסֹק בִּרְפוּאָתוֹ. אִם יָכוֹל לָתֵת לוֹ רְפוּאָה מִן הַגּוּף – מוּטָב, וְאִם לֹא – יִתֵּן לוֹ רְפוּאָה לְנִשְׁמָתוֹ, וְיִשְׁתַּדֵּל בִּרְפוּאַת נִשְׁמָתוֹ. וְזֶהוּ רוֹפֵא שֶׁהַקָּדוֹשׁ בָּרוּךְ הוּא יִשְׁתַּדֵּל עָלָיו בָּעוֹלָם הַזֶּה וּבָעוֹלָם הַבָּא                                                                                                254. אָמַר רַבִּי אֶלְעָזָר, עַד עַתָּה לֹא שָׁמַעְתִּי מֵרוֹפֵא זֶה וּמִסֵּפֶר זֶה, חוּץ מִפַּעַם אַחַת שֶׁאָמַר לִי סוֹחֵר אֶחָד, שֶׁשָּׁמַע לְאָבִיו שֶׁרוֹפֵא אֶחָד הָיָה בְיָמָיו, שֶׁכַּאֲשֶׁר הָיָה מִסְתַּכֵּל בְּבֶן אָדָם כַּאֲשֶׁר הוּא בְּבֵית חָלְיוֹ, הָיָה אוֹמֵר, זֶה חַי וְזֶה מֵת. וְהָיוּ אוֹמְרִים עָלָיו שֶׁהוּא צַדִּיק אֲמִתִּי, יְרֵא חֵטְא, וְכָל מַה שֶּׁלֹּא יָכֹל לְהַשִּׂיג מַה שֶּׁנִּצְרָךְ, הוּא הָיָה קוֹנֶה וְנוֹתֵן מִשֶּׁלּוֹ. וְהָיוּ אוֹמְרִים שֶׁאֵין חָכָם בָּעוֹלָם כָּמוֹהוּ, וּבִתְפִלָּתוֹ הָיָה עוֹשֶׂה יוֹתֵר מִמַּה שֶּׁהָיָה עוֹשֶׂה בְיָדָיו. וְכִמְדֻמֶּה לָנוּ, זֶה הָיָה אוֹתוֹ רוֹפֵא.

 

Comentario de Zion Nefesh:

# 253
Un sanador sabio necesita ayudar a la persona enferma y tratar de curar su cuerpo. Si no puede, cura su alma. El Santo, bendito sea Él, bendecirá al sanador en este mundo y en el Mundo que Viene.
(Hasta aquí, el texto es del libro del sanador llamado Kartana).

# 254
Rabí Eleazar Eleazar dijo que no había oído hablar de Kartana, el sanador, ni de su libro hasta ahora, excepto una vez que escuchó de un comerciante que supo de su padre acerca de un sanador en sus días. Ese sanador podría mirar a una persona enferma en su lecho de enfermo y decir quién está vivo y quién está muerto.

La gente decía que él era un verdadero Tzadik, que era cuidadoso con sus acciones y temía cometer pecados. Le daba a los enfermos todo lo que necesitaban. Cuando era necesario, compraba y daba a los enfermos a su cargo. La gente decía que no hay sabios en el mundo como él. Con sus oraciones hacía más de lo que podría hacer con sus manos. Rabí Eleazar dice que le parece que esta persona es Kartana, el sanador.

Lección:

“El sanador podría hacer con sus oraciones más de lo que podría hacer con sus manos”.

Ésta es una enseñanza importante. Hashem es nuestro sanador porque proporciona la Luz que sana. Un médico es solo una herramienta y un canal para la Luz de la sanación.

Si es el cuerpo, significa que la persona está demasiado profundo en la oscuridad del mundo físico, entonces podría considerarse muerta. Los sabios (Sanhedrín 91a) dicen que los malvados son llamados muertos mientras viven en este mundo.

Si hay una apertura para la Luz en la persona enferma, entonces el sanador puede orar y la Luz de la sanación penetrará en el alma de una persona y la sanará.

Un amigo me preguntó cómo ser un sanador cabalista. Mi respuesta simple fue “¡Sé un cabalista!”.
Kartana era un Tzadik y sabio (conectado con Jojmá). Podía canalizar la Luz de la sanación fácilmente a los enfermos. A medida que nos limpiamos y hacemos crecer nuestras vasijas con los estudios de la Luz de la Torá y el Zohar, nuestras oraciones tienen una mayor capacidad de canalizar la Luz para nosotros y para los demás.

{||}