ZOHAR DIARIO # 4118 – VAISHLAJ – LO BESÓ Y LLORÓ




Daily Zohar 4118

Holy Zohar text. Daily Zohar -4118

Traducción al Español: Daniel Schulman

122. “Pero los inicuos son como la mar agitada, la cual no puede sosegarse”. Este versículo se refiere a Esav, cuyas obras todas fueron pecaminosas y malvadas. No fue sincero en su acercamiento a Iaacov. Cayó sobre su cuello, es decir, el único cuello – PORQUE FALTA LA LETRA IUD (QUE IMPLICA LA FORMA PLURAL, ‘CUELLOS’) – de Jerusalem, que es el cuello del mundo. LA ESCRITURA DICE: “Se echó sobre su cuello”, y no, “sobre sus cuellos”, CON UNA IUD, porque el Templo fue destruido dos veces, primero por los babilonios y luego por la simiente de Esav. El resultado es que Esav sitió y destruyó Jerusalem solo una vez. Por lo tanto está escrito, “y cayó sobre su cuello”, en singular, SIN UNA IUD, QUE SIGNIFICA QUE LA DESTRUYÓ SOLAMENTE UNA VEZ.

123. La palabra PARA, “y lo besó”, está escrita con vocales sobre LAS LETRAS, LO QUE INDICA que no lo besó voluntariamente. Aprendimos que el versículo, “los besos del enemigo son profusos” (Mishlé/Proverbios 27:6), se refiere a Bilam, quien bendijo a Israel de mala gana. Aquí, también, “los besos del enemigo son profusos”, se refiere a Esav.

124. Rabí Iosi dijo: Está escrito: “Levántate, Hashem, sálvame, mi Elokim, ¡golpeaste a todos mis enemigos en la mejilla, quebraste los dientes de los malos!” (Tehilim/Salmos 3:8). Ya hemos aprendido que ‘quebraste’ (Heb. ‘shibarta’) puede leerse como ‘alargado’ (Heb. ‘shirbavta’). ESTO SE DIJO DE ESAV, a quien se le alargaron los dientes porque pensaba morderlo.

 

Traducción al Hebreo:

122. וְהָרְשָׁעִים כַּיָּם נִגְרָשׁ כִּי הַשְׁקֵט לֹא יוּכָל – זֶה עֵשָׂו שֶׁכָּל מַעֲשָׂיו בְּרֶשַׁע וּבְחֵטְא, שֶׁהֲרֵי כְּשֶׁבָּא יַעֲקֹב אֵלָיו, מַעֲשָׂיו לֹא הָיוּ בְשָׁלוֹם. וַיִּפֹּל עַל צַוָּארָו – אֶחָד. צַוָּארוֹ זוֹ יְרוּשָׁלַיִם, שֶׁהִיא צַוָּארוֹ שֶׁל כָּל הָעוֹלָם. וַיִּפֹּל עַל צַוָּארָו וְלֹא עַל צַוָּארָיו, מִשּׁוּם שֶׁפַּעֲמַיִם נֶחֱרַב בֵּית הַמִּקְדָּשׁ – אֶחָד מִבָּבֶל, וְאֶחָד מִזַּרְעוֹ שֶׁל עֵשָׂו, שֶׁהִפִּיל עַצְמוֹ עָלָיו פַּעַם אֶחָד וְהֶחֱרִיבוֹ, וְעַל זֶה וַיִּפֹּל עַל צַוָּארָו – אֶחָד.
123. וַיִּשָּׁ”קֵהוּ נָקוּד לְמַעְלָה, כִּי לֹא נְשָׁקוֹ בִּרְצוֹנוֹ. וְשָׁנִינוּ, מַה זֶּה שֶׁכָּתוּב (משלי כז) וְנַעְתָּרוֹת נְשִׁיקוֹת שׂוֹנֵא? זֶה בִּלְעָם כְּשֶׁבֵּרַךְ אֶת יִשְׂרָאֵל, שֶׁהֲרֵי לֹא בֵרְכָם בִּרְצוֹן הַלֵּב. אַף כָּאן נַעְתָּרוֹת נְשִׁיקוֹת שׂוֹנֵא – זֶה עֵשָׂו.
124. אָמַר רַבִּי יוֹסֵי, כָּתוּב (תהלים ג) קוּמָה ה’ הוֹשִׁיעֵנִי אֱלֹהַי כִּי הִכִּיתָ אֶת כָּל אֹיְבַי לֶחִי שִׁנֵּי רְשָׁעִים שִׁבַּרְתָּ. וְשָׁנִינוּ, אַל תִּקְרֵי שִׁבַּרְתָּ אֶלָּא שִׁרְבַּבְתָּ, שֶׁהֲרֵי גָּדְלוּ שִׁנָּיו וְחָשַׁב לִנְשֹׁךְ אוֹתוֹ וְכוּ’. וְעַל זֶה וַיִּבְכּוּ, זֶה בָּכָה וְזֶה בָּכָה, וּבֵאֲרוּהָ הַחֲבֵרִים.

 

Comentario de Zion Nefesh:
Continuación del ZD anterior

Bereshit/Génesis 33:4
“Esav empero corrió a recibirlo, lo abrazó y se echó sobre su cuello y lo besó; y lloraron”

#122
Ieshaiahu/Isaías 57:20
“Pero los inicuos son como la mar agitada, la cual no puede sosegarse y sus aguas revuelven el barro y el cieno”

Rabí Itzjak dijo que los “inicuos” en este versículo se refieren a Esav, que todo lo que hizo fue en pecado y maldad.

Cuando Esav vino a Iaacov, sus obras no eran perfectas. “Y se echó sobre su cuello”, es decir, de ‘un’ cuello porque falta la letra Iud, que forma el plural de la palabra. ‘Ierushalaim’, ¿Jerusalem’, que es el cuello de todo el mundo, ya que el versículo dice “cuello” en singular, no “cuellos” porque el Templo fue destruido dos veces, una por los babilonios y otra por la simiente de Esav. Esav cayó sobre Jerusalem y la destruyó una sola vez. Por eso está escrito, “y se echó sobre su cuello” sin la letra Iud.

#123
La palabra ‘Vaishakú’, ‘Y lo besó’ tiene un punto sobre cada una de las letras, lo que sugiere que Esav no besó a Iaacov voluntariamente.

Mishlé/Proverbios 27:6
“Fieles son las heridas del que ama, más profusos los besos del enemigo”.

Cuando Bilam bendijo a Israel, no los bendijo con la voluntad de su corazón. Además, los besos de Esav fueron rechazados porque odiaba a Iaacov.

#124
Tehilim/Salmos 3:8
“Levántate, Hashem, sálvame, mi Elokim, ¡golpeaste a todos mis enemigos en la mejilla, quebraste los dientes de los malos!”

Rabí Iosi dijo que a Esav le crecieron los dientes cuando vino a morder a Iaacov. Lloró cuando no pudo hacerlo.

{||}