Zohar Diario # 1860 – Balak – ‘Quién’ puede sanarlo

Daily Zohar 1860

Holy Zohar text. Daily Zohar -1860

Traducción al Español: Daniel Schulman

18. Él responde: Es sólo porque hay tres niveles de compasión que David menciona aquí, QUE SON IUD-HEI, AD’NI y “QUIÉN”. “Si tú, IAH, recordaras las iniquidades”, ESTO ES ABA VE IMA REFERIDAS COMO IUD-HEI, COMO HA SIDO EXPLICADO. Si las iniquidades son tantas que han ascendido hasta Aba ve Ima, entonces, “Ad’ni” incumbe, lo cual es compasión. Aunque este nombre AD’NI es misericordioso, fue despertado en el juicio y todos los niveles se ocultarán a través del juicio. Sin embargo, todavía hay un nivel al que podemos recurrir, ya que todos los remedios emanan de ella, que una debe tener misericordia de nosotros. Esa es MI (Esp. quién”) QUE ES BINÁ, ‘¿quién podría estar de pie?’ POR NOSOTROS, ciertamente, como está dicho: “¿Quién, pues, te sanará?” (Eijá/Lamentaciones 2:13). Por lo tanto, si estos DOS nombres, Iud-Hei Ad’ni, estuvieran sellados y ocultos para él, “¿quién podría estar de pie?” debido a que todos los caminos están abiertos al arrepentimiento a partir de éste.

19. Ven y mira, Iehoshúa, hijo de Iehotzedek, era totalmente justo, una persona que solía entrar en el santuario más interno. Ellos lo alzaron a la Ieshivá celestial, y todos los miembros de esa Ieshivá se reunieron para considerar su sentencia. Tales son las costumbres de esa Ieshivá celestial, cuando llevan el ESPÍRITU DE UNA PERSONA para ser juzgado. Es proclamado un edicto, todos los miembros de la Ieshivá ingresan en una cámara secreta y la corte se reúne en sesión.

 

Traducción al Hebreo:

18. אֶלָּא, שָׁלֹשׁ דַּרְגוֹת רַחֲמִים הִזְכִּיר כָּאן דָּוִד. אִם עֲוֹנוֹת תִּשְׁמָר יָהּ, אִם רַבִּים הָעֲוֹנוֹת עַד שֶׁעוֹלִים לְמַעְלָה לְאַבָּא וְאִמָּא, הֲרֵי ה’ (אֲדֹנָי), שֶׁהוּא רַחֲמִים. וְאִם שֵׁם זֶה, אַף עַל גַּב שֶׁהוּא רַחֲמִים, יִתְעוֹרֵר בְּדִין וְכָל הַדְּרָגוֹת נִסְתְּמוּ בְדִין – דַּרְגָּה אַחַת יֵשׁ לַחֲזֹר אֵלֶיהָ, שֶׁכָּל הָרְפוּאוֹת יוֹצְאוֹת מִמֶּנָּה, הִיא תָּחוּס עָלֵינוּ. וּמִי הִיא? מִי. מִ”י תַּעֲמֹד בְּוַדַּאי. מִ”י יִרְפָּא לָךְ. (כְּמוֹ שֶׁנֶּאֱמַר (איכה ב) כִּי גָדוֹל כַּיָּם שִׁבְרֵךְ מִי יִרְפָּא לָךְ) וְלָכֵן יָהּ ה’ (אֲדֹנָי). אִם הַשֵּׁמוֹת הַלָּלוּ יִסְתַּתְּמוּ מֵאִתָּנוּ, מִ”י יַעֲמֹד, שֶׁכָּל דַּרְכֵי הַתְּשׁוּבָה פְּתוּחִים מִמֶּנָּה.
19. בֹּא וּרְאֵה, יְהוֹשֻׁעַ בֶּן יְהוֹצָדָק הָיָה צַדִּיק גָּמוּר, גֶּבֶר שֶׁהָיָה נִכְנָס לִפְנַי וְלִפְנִים, שֶׁהִכְנִיסוּהוּ לִישִׁיבַת הָרָקִיעַ. הִתְכַּנְּסוּ כָּל בְּנֵי הַיְשִׁיבָה שָׁם לְעַיֵּן בְּדִינוֹ. וְכָךְ דַּרְכֵי אוֹתָהּ יְשִׁיבַת הָרָקִיעַ: כְּשֶׁמַּכְנִיסִים אוֹתוֹ לְדִין, הַכָּרוֹז יוֹצֵא וּמַכְרִיז: כָּל בְּנֵי הַיְשִׁיבָה הִכָּנְסוּ לַגֹּרֶן הַנֶּעְלָם. וּבֵית הַדִּין מִתְכַּנֵּס.

 

Comentario de Zion Nefesh:

Continuación del ZD anterior

Tehilim/Salmos 130:2
“Ad-ni oye mi voz, Te ruego! ¡Estén Tus oídos atentos a la voz de mis súplicas!”.

Tehilim/Salmos 130:3
“Iah, si Tú recordaras las iniquidades, Ad-ni, ¿quién (Mi) podría estar en pie?”

Tehilim/Salmos 130:7
“Deposita, Israel, tu esperanza en Hashem, pues con Hashem está la misericordia (Jesed), y con Él hay abundante redención”.

En Tehilim/Salmos 130 el Rey David ora a Hashem y se humilla y pide clemencia ante el ‘juez’. El Zohar revela que el Rey David mencionó tres niveles de la misericordia,
‘IAH’ – Las sefirot superiores de Jojmá, Padre y Biná, Madre. Si hay demasiados pecados éstos alcanzan el nivel de Padre y Madre. El siguiente nivel, ‘AD’NI’, que es también misericordia, despierta con el juicio. Éste bloqueará los otros niveles con juicios. Sólo el nivel de ‘MI’ (‘quién’), que es Biná, puede ‘estar de pie’ para la persona y traer remedio y misericordia.

Eijá/Lamentaciones 2:13
“¿Cómo podré exhortarte?, ¿a qué he de asemejarte, oh hija de Iersushalaim (Maljut)? ¿Con qué te compararé, para poderte consolar, oh virgen, hija de Sión (Maljut de de Iesod de Zeir Anpin)? Porque grande como el mar es tu quebranto; ¿Quién, pues, te sanará?”

‘Mi es numéricamente 50 y representa a Biná. ‘Quién’ es una palabra que empieza una pregunta, pero al mismo tiempo revela la respuesta porque la energía de toda la existencia viene al mundo desde Biná. Es la fuerza vital que viene de la Torá en Shabat y mediante el estudio del Zohar.

El Zohar nos ayuda a conocer a ‘Quien’ nos puede sanar.

{||}