Zohar Diario # 2119 – Kedoshim – Honor o vergüenza

Daily Zohar 2119

Holy Zohar text. Daily Zohar -2119

Traducción Española de Daniel Schulman

44. Sobre ellos se dice: “Los insensatos llevarán la ignominia” (Mishlé/Proverbios 3:35). Esto se refiere a los ignorantes, porque no trabajan para la gloria de la Torá. ¿Cómo pueden decir, ‘Padre nuestro que estás en los cielos, escucha nuestra voz, ten piedad y misericordia de nosotros, y acepta nuestra oración’?. EL SANTO, BENDITO SEA ÉL, les responde: “Si Yo soy Padre, ¿dónde está Mi honra?” (Malají/Malaquías 1:6) EL SIGNIFICADO ES: ‘¿Dónde están sus esfuerzos en nombre de la Torá y la observancia de Mis preceptos? ‘ Porque si alguien no conoce los preceptos de su Señor, ¿cómo puede adorarLo?

45. La excepción es aquel que escucha de los estudiosos y ejecuta, A PESAR DE QUE NO ENTIENDE POR SÍ MISMO. Esto es como el versículo, “haremos y obedeceremos “, ES DECIR QUE ÉL ESCUCHA A LOS SABIOS Y EJECUTA. No obstante, existe una diferencia para la persona que no la recibe de su Señor, sino sólo de su mensajero. ¿Cuál es la diferencia entre una y otra? Está escrito que Moshé recibió la Torá en el Sinaí y que luego se la transmitió a Ieshúa. ‘YO, EL FIEL PASTOR, la recibí y transmití a todos ellos’. Así, pues, quien recibe de otro hombre, ES SIMILAR a cuando la luna y las estrellas reciben su luz del sol y con esta recepción están realizadas. En el caso del que recibe, es posible que este regalo se aparte de él, como vemos con el sol respecto a la luna, cuya luz se aleja por la noche, ya que el sol ilumina sólo durante el día y la luna solamente por la noche.

Traducción al hebreo:

44. וַעֲלֵיהֶם נֶאֱמַר, (משלי ג) וּכְסִילִים מֵרִים קָלוֹן. אֵלּוּ הֵם עַמֵּי הָאָרֶץ, מֵאַחַר שֶׁאֵינָם מִשְׁתַּדְּלִים בַּכָּבוֹד הַזֶה שֶׁל הַתּוֹרָה, וְאֵיךְ אוֹמְרִים, אָבִינוּ שֶׁבַּשָּׁמַיִם שְׁמַע קוֹלֵנוּ חוּס וְרַחֵם עָלֵינוּ וְקַבֵּל תְּפִלָּתֵנוּ? הֲרֵי הוּא יֹאמַר לָהֶם: וְאִם אָב אָנִי אַיֵּה כְבוֹדִי? אַיֵּה הִשְׁתַּדְּלוּתְכֶם בַּתּוֹרָה וּבְמִצְווֹתַי לַעֲשׂוֹת אֶת הַצִּוּוּיִים שֶׁלִּי? שֶׁמִּי שֶׁאֵינוֹ מַכִּיר אֶת הַצִּוּוּי שֶׁל אֲדוֹנוֹ, אֵיךְ יַעֲשֶׂה אוֹתוֹ?
45. פְּרָט לְמִי שֶׁשּׁוֹמֵעַ מֵחֲכָמִים וְעוֹשֶׂה, וְזֶהוּ שֶׁקִּבֵּל נַעֲשֶׂה וְנִשְׁמָע. וְעִם כָּל זֶה, מִי שֶׁלֹּא קִבֵּל מֵאֲדוֹנוֹ, אֶלָּא מִשְּׁלוּחוֹ, יֵשׁ הֶבְדֵּל. וְאֵיזֶה הֶבְדֵּל יֵשׁ בֵּין זֶה לָזֶה? שֶׁהֲרֵי כָּתוּב, מֹשֶׁה קִבֵּל תּוֹרָה מִסִּינַי, וְאַחַר כָּךְ מְסָרָהּ לִיהוֹשֻׁעַ. אֲנִי קִבַּלְתִּי, וְאַחַר כָּךְ מָסַרְתִּי לְכֻלָּם. וְכָךְ מִי שֶׁמְּקַבֵּל מֵאַחֵר, כְּקַבָּלַת הַלְּבָנָה וְהַכּוֹכָבִים מִן הַשֶּׁמֶשׁ, וּבַקִּבּוּל הַזּה הוּא מִתְמַלֵּא. וּמִי שֶׁמְּקַבֵּל, יְכוֹלָה לְהִסְתַּלֵּק מִמֶּנּוּ הַנְּבִיעָה, כְּמוֹ שֶׁרָאִיתִי בַּשֶּׁמֶשׁ וּבַלְּבָנָה, שֶׁמִּסְתַּלֵּק הָאוֹר שֶׁלָּהֶם בַּלַּיְלָה, שֶׁאֵין הַשֶּׁמֶשׁ מֵאִיר, אֶלָּא בַּיּוֹם. וְהַלְּבָנָה בַּלַּיְלָה.

Comentario de Zion Nefesh:
Traducción de Daniel Schulman
Continuación del ZD anterior

Mishlé/Proverbios 3:35
“Los sabios heredarán la honra, pero los insensatos llevarán la ignominia!

El Zohar explica que los ‘tonto’ son aquellos que no se conectan y honran a la Torá. Estos rezan “Padre nuestro en los cielos, escucha nuestra súplica, ten misericordia y acepta nuestras oraciones”. El Zohar formula la pregunta: si rezan al padre, ¿dónde está el ‘honor’ que deberían dispensarle? ¿Dónde está su esfuerzos para estudiar la Torá y los preceptos?. Si no estudian los preceptos, ¿cómo pueden seguirlos?

El estudio de la Torá es el aspecto del ‘honor’ que nos brinda la luz que necesitamos. El Zohar enfatiza en que no podemos recibir Luz si no estudiamos la Torá y sus preceptos.

La palabra para precepto es ‘Mitzvá’. Las últimas dos letras son la Vav-Hei del Nombre Iud-Hei-Vav-Hei. Las dos primeras son ‘Mem-Tzadi” y si las sustituimos por sus equivalentes en el sistema Atbash (guematria) obtenemos Iud-Hei, que al juntarlas con las anteriores forman Iud-Hei-Vav-Hei

Cada precepto es una unión de los niveles Superior e inferior que brinda Luz. Cuando lo estudiamos, es como si realizáramos la unión del precepto.

Elokim, empero, en medio de ella es justo; no hará iniquidad: mañana tras mañana trae a la luz Su justicia; no faltará: pero el malvado no conoce la vergüenza” (Malají/Malaquías 3:5)

{||}