Zohar Diario # 2356 – Itró – Y afluirán a él todas las naciones

Daily Zohar 2356

Holy Zohar text. Daily Zohar -2356

Traducción Española de Daniel Schulman

57. “Vino pues Itró, suegro de Moshé” (Shemot/Éxodo 18:5). Él abrió la discusión con el versículo: “Pues caminarán muchos pueblos y dirán: ‘Venid y subamos al monte de Hashem'” (Ieshaiahu/Isaías 2:3). Este versículo se explica en muchos lugares. Sin embargo, llegará el momento en que las otras naciones se esforzarán por entrar bajo las alas de la Shejiná. “…Subamos…”. Todos los idólatras del mundo pertenecen al descenso, pero aquellos que se adhieren al Santo, bendito sea Él, lograrán un ascenso. POR LO TANTO, ESTÁ ESCRITO: “VENID”.

58. “…el monte de Hashem…” se refiere a Avraham, como está escrito: “donde suele decirse hoy en día: Én el monte de Hashem aparecerá’” (Bereshit/Génesis 22:14). Porque Avraham lo llamó ‘monte’. Así como el monte es una propiedad abandonada, libre para todos los que la cuidan, así es este lugar santo, EL TEMPLO, abierto a todos los que lo deseen en la tierra. “… a la casa…” (Ieshaiahu/Isaías 2:3) es Iaacov, que llamó a este lugar una ‘casa’, como está escrito: “No es esta sino la casa de Elokim” (Bereshit/Génesis 28:17 ).

59. Otra interpretación. Aunque ‘monte’ y ‘casa’ pertenecen al mismo grado, uno es más elevado que el otro. Un ‘monte’ es para el resto de las naciones que vienen a entrar bajo sus alas. Una ‘casa’ es para la nación de Israel como una esposa para su marido en una casa – unidos en felicidad, se adhiere a ellos como una madre a sus hijos.

Traducción al hebreo:

57. וַיָּבֹא יִתְרוֹ חֹתֵן מֹשֶׁה. פָּתַח וְאָמַר, (ישעיה ב) וְהָלְכוּ עַמִּים רַבִּים וְאָמְרוּ לְכוּ וְנַעֲלֶה אֶל הַר ה’ וְגוֹ’. פָּסוּק זֶה פֵּרְשׁוּהוּ בְּכַמָּה מְקוֹמוֹת. אֲבָל עֲתִידִים שְׁאָר הָעַמִּים לָלֶכֶת וּלְכַתֵּת רַגְלֵיהֶם לְהִכָּנֵס תַּחַת כַּנְפֵי הַשְּׁכִינָה. לְכוּ וְנַעֲלֶה – כָּל אֱלִילֵי הָעוֹלָם יֵשׁ לָהֶם יְרִידָה, וּמִי שֶׁנִּדְבָּק בַּקָּדוֹשׁ-בָּרוּךְ-הוּא יֵשׁ לוֹ עֲלִיָּה.
58. אֶל הַר ה’ – זֶה אַבְרָהָם, שֶׁכָּתוּב (בראשית כב) אֲשֶׁר יֵאָמֵר הַיּוֹם בְּהַר ה’ יֵרָאֶה, שֶׁהֲרֵי אַבְרָהָם קָרָא לוֹ הַר. מַה הַר הֶפְקֵר לְכָל מִי שֶׁרוֹצֶה בָּעוֹלָם, אַף מָקוֹם קָדוֹשׁ זֶה הֶפְקֵר כְּנֶגֶד כָּל מִי שֶׁרוֹצֶה בָּעוֹלָם. אֶל בֵּית – זֶה יַעֲקֹב, שֶׁקָּרָא לְמָקוֹם זֶה בַּיִת, שֶׁכָּתוּב (שם כח) אֵין זֶה כִּי אִם בֵּית אֱלֹהִים.
59. דָּבָר אַחֵר הַר וּבַיִת – אַף עַל גַּב שֶׁהַכֹּל דַּרְגָּה אַחַת, מַּעֲלֶה לָזֶה מִן זֶה. הַר לִשְׁאָר הָעַמִּים, כְּשֶׁבָּאִים לְהִכָּנֵס תַּחַת כְּנָפָיו. בַּיִת לְיִשְׂרָאֵל, לִהְיוֹת עִמָּם כְּמוֹ אִשָּׁה לְבַעְלָהּ, בְּדִיּוּר אֶחָד בְּשִׂמְחָה, וְרוֹבֶצֶת עֲלֵיהֶם כְּאֵם עַל הַבָּנִים.

Comentario de Zion Nefesh:
Traducción de Daniel Schulman
Ieshaiahu/Isaías 2:2
“Y acontecerá que en los postreros días, el Monte de la Casa de Hashem será establecido como cabeza de los demás montes y será ensalzado sobre los collados; y afluirán a él todas las naciones”.
Id. 2:3
“Pues caminarán muchos pueblos y dirán: ‘Venid y subamos al monte de Hashem, a la casa del Elokim de Iaacov, a fin de que Él nos enseñe en cuanto a Sus caminos, porque también nosotros queremos andar en Sus senderos’. Entonces saldrá la Ley (Torá) de Sión y y de Ierushalaim la palabra de Hashem”.

En la Redención Final, los idólatras se darán cuenta de la debilidad de su falsa fe. Aquellos que adhieren a los caminos de Hashem tendrán elevación espiritual.

Muchas naciones buscarán subir al Santo Templo para estudiar la nueva Torá que viene de Sión en la Redención Final. Sión es el nivel de Iesod de Maljut y el punto espiritual sobre el Monte del Templo en Jerusalén que conecta Maljut a los niveles superiores y el canal de la Luz hacia este mundo.

En la Redención Final que viene después del proceso de limpieza del mundo por el Mashíaj, la Luz fluirá hacia el mundo sin limitación y todos los justos de todas las naciones vendrán a conectarse con la Luz de la Shejiná en el Santo Templo en Jerusalém.

Todas las almas con fe en Hashem deben purificar sus vasijas para evitar el proceso de purificación por el Mashíaj y expandir sus vasijas para poder recibir la gran Luz que fluirá hacia el mundo. Las personas buenas sin impurezas pueden sobrevivir al proceso de limpieza final, pero la Luz que disfrutarán será poca porque sus vasijas no son lo suficientemente grandes.

Para expandir nuestras vasijas tenemos que seguir los caminos de la Torá para limpiar nuestras vasijas y llenarlas con Luz. Todo acto de bondad (Jesed) hacia todas las personas, compartir, entregar el Diezmo y dar Tzedaká crean vasijas. El estudio del Zohar trae Luz inmediata para llenar nuestras vasijas proporcionándoles limpieza y poder de expansión.

{||}