EL 17 DE TAMUZ Y LOS 21 DÍAS HASTA EL 9 DE AV

Acabamos de comenzar un período de tres semanas desde el 17 de Tamuz (Cáncer) hasta el 9 de Av (Leo). El nombre proviene del versículo de Eijá/lamentaciones 1: 3, que dice: “Iehudá ha ido en cautiverio a causa de la aflicción y de la grandeza de servidumbre; ella habita entre los paganos (y) no halla descanso; todos sus perseguidores la alcanzaron entre las estrechuras”.

Durante este período, los elementos de Juicio (Izquierda) son más fuertes que Jessed (Derecha). Además de la destrucción de los dos Santos Templos, la historia está llena de eventos negativos que les sucedieron a los Israelitas.

El mes de Tamuz (Cáncer) está lleno de confusión y dudas sobre los caminos de Hashem. El pecado del Becerro de Oro sucedió en Tamuz y esto creó un evento cósmico que se repite todos los años. El impacto principal ocurre en el nivel entre nosotros y la Luz del Creador. Las fuerzas del Lado Negativo con la ayuda de Erev Rav tienen una mayor capacidad para traernos el caos.

El 9 de Av, al final de las tres semanas (21 días), leemos todo el libro Eijá/Lamentaciones. Está especialmente escrito por las órdenes especiales de las 22 letras hebreas para su corrección y para hacer brillar la Luz 7 días después, el 15 de Av que conocemos como el día con mayor nivel de unificación entre la Luz y la vasija.

El remedio para superar la situación “todos sus perseguidores la alcanzaron entre las estrechuras” es una fuerte conexión con las fuentes de Luz que nos son accesibles. Comenzamos con el Zohar para ayudarnos a cargarnos con la energía de amar a los demás. Especialmente durante este período, debemos evitar conflictos, porque la negatividad puede encender fácilmente una llama incendiaria en cualquier situación.

Hasta el 9 de Av debemos tener cuidado con cada acción que realizamos y evitar los Juicios tanto como sea posible. Comenzar de nuevo o comprar cosas nuevas puede incluir más el aspecto crítico, por lo que será mejor que evitemos comprar cualquier cosa a menos que sea vital para nuestras rutinas diarias, ya sean personales o comerciales.

{||}