MEDITACIÓN ESPECIAL PARA CONECTARSE CON OR HAGANUZ

Feliz Jánuca para todos,

Tenemos muchos buenos estudios sobre Jánuca que puede encontrar en la página de inicio bajo la columna “Festividades”. Cuanto más estudiemos sobre esta festividad especial, más podremos expandir nuestra vasija y ser capaces de atraer la Luz de Or Haganuz (La Luz Oculta de los días de la Creación) que se revela a través de las velas de Jánuca.

Acabo de estudiar una nueva meditación del Yenuka ** (Ver más abajo). Él reveló que la bendición de encender las velas “Leadlik Ner”” nos conecta con el santo nombre de Keter, ‘Ehié Asher’. Este proviene de la primera vez que Hashem se reveló a Moshé durante el evento de la “Zarza ardiente”, (Shemot/Éxodo 3:14) “EHIÉ, EL QUE SOY”

La vela más significativa es la vela del día, la que encendemos primero. Colocamos/preparamos las velas de derecha a izquierda y las encendemos de izquierda a derecha, lo que significa que la primera vela que encendimos es la vela del día. Es la que nos conecta con el Or Haganuz y el resto de velas reciben de ésta.

Para cumplir la conexión basta con encender una vela al día, pero para expandir y elevar la vasija, completamos el lugar de las velas que encendimos en los días anteriores.

Después de encender las velas, miramos la llama de la vela del día y escaneamos el nombre ‘Ehié Asher’ y oramos para traer milagros, paz y Mashíaj al mundo.

Cuando oramos por todos, nos convertimos en un gran canal para la gran Luz y ésta iluminará los aspectos “oscuros” de nuestras vidas, es decir, suplir cualquier carencia que podamos tener.

Recuerde que Or Haganuz es la Luz que se utilizó para crear el mundo entero y Hashem la ocultó para el Mundo que Viene. Jánuca es una oportunidad única para conectarse con ella y sería mejor no ‘desperdiciarla’ en solicitudes egoístas.

Los milagros, como explica el Yenuka, Rabí Shlomó Yehudá Shlita, provienen de un punto de humildad. El aceite que encontraron en el Santo Templo apenas alcanzaba para un día, y el milagro fue que se “expandió” a ocho días. Nos anulamos a nosotros mismos cuando miramos la llama y el Santo Nombre. Esto crea un aspecto de una vasija vacía y pura que es apta para recibir la Luz Superior.

Cualquier aceite puede ser bueno, pero el aceite de oliva es el mejor porque produce una llama pura. Las velas Vax también son buenas. Lo más importante es tener una llama clara y hermosa.

El Yenuka nos da consejos sobre cómo conectarnos al Or Haganuz.
278 = Ohr Haganuz
278 = Honor + Imagen + Hashem

Cuando leemos la imagen de Hashem sin la palabra ‘Honor’, ‘Kavod’, encontramos que las palabras ‘plaga en el mundo’ también suman 278. Como sabemos, siempre hay dos lados como ‘Serpiente’ y ‘Mashíaj’ que tienen el mismo valor numérico.

Explica que cada uno de nosotros fue creado a imagen de Elokim (Bereshit/Génesis 1:27). Cuando miramos a otra persona, debemos ver o tener en cuenta que la imagen de Elokim la rodea. Si le damos Honor a eso, nos conectamos con la raíz de la Creación y la Luz que existía cuando Elokim nos creó.

Otra revelación es que Or Haganuz + ‘Elokim’ numéricamente = ‘Corona’. Además, “Or Haganuz” y “Jánucá” equivalen a “Corona”. Covid 19 = 25 de Kislev que es el primer día de Jánuca. Vemos una fuerte conexión entre la plaga que afectó a la mayor parte del mundo y Janucá.

B”H podemos conectarnos con Or Haganuz y llevar la paz al mundo en este tiempo volátil. ¡Solo da lo mejor de ti!

** El Yenuka

Rav Shlomó Yehuda Beeri. Es un Santo Tzadik. Se le llama “El Yenuka” porque es joven (alrededor de 32 años) y muestra un conocimiento asombroso de todos los aspectos de la Torá.

Conoce de memoria la Torá, el Talmud y los comentarios, el Zohar y los comentarios, el Arí y los comentarios, y muchos otros escritos de Tzadikim. Durante sus conferencias, cita referencias exactas por número de página y párrafo.

Tiene una gran humildad y muchos Rabís conocidos de Israel asisten a sus conferencias. Se acumulan muchas historias sobre los milagros que hace con sus bendiciones. Me alegra escribir sobre él porque veo su existencia en este mundo como un regalo y un milagro de Hashem. Es un gran mérito tener un alma tan grande en nuestra generación. Es una buena señal que pronto se revele una Luz mayor en el mundo.

Es interesante saber que las iniciales de su nombre ‘Shin-Bet-Iud’ son las mismas que los nombres de grandes Tzadikim como Rabí Shimón Bar Iojai, Itzjak ben Shlomó Luria (El Santo Arí) y Rabí Shalom ben Itzjak (El Rashash).

Aquellos que dominan el Hebreo pueden buscar su nombre en Hebreo para encontrar enlaces a información y conferencias de él.

Aquí hay algunos extractos de videos cortos de sus conferencias con subtítulos en inglés. Si encuentra términos que no están claros, no dude en publicar una pregunta en la sección de comentarios a continuación y le responderé lo antes posible.