ZOHAR DIARIO # 1115 – PINJÁS – ENTONCES CANTARÁN LOS ÁRBOLES DE LA SELVA

Daily Zohar 1115

Holy Zohar text. Daily Zohar -1115

Traducción al Español:  Daniel Schulman

126. Dijo el Santo, bandito sea Él: Yo y Mi Shejiná somos los socios en el alma; el padre y la madre de la persona son los socios en el cuerpo, porque el padre inyecta la blancura EN EL BEBÉ, es decir el blanco de los ojos, los huesos, los tendones, y el cerebro, y la mujer SUMINISTRA el negro de los ojos, el cabello, la carne y la piel. Los cielos, la tierra, y todas sus huestes también participan en la creación DEL HOMBRE. Los ángeles, TAMBIÉN TOMAN PARTE, porque de ellos PROVIENE la Inclinación al Bien y la Inclinación al Mal, QUE EL HOMBRE debe ser representado en ambos. LA PARTE del sol y la luna es darle luz durante el día y durante la noche, e incluso las bestias, el ganado, las aves y los peces PARTICIPAN EN EL HOMBRE, porque éste hace su vida a partir de ellos. Los árboles y las semillas de la tierra PARTICIPAN EN ÉL para sustentarlo y nutrirlo.

Raaya Meheimna (El Fiel Pastor)

127. ¿Qué es lo que hace el Santo, bendito sea Él? Desarraiga a su padre y a su madre del Jardín del Edén y los trae consigo para que estén junto con Él en el regocijo de sus hijos. Y ASÍ ES EN EL MOMENTO DE LA REDENCIÓN, porque no hay regocijo como el de la Redención, sobre el que está escrito: “¡Regocíjense los cielos, y alégrese la tierra! ¡Y digan entre las naciones: Hashem reina… Entonces cantarán los árboles de la selva delante de Hashem, porque viene a juzgar la tierra” (Divrei Haiamim Álef/Crónicas I 16:31-33), PORQUE ENTONCES EL SANTO, BENDITO SEA ÉL, TRAE A LOS PATRIARCAS Y LAS MATRIARCAS DE ISRAEL PARA QUE ESTÉN EN EL REGOCIJO DE ELLOS.

Fin del Raaya Meheimna

 

Traducción al Hebreo:

126. אָמַר הַקָּדוֹשׁ בָּרוּךְ הוּא, אֲנִי וּשְׁכִינָתִי שֻׁתָּפוּת הַנְּשָׁמָה, וְאָבִיו וְאִמּוֹ שֻׁתָּפוּת הַגּוּף. שֶׁאָבִיו מַזְרִיעַ לֹבֶן שֶׁל הָעֵינַיִם וְשֶׁל הָעֲצָמוֹת וְשֶׁל הַגִּידִים וְהַמֹּחַ, וְהָאִשָּׁה שָׁחֹר שֶׁבָּעֵינַיִם וְשֵׂעָר וּבָשָׂר וְעוֹר. וְגַם כָּךְ שָׁמַיִם וָאָרֶץ וְכָל חֵילֵיהֶם הִשְׁתַּתְּפוּ בִיצִירָתוֹ: מַלְאָכִים, מֵהֶם יֵצֶר הַטּוֹב וְיֵצֶר הָרָע לִהְיוֹת מְצֻיָּר מִשְּׁנֵיהֶם. שֶׁמֶשׁ וּלְבָנָה לְהָאִיר לוֹ בַּיּוֹם וּבַלַּיְלָה. חַיּוֹת וּבְהֵמוֹת וְעוֹפוֹת וְדָגִים לְהִתְפַּרְנֵס מֵהֶם, וְכָל עֵצִים וְזַרְעֵי הָאָרֶץ לְהִתְפַּרְנֵס מֵהֶם.
127. מֶה עָשָׂה הַקָּדוֹשׁ בָּרוּךְ הוּא? עָקַר אֶת אָבִיו וְאִמּוֹ מִגַּן עֵדֶן וֶהֱבִיאָם עִמּוֹ, לִהְיוֹת עִמּוֹ בְּחֶדְוַת בְּנוֹ, וְאֵין חֶדְוָה כְּחֶדְוַת הַגְּאֻלָּה, שֶׁכָּתוּב בָּהּ (דברי הימים-א טז) יִשְׂמְחוּ הַשָּׁמַיִם וְתָגֵל הָאָרֶץ וְיֹאמְרוּ בַגּוֹיִם ה’ מָלָךְ. אָז יְרַנְּנוּ עֲצֵי הַיָּעַר מִלִּפְנֵי ה’ כִּי בָא לִשְׁפּוֹט אֶת הָאָרֶץ. (עד כאן רעיא מהימנא).

 

Comentario de Zion Nefesh:
Traducción de Haiskel Peñalver

La creación entera fue hecha para el propósito del hombre. Éste fue creado en el último día de la Creación. Hashem necesitaba dos socios, un padre y una madre para dar al hombre una forma. Hashem trae el alma que es la fuerza vital. El padre trae el aspecto del blanco, Columna Derecha, con el cual inyecta la zona blanca de los ojos, los huesos, los tendones y el cerebro. La parte de la madre al crear al hombre es en el aspecto de la Columna Izquierda, el negro que se encuentra en los ojos, el cabello, la piel y la carne. Son elementos de las partes exteriores de la vasija.
Los cielos y la tierra son en realidad socios en la creación del hombre y ellos insertaron la Buena y la Mala Inclinación.

Debido a que el hombre fue el último en ser creado, todas las creaciones previas estuvieron involucradas. Eso hizo que el hombre estuviera encima de todos ellos porque tiene una conexión con cada elemento de la Creación, lo cual le da al hombre la habilidad para controlarla.

Divré Haiamim Alef/Crónicas I 16:31
“¡Regocíjense los cielos, y alégrese la tierra!”

Y en el versículo 33:
Entonces cantarán los árboles de la selva delante de Hashem, porque viene a juzgar (aspecto de la Columna Central) a la tierra”

El Zohar revela que en el tiempo de la Redención, Hashem traerá al Padre y a la Madre para que se regocijen con nosotros. Esto significa que vamos a ser capaces de conectarnos con todos los elementos de la Creación, incluyendo las raíces ocultas.

{||}