ZOHAR DIARIO # 1440 – VAIAKEL – REGRESE POR BENDICIONES

Daily Zohar 1440

Holy Zohar text. Daily Zohar -1440

Traducción al Español:  Daniel Schulman

6. Porque, cuando hay gente mala, los justos y piadosos que se encuentran entre ellos son castigados por sus pecados. Esto ya fue explicado. POR ESO SHAÚL REMOVIÓ A LOS QUENITAS DE AMALEK. De la misma manera, si no fuera por la multitud mixta que se unió a Israel, Israel no habría sido castigado por el pecado del Becerro de Oro.

7. Ven y mira lo que está escrito arriba: “de todo hombre cuyo corazón le mueva a la liberalidad” (Shemot/Éxodo 25: 2), que incluye a todos, INCLUSO A LA MULTITUD MIXTA. Esto se debe a que el Santo, bendito sea Él, quiso construir el tabernáculo por todos lados, la parte interior y la cubierta. Y dado que había una multitud mixta entre ellos, fue dicho, “de todo hombre cuyo corazón le mueva a la liberalidad”, para incluirlos en Israel que son la parte interior. Por lo tanto, todos recibieron la orden de PARTICIPAR EN EL TABERNÁCULO.

8. Después, el pueblo se unió de acuerdo a su clase, y la multitud mixta vino y creó el Becerro y aquellos de Israel que fueron atraídos hacia ellos, eventualmente murieron. La multitud mixta trajo a Israel muerte y asesinatos. El Santo, bendito sea Él, dijo: de ahora en adelante, la construcción del tabernáculo será realizada solo por parte de Israel. De inmediato, “Moshé convocó a toda la congregación de los hijos de Israel …” (Shemot/Éxodo 35:1). Luego está escrito: “Tomad de entre vosotros una ofrenda para Hashem” (Id. 5). “De entre vosotros” ciertamente, en lugar de como está escrito anteriormente, “de todo hombre cuyo corazón le mueva” (Shemot(Éxodo 25:2). “Y cuando Moshé hubo convocado…” ¿De dónde los reunió? Porque la multitud mixta estaba entre ellos, Moshé tuvo que reunir y separar a Israel de entre ellos.

 

Traducción al Hebreo:

 

Comentario de Zion Nefesh:

Shemot/Éxodo 35:1
“Y cuando Moshé hubo convocado a toda la congregación de los hijos de Israel, les dijo: ‘Tales son las cosas que Hashem (os) ha mandado hacer’.

El Santo Arí nos revela que Moshé era el aspecto de Iesod de Jojmá . Los Israelitas tenían el mismo aspecto y cuando Moshé los ‘convocó’, quiso llevarlos nuevamente a sus raíces y a través suyo regresar a las chispas de santidad que habían perdido cuando participaron en el pecado del Becerro de Oro.

Moshé les recuerda el ‘precepto’ de cuidar el Shabat porque éste revela la luz de Biná.

Bereshit/Génesis 2:3
“Y bendijo Elokim el séptimo día y lo santificó, porque en él descansó Elokim de toda Su obra que había hecho al crear”.

El Shabat fue bendecido y santificado convirtiéndose en santo ante Hashem, ‘liberando’ el mundo en nuestras manos con las palabras ‘que Elokim había hecho al crear’.

Los seis días son el aspecto de la obra y el proceso de Tikún. Éste no existía antes del primer Shabat.
Cuando cuidamos el Shabat nos apoyamos en el proceso de Tikún y somos capaces de conectarnos con la bendición que Hashem otorgó en Shabat.

Hay diferentes niveles de cuidado del Shabat y los más importantes son: evitar comenzar cosas nuevas, no comprar cosas nuevas y no prender fuego en Shabat.

Iniciar, producir o comprar cosas nuevas activa el proceso de Tikún y nos desconectan de la bendición del Shabat.
El fuego tiene el poder de transformar los elementos de un estado a otro, creando un nuevo estado de existencia. Si el fuego no fue encendido antes del Shabat con el plan exacto sobre cómo usarlo, no se debe encender uno nuevo.

Otro aspecto importante de cuidar el Shabat es evitar discusiones y sobre todo evitar la ira. Es como poner el cuerpo y el alma sobre el fuego, lo que crea un cambio negativo en el cuerpo y el alma.

Para conectarse a la bendición del Shabat en el nivel de Biná tenemos que escuchar la Torá y estudiar el Zohar.

Después de recordarle al pueblo la conexión de Shabat, Moshé le pidió al pueblo que contribuyera con la construcción del Tabernáculo. Esto le dio al pueblo otra oportunidad para conectarse a la Santidad que Hashem trajo al mundo.

Contribuir y sostener canales de Luz abre y trae Luz a nuestras vidas.

Moshé no ‘ convocó ‘ al pueblo en un lugar, lo conectó nuevamente con la Luz que había perdido.

La lección para nosotros es que incluso si fracasamos en el camino de la Luz y hacemos más difícil nuestro Tikún, siempre podemos regresar a la Luz por apoyo y renovación.

{||}