ZOHAR DIARIO # 1585 – VAETJANAN- REZARLE A LAS PAREDES…

Daily Zohar 1585

Holy Zohar text. Daily Zohar -1585

Traducción al Español:  Daniel Schulman

10. Ven y mira, quien se encuentra orando debe enderezar sus piernas, lo cual ya ha sido explicado. Se debe cubrir la cabeza como alguien que está de pie ante el Rey y cubrir sus ojos para no contemplar la Shejiná. En su libro Rav Hamnuna Saba dijo: A quien abre los ojos durante la oración o no baja su vista hacia el suelo, el Ángel de la Muerte le llega antes. Cuando su alma se marche, CUANDO PARTA DEL MUNDO, no va a ver la luz de la Shejiná ni morir por un beso. Quien trata a la Shejiná con ligereza es tratado ligeramente cuando lo necesita. Este es el significado de, “a los que Me honran, Yo los honraré, más los que Me desprecian serán tenidos en poco”. (Shmuel Alef/Samuel I 2:30).

11. SE REFIERE A aquel que contempla a la Shejiná cuando ora, pero ¿cómo puede mirar a la Shejiná? Y ÉL RESPONDE, Significa conocer la Shejiná es seguramente ante él CUANDO ORA. POR LO TANTO ÉL NO DEBE ABRIR LOS OJOS. Este es el significado de: “Entonces volvió Jizkiahu su cara hacia la pared y oró a Hashem” (Ieshaiahu/Isaías 38:2), donde descansaba la Shejiná. Por esa razón no debe haber nada entre él y la pared CUANDO ORA. Esto ya ha sido explicado.

 

Traducción al Hebreo:

10. בֹּא וּרְאֵה, מִי שֶׁעוֹמֵד בַּתְּפִלָּה, צָרִיךְ לְכַוֵּן רַגְלָיו, וּפֵרְשׁוּהָ. וְצָרִיךְ לְכַסּוֹת רֹאשׁוֹ כְּמִי שֶׁעוֹמֵד לִפְנֵי הַמֶּלֶךְ, וְצָרִיךְ לְכַסּוֹת (לְכַסּוֹת) (לִסְתֹּם) עֵינָיו כְּדֵי שֶׁלֹּא יִסְתַּכֵּל בַּשְּׁכִינָה. וּבְסִפְרוֹ שֶׁל רַב הַמְנוּנָא סָבָא אָמַר, מִי שֶׁפּוֹקֵחַ עֵינָיו בִּשְׁעַת הַתְּפִלָּה אוֹ שֶׁלֹּא מַנְמִיךְ אֶת עֵינָיו לָאָרֶץ, מַקְדִּים עָלָיו מַלְאַךְ הַמָּוֶת, וּכְשֶׁתֶּצֵא נַפְשׁוֹ לֹא יִסְתַּכֵּל בְּאוֹר הַשְּׁכִינָה וְלֹא יָמוּת בִּנְשִׁיקָה. מִי שֶׁמְּזַלְזֵל בַּשְּׁכִינָה הוּא מִתְזַלְזֵל בְּאוֹתָהּ שָׁעָה שֶׁהוּא צָרִיךְ אוֹתָהּ, זֶהוּ שֶׁכָּתוּב (שמואל-א ב) כִּי מְכַבְּדַי אֲכַבֵּד וּבֹזַי יֵקָלּוּ.
11. זֶה מִי שֶׁמִּסְתַּכֵּל בַּשְּׁכִינָה בְּשָׁעָה שֶׁהוּא מִתְפַּלֵּל. וְאֵיךְ יָכוֹל לְהִסְתַּכֵּל בַּשְּׁכִינָה? אֶלָּא לָדַעַת שֶׁוַּדַּאי הַשְּׁכִינָה עוֹמֶדֶת לְפָנָיו. זֶהוּ שֶׁכָּתוּב וַיַּסֵּב חִזְקִיָּהוּ פָּנָיו אֶל הַקִּיר, שֶׁשָּׁם שׁוֹרָה הַשְּׁכִינָה. מִשּׁוּם כָּךְ לֹא צָרִיךְ לִהְיוֹת חוֹצֵץ בֵּינוֹ וּבֵין הַקִּיר, וּפֵרְשׁוּהָ.

 

Comentario de Zion Nefesh:

Cuando oramos con pureza y corazón abierto, la Shejiná se une a nuestra oración para apoyar su elevación a las puertas superiores del Cielo. Cuando alcanzamos el nivel más alto de nuestra oración, por lo general mientras oramos de pie en silencio (Amidá), cubrimos nuestra cabeza y nuestro rostro y solo podemos mirar en el libro de oraciones.

Quienes conocen la oración de memoria y quienes meditan su propia oración especial, deben cerrar sus ojos porque a este nivel, la Shejiná está frente a nosotros.
Nuestros ojos pueden ver en los niveles físico y espiritual, ya que están conectados con la sefirá de Jojmá. Por eso lo que vemos puede fácilmente afectar nuestro estado de ánimo y nuestras emociones.

El Zohar cita a Shmuel Alef/Samuel I 2:30, que nos enseña la importancia de la oración y de nuestra conciencia durante la oración:
“A los que Me honran, Yo los honraré, más los que Me desprecian serán tenidos en poco”.

Durante nuestras oraciones y meditaciones no debemos tener ningún tipo de distracción. La atención se centra en la construcción gradual de nuestras vasijas a través de la meditación y la purificación de los pensamientos de toda distracción. No debemos mirar a los lados, incluso si hay un ruido. No debemos mirar nuestro reloj porque nos hace caer a la limitación del mundo de Maljut. No hay teléfonos inteligentes, a menos que muestren texto e imágenes que nos ayuden con la meditación.

En algunas sinagogas se puede ver personas que cuando llegan a la conexión silenciosa se colocan frente a la pared o se paran directamente detrás de una silla. Hacen esto para crear una separación entre ellos y el resto del mundo. Esta costumbre proviene de la manera en que el Rey Jizkiahu oraba a Hashem.

Ieshaiahu/Isaías 38: 2
“Entonces volvió Jizkiahu su cara hacia la pared y oró a Hashem

El Zohar explica que nuestras oraciones deben provenir de las paredes de nuestro corazón. Esa fue la acción del Rey Jizkiahu. Volverse a la pared representaba el cambio que tenía lugar en su interior. Entonces hacía sus oraciones a Hashem y hemos estudiado en el ZD # 1851 que su oración fue respondida.

{||}