ZOHAR DIARIO # 2332 – SHEMOT – ESPEJOS DE PUREZA

Daily Zohar 2332

Holy Zohar text. Daily Zohar -2332

Traducción al Español:  Daniel Schulman

32. Afortunado es Israel. Aunque estaban exiliados en Egipto, estaban protegidos contra estos tres: de la impureza de la menstruación; de las hijas de deidades extranjeras; y de matar a los niños. Ellos intentaron ACCIONES en público para despertar el estado de fructificación y multiplicación. COMO ÉL DICE ADEMÁS: Aunque se decretó que “todo hijo que naciere lo echaréis al río” (Shemot/Éxodo 1:22), no se encontraba entre ellos una persona que matara un embrión en el vientre de una mujer, tanto más después del NACIMIENTO. A través de este mérito, Israel salió del exilio.

33. ELLAS SE GUARDARON EN EGIPTO de la impureza de la menstruación; porque Rabí Jiá enseñó: ¿Qué es el versículo: “Hizo también la fuente de cobre con su base de cobre, fabricándola de los espejos de las mujeres que se congregaban” (Shemot/Éxodo 38:8)? ¿Por qué las mujeres merecen esto, LLEVAR LOS ESPEJOS AL TABERNÁCULO? Porque ellas se protegieron en el exilio en Egipto, de modo que después de que se purificaban de la impureza de su menstruación, venían y se adornaban y se miraban al espejo de sus esposos, y los incitaban a ser fructíferos y a multiplicarse. ASÍ ELLAS FUERON PROTEGIDAS CONTRA LA IMPUREZA DE LA MENSTRUACIÓN EN EL EXILIO DE EGIPTO.

 

Traducción al Hebreo:

32. אַשְׁרֵיהֶם יִשְׂרָאֵל, שֶׁאַף עַל גַּב שֶׁהָיוּ בְּגָלוּת מִצְרַיִם, נִשְׁמְרוּ מִכָּל שְׁלֹשֶׁת אֵלֶּה – מִנִּדָּה, מִבַּת אֵל נֵכָר, וּמֵהֶרֶג שֶׁל זַרְעָם, וְהִשְׁתַּדְּלוּ בְּפַרְהֶסְיָא בִּפְרִיָּה וּרְבִיָּה. שֶׁאַף עַל גַּב שֶׁנִּגְזְרָה הַגְּזֵרָה כָּל הַבֵּן הַיִּלּוֹד הַיְאֹרָה תַּשְׁלִיכֻהוּ, לֹא נִמְצָא בֵינֵיהֶם מִי שֶׁהוֹרֵג עֻבָּר בִּמְעֵי אִשָּׁה, כָּל שֶׁכֵּן אַחַר כָּךְ. וּבִזְכוּת זוֹ יָצְאוּ יִשְׂרָאֵל מֵהַגָּלוּת.
33. מִנִּדָּה – שֶׁשָּׁנָה רַבִּי חִיָּיא, מַה שֶּׁכָּתוּב (שמות לח) וַיַּעַשׂ אֵת הַכִּיּוֹר נְחֹשֶׁת וְאֵת כַּנּוֹ נְחֹשֶׁת בְּמַרְאֹת הַצֹּבְאֹת. מִפְּנֵי מָה זָכוּ נָשִׁים לָזֶה? מִשּׁוּם שֶׁשָּׁמְרוּ עַצְמָן בְּגָלוּת מִצְרַיִם, שֶׁלְּאַחַר שֶׁנִּטְהֲרוּ הָיוּ בָאוֹת מְקֻשָּׁטוֹת, וּמִסְתַּכְּלוֹת בַּמַּרְאָה בְּבַעְלֵיהֶן, וּמְעוֹרְרוֹת אוֹתָם לִפְרִיָּה וּרְבִיָּה.

 

Comentario de Zion Nefesh:

Shemot/Éxodo 1:22
“Y Paró ordenó a todo su pueblo, diciendo: ‘Todo hijo que naciere lo echaréis al río; y a toda hija guardaréis con vida'”

El decreto del Faraón de matar a los niños no impidió que los Israelitas continuaran dando a luz a sus hijos en pureza. El Zohar revela que las mujeres de los Israelitas guardaron las leyes de pureza en su unificación con sus maridos antes del Éxodo y después y por eso merecieron salir del exilio en Egipto.

Id. 38:8
“Hizo también la fuente de cobre con su base de cobre, fabricándola de los espejos de las mujeres que se congregaba en multitudes a la entrada de la tienda de reunión”

A las mujeres no se les permitía entrar al Santo Tabernáculo porque pueden llevar el aspecto de la muerte durante su ciclo mensual. Ellas donaban los espejos en el Santo Tabernáculo que les permitía ver el trabajo de los sacerdotes dentro de la tienda sin entrar.

La conexión visual con los sacrificios y otros servicios limpiaba todas las impurezas de ellas y podían ser puras y atraer a sus esposos para uniones elevadas para traer almas de nivel superior.

El ciclo mensual de la mujer comenzó inmediatamente después del primer pecado, cuando Adam y Javá trajeron la mortalidad al mundo. El estado inmortal los abandonó y la mujer tuvo que crear una conexión con la vida dentro de sus ovarios.

Si esta vida/vasija potencial no se encuentra con una semilla/luz masculina para formar nueva vida, entonces la vasija se rompe y abandona al cuerpo vivo. Este es el aspecto del juicio original y la muerte del primer pecado (Bereshit/Génesis 3: 16-17).

La unificación de un hombre y una mujer representa una unificación de Luz y vasija. Si la vasija no es pura, incluso si la Luz es pura, el resultado no es positivo, incluso si no es para tener hijos.

Este tema es demasiado amplio para cubrirlo en unos pocos párrafos, pero recuerde que la pureza es muy importante para la vida del matrimonio. Cuando una pareja se separa de todos los aspectos de la muerte, tienen juntos una vida hermosa y bendecida.

Una vez que se detiene el período, la mujer cuenta siete días de pureza para asegurarse de que no ve ninguno de los aspectos de la muerte.

Esta regla garantiza que la vasija de la mujer pase por al menos un Shabat con la Luz de Biná. En la noche del séptimo día, la mujer entra en una Mikve que limpia todas las impurezas espirituales.

La mujer debe evitar mirar nada negativo, feo o perturbador por cualquier motivo para tener la conciencia clara y pura en el momento de la unificación.

{||}