ZOHAR DIARIO # 3036 – EMOR – CÓMO BENDECIR A TODAS LAS NACIONES DE LA TIERRA

Daily Zohar 3036

Holy Zohar text. Daily Zohar -3036

Traducción al Español:  Daniel Schulman

70. Ven y mira, estos SIETE DÍAS DE SUCOT, EL SECRETO DE JESED, GUEVURÁ, TIFERET, NETZAJ, HOD, IESOD Y MALJUT, suben a lo alto, YA QUE LA ILUMINACIÓN DE JOJMÁ DENTRO DE ELLOS BRILLA DESDE ABAJO HACIA ARRIBA, mientras que esos SETENTA TOROS DE LOS QUE SE NUTREN LAS SETENTA NACIONES descienden cada vez más abajo, A MEDIDA QUE LAS NACIONES LOS ARRASTRAN DESDE ARRIBA HACIA ABAJO COMO ES SU VOLUNTAD, ASÍ SE HUNDEN ELLOS ABAJO. Esto fue expresado en: “Aunque te remontares como el águila y entre las estrellas pusieres tu nido, de allí te hare bajar, dice Hashem” (Ovadiá/Abdías 1:4). Pero Israel se eleva desde abajo hacia arriba, como está escrito, “y será tu simiente como el polvo de la tierra” (Bereshit/Génesis 28:14), y “y multiplicaré tu simiente como las estrellas del cielo” (Id. 26:4). DE ESTA MANERA ELLOS SE LEVANTAN DEL POLVO DE LA TIERRA HACIA LAS ESTRELLAS DEL CIELO. Luego se elevan por encima de todo y se unen al lugar más encumbrado, como está escrito, “Más vosotros, que os adherísteis a Hashem, vuestro Elokim…” (Dvarim/Deuteronomio 4:4).

71. “Pero sea del ganado vacuno (Lit. ‘buey’) o del ganado menor, no podréis degollar a ella y a su hijo” (Vaikrá/Levítico 22:28). Rabí Iosi dijo: EL SIGNIFICADO sigue su traducción Aramea, “ella y su hijo”, EN LUGAR DE ‘ÉL Y SU HIJO’, porque es la forma en que la madre conoce a su hijo, y SU HIJO la sigue a ella y no al padre, y nosotros no sabemos quién es SU PADRE.

 

Traducción al Hebreo:

70. וּבֹא רְאֵה, אֵלּוּ עוֹלִים לְמַעְלָה לְמַעְלָה, וְאֵלּוּ יוֹרְדִים לְמַטָּה לְמַטָּה, כְּמוֹ שֶׁנֶּאֱמַר (עובדיה א) אִם תַּגְבִּיהַּ כַּנֶּשֶׁר וְאִם בֵּין כּוֹכָבִים שִׂים קִנֶּךָ מִשָּׁם אוֹרִידְךָ נְאֻם ה’. וְיִשְׂרָאֵל עוֹלִים מִמַּטָּה לְמַעְלָה, שֶׁכָּתוּב (בראשית כח) וְהָיָה זַרְעֲךָ כַּעֲפַר הָאָרֶץ, וְכָתוּב (שם כו) וְהִרְבֵּיתִי אֶת זַרְעֲךָ כְּכוֹכְבֵי הַשָּׁמַיִם. וְאַחַר כָּךְ עוֹלִים עַל הַכֹּל וְנִדְבָּקִים בְּמָקוֹם עֶלְיוֹן עַל הַכֹּל. זֶהוּ שֶׁכָּתוּב (דברים ד) וְאַתֶּם הַדְּבֵקִים בַּה’ אֱלֹהֵיכֶם וְגוֹ’.
71. וְשׁוֹר אוֹ שֶׂה אֹתוֹ וְאֶת בְּנוֹ. אָמַר רַבִּי יוֹסֵי, כְּתַרְגּוּמוֹ: אוֹתָהּ וְאֶת בְּנָהּ. שֶׁעִקַּר הָאֵם לָדַעַת אֶת בְּנָהּ, וְהוֹא הוֹלֵךְ אַחֲרֶיהָ, וְלֹא הוֹלֵךְ אַחַר אָבִיו, וְאָנוּ לֹא יוֹדְעִים מִי הוּא? לֹא תִשְׁחֲטוּ בְּיוֹם אֶחָד.

 

Comentario de Zion Nefesh:

# 70
Los siete días de Sucot representan las siete Sefirot de Zeir Anpin y Maljut. Ellas suben y la Luz de Jojmá desciende con los sacrificios de los 70 toros que proveen alimento a las 70 naciones. Ellos atraen la Luz desde un nivel Superior hacia abajo, y así caen. Es el aspecto de Ovadiá/Abdías 1:4
“Aunque te remontares como el águila y entre las estrellas pusieres tu nido, de allí te hare bajar, dice Hashem

Los Israelitas ‘trepan’ desde los niveles inferiores hacia Arriba. Ellos comienzan a crecer en el nivel de Maljut, que es el ‘polvo de la tierra’ como leemos en Bereshit/Génesis 28:14.
“Y será tu simiente como el polvo de la tierra; y te extenderás hacia el oeste y hacia el este y hacia el norte y hacia el sur; y se bendecirán todas las familias de la tierra en ti y en tu simiente”

Cuando los Israelitas suben y se aferran a Hashem, extraen la Fuerza Vital que proviene del nombre de Hashem.
Dvarim/Deuteronomio 4:4
“Más vosotros, que os adherísteis a Hashem, vuestro Elokim, estáis todos vivos hoy”

# 71
Vaikrá/Levítico 22:28
“Pero sea del ganado vacuno o del ganado menor, no podréis degollar a ella y a su hijo en un mismo día”

La Torá prohíbe el sacrificio de un buey o de una oveja y sus crías en el mismo día. El hijo suele seguir a la madre y la relación es clara, pero siempre hay dudas sobre quién es el padre. Esta ley de la Torá se estableció para evitar remover el ‘árbol’ y la ‘rama’ el mismo día/tiempo.

Lección:

La conexión de los Israelitas con Hashem es vital para el mundo entero. Estamos en el exilio, lejos del Santo Templo, esparcidos entre las naciones del mundo para poder extraer Luz para nutrir a los locales.

Los sacerdotes SÓLO podían hacer sacrificios en el Santo Templo de Jerusalem. Como no tenemos el Templo, usamos nuestras oraciones y todas las demás herramientas espirituales para revelar la Luz y afectar nuestro ambiente y el mundo entero.

Dondequiera que encontramos comunidades y centros judíos alrededor del mundo, vemos progreso. En regiones y países sin población de los hijos de Israel, vemos oscuridad, pobreza y caos. Es posible que no podamos sacrificar bueyes, pero podemos estudiar y orar todos los días para que brille la Luz en el mundo que nos rodea.

{||}