ZOHAR DIARIO # 3483 – VAYERÁ – EL PODER PURIFICADOR DE LA TORÁ

Daily Zohar 3483

Holy Zohar text. Daily Zohar -3483

Traducción al Español:  Daniel Schulman

109. Ven y mira: dondequiera que Avraham vivió, plantó un árbol. Pero éste no creció adecuadamente en todos los lugares; solo creció adecuadamente cuando vivió en Kna’an. Y por este árbol, supo quién estaba apegado al Santo, bendito sea Él, y quién adoraba a los ídolos.

110. Porque si una persona se apegaba al Santo, bendito sea Él, el árbol extendía sus ramas, le cubría la cabeza y le formaba una sombra agradable. Pero si una persona estaba apegada a la idolatría, el árbol levantaba sus ramas hacia lo alto. Entonces Avraham supo QUE ÉL ADORABA ÍDOLOS. Avraham lo reprendió y no lo dejó ir hasta que se adhiriera a la fe en el Santo, bendito sea Él.

111. Además, quien era puro era aceptado por el árbol. Pero quien era impuro no era aceptado. Entonces Avraham sabía SI UNA PERSONA ERA IMPURA. Si este era el caso, la purificaba con agua.

112. Y había un manantial de agua debajo del árbol. Si una persona QUE ERA LIGERAMENTE IMPURA necesitaba una inmersión, el agua subía inmediatamente y las ramas del árbol se elevaban. Avraham supo entonces que era impuro y que tenía que ser sumergido en agua inmediatamente. Pero si una persona no necesitaba ser purificada, el manantial se secaba. Entonces Avraham supo que él aún era impuro y necesitaba esperar siete días.

 

Traducción al Hebreo:

109. בֹּא רְאֵה שֶׁאַבְרָהָם נָטַע אִילָן בְּכָל מָקוֹם שֶׁדִּיּוּרוֹ שָׁם, וְלֹא הָיָה עוֹלֶה בְּכָל מָקוֹם כָּרָאוּי, פְּרָט לְשָׁעָה שֶׁדִּיּוּרוֹ הָיָה בְּאֶרֶץ כְּנַעַן, וּבְאוֹתוֹ אִילָן הָיָה יוֹדֵעַ מִי שֶׁנֶּאֱחָז בַּקָּבָּ”ה וּמִי שֶׁנֶּאֱחָז בַּעֲבוֹדָה זָרָה.
110. מִי שֶׁנֶּאֱחָז בַּקָּבָּ”ה, הָיָה הָאִילָן פּוֹרֵשׂ עֲנָפָיו וּמְכַסֶּה עַל רֹאשׁוֹ וְעוֹשֶׂה עָלָיו צֵל נָאֶה. וּמִי שֶׁנֶּאֱחָז בַּצֵּל שֶׁל עֲבוֹדָה זָרָה, אוֹתוֹ הָאִילָן הָיָה מִתְעַלֶּה, וַעֲנָפָיו הָיוּ עוֹלִים לְמַעְלָה. אָז הָיָה יוֹדֵעַ אַבְרָהָם וּמַזְהִיר אוֹתוֹ, וְלֹא זָז מִשָּׁם עַד שֶׁנֶּאֱחַז בֶּאֱמוּנַת הַקָּדוֹשׁ בָּרוּךְ הוּא.
111. וְכָךְ מִי שֶׁהוּא טָהוֹר [ד”א כָּךְ] מְקַבֵּל אוֹתוֹ הָאִילָן, וּמִי שֶׁהוּא טָמֵא אֵינוֹ מְקַבֵּל אוֹתוֹ. אָז יָדַע אַבְרָהָם וְהָיָה מְטַהֵר אוֹתָם בְּמַיִם.

 

Comentario de Zion Nefesh:

# 109
Avraham plantaba un árbol dondequiera que viviera. Los árboles no crecían bien, excepto cuando estaba en la tierra de Kna’an. Junto al árbol, supo quién estaba cerca del Santo, bendito sea Él y quién era idólatra.

# 110
Las ramas del árbol de Avaham se extenderían sobre la cabeza de una persona que está conectada con el Santo, bendito sea Él. Si una persona era idólatra el árbol doblaba sus ramas para evitar a la persona. Avraham entonces educaba a la persona hasta que se conectara a la fe del Santo, bendito sea Él.

# 111
Avraham seguía las señales del árbol para identificar a los impuros y los purificaba con agua.

# 112
Debajo del árbol había un manantial de agua. Cuando una persona necesitaba purificación con agua, el agua subía y las ramas del árbol se doblaban. Avraham sabía que la persona tiene una ligera impureza y necesita una inmersión inmediata en agua sin esperar siete días para lograr una pureza completa. Si el agua se secaba, Avraham sabía que la persona tiene impureza que requiere siete días de espera.

Lección:

El árbol es el aspecto de conexión con el Árbol de la Vida que extiende sus ‘ramas’ sobre nuestras cabezas cuando nos conectamos con los estudios. Cuando seguimos a los ‘ídolos’ que son nuestros deseos egoístas, nos desconectamos del Árbol y perdemos su protección.

El Talmud nos enseña que el agua no es más que Torá.

La Guemará (Bava_Kamma.82a) discute la segunda de las ordenanzas de Ezrá: que se debe leer la Torá todos los lunes y jueves. La Guemará pregunta: ¿Instituyó Ezrá esta práctica? Pero fue instituida desde el principio, es decir, mucho antes de su tiempo.

Como se enseña en una baraita con respecto al versículo: “Y Moshé condujo a los hijos de Israel del Mar Rojo, y salieron al desierto de Shur; y anduvieron tres días en el desierto sin encontrar agua” (Shemot/Éxodo 15:22).

Aquellos que interpretan los versículos metafóricamente dijeron que el agua aquí no se refiere a otra cosa que la Torá, como se dice metafóricamente, con respecto a los que desean sabiduría: “¡Todos los sedientos, venid a las aguas!” (Ieshaiahu/Isaías 55:1).

{||}