ZOHAR DIARIO # 3800 – VAIESHEV – ¡LÁVELAS!




Daily Zohar 3800

Holy Zohar text. Daily Zohar -3800

Traducción al Español: Daniel Schulman

114. Rabí Shimón citó el versículo: “Lavo en inocencia mis manos antes de rodear Tu altar, Hashem” (Tehilim/Salmos 26:6). Esto ya se ha explicado, pero ven y mira: el misterio es que ningún hombre en el mundo evita probar la muerte de noche. Como resultado, el espíritu de contaminación se cierne sobre su cuerpo. La razón es que el Alma Santa lo abandona en ese momento y, una vez que se va, el Espíritu de Contaminación se cierne sobre su cuerpo y él es contaminado.

115. Cuando el alma regresa al cuerpo, la inmundicia pasa; sin embargo, permanece en las manos. Por lo tanto, un hombre no debe pasarse las manos por los ojos, ya que el Espíritu de Contaminación descansa sobre ellos hasta que se lavan. Cuando un hombre las lava adecuadamente, entonces es santificado y llamado “santo”.

116. ÉL PREGUNTA: ¿Cómo debemos santificarnos CON EL LAVADO DE MANOS? ÉL RESPONDIÓ QUE necesitamos una taza abajo y una taza arriba. Para ser santificado desde la taza de arriba, el recipiente de abajo debe recibir la suciedad de la impureza y contener el AGUA contaminada, mientras que la taza de ARRIBA se utiliza para la santificación, YA QUE SU AGUA ES VERTIDA SOBRE LAS MANOS. La de ARRIBA es bendecida y la de ABAJO es maldecida. No debemos vaciar el agua impura dentro de la casa para que nadie se acerque a ella, porque los ESPÍRITUS DAÑINOS se reúnen en ella y un hombre podría resultar dañado por el agua sucia.

 

Traducción al Hebreo:

114. רַבִּי שִׁמְעוֹן פָּתַח וְאָמַר, (תהלים כו) אֶרְחַץ בְּנִקָּיוֹן כַּפָּי וַאֲסוֹבְבָה אֶת מִזְבַּחֲךָ ה’. הַפָּסוּק הַזֶּה בֵּאֲרוּהוּ. אֲבָל בֹּא רְאֵה כָּאן אֶת סוֹד הַדָּבָר, שֶׁהֲרֵי אֵין לְךָ אָדָם בָּעוֹלָם שֶׁאֵינוֹ טוֹעֵם אֶת טַעַם הַמָּוֶת בַּלַּיְלָה, וְרוּחַ הַטֻּמְאָה שׁוֹרָה עַל אוֹתוֹ הַגּוּף, מָה הַטַּעַם? מִשּׁוּם שֶׁהַנְּשָׁמָה הַקְּדוֹשָׁה מִסְתַּלֶּקֶת מִן הָאָדָם וְיוֹצֵאת מִמֶּנּוּ, וְעַל שֶׁהַנְּשָׁמָה הַקְּדוֹשָׁה יוֹצֵאת וּמִסְתַּלֶּקֶת מִמֶּנּוּ, שׁוֹרָה רוּחַ שֶׁל טֻמְאָה עַל אוֹתוֹ הַגּוּף וְנִטְמָא.
115. כְּשֶׁהַנְּשָׁמָה חוֹזֶרֶת לַגּוּף, עוֹבֶרֶת אוֹתָהּ הַזֻּהֲמָה, וַהֲרֵי נִתְבָּאֵר שֶׁבִּידֵי הָאָדָם נִשְׁאֶרֶת זֻהֲמַת הַטֻּמְאָה, וְעַל כֵּן אַל יַעֲבִיר יָדוֹ עַל עֵינוֹ, מִשּׁוּם שֶׁאוֹתָהּ רוּחַ הַטֻּמְאָה שׁוֹרָה עָלָיו עַד שֶׁנּוֹטֵל אוֹתָם, וּכְשֶׁנּוֹטֵל יָדוֹ כָּרָאוּי, אָז מִתְקַדֵּשׁ וְנִקְרָא קָדוֹשׁ.
116. וְאֵיךְ צָרִיךְ לְהִתְקַדֵּשׁ? צָרִיךְ כְּלִי אֶחָד לְמַטָּה וּכְלִי אֶחָד מִלְמַעְלָה, כְּדֵי שֶׁיִּתְקַדֵּשׁ מֵאוֹתוֹ שֶׁלְּמַעְלָה, וְאוֹתוֹ שֶׁלְּמַטָּה שֶׁיּוֹשֵׁב בַּזֻּהֲמָה שֶׁטֻּמְאָה בּוֹ. וְזֶה הַכְּלִי לְקַבֵּל טֻמְאָה, וְזֶה לְהִתְקַדֵּשׁ מִמֶּנּוּ. זֶה בָּרוּךְ וְזֶה אָרוּר. וְלֹא צָרִיךְ לִשְׁפֹּךְ בַּבַּית אֶת אוֹתָם מַיִם שֶׁל הַזֻּהֲמָה, שֶׁלֹּא יִקְרַב אֲלֵיהֶם אִישׁ, שֶׁהֲרֵי בָּהֶם מִתְכַּנְּסִים הַצַּד שֶׁלָּהֶם, וְיָכוֹל לְקַבֵּל נֵזֶק מֵאוֹתָם הַמַּיִם הַטְּמֵאִים.

 

Comentario de Zion Nefesh:

Continuación del ZD anterior

# 114
Tehilim/Salmos 26: 6
“Lavo en inocencia mis manos antes de rodear Tu altar, Hashem”

Rabí Shimón explica que el secreto de esto es que cada persona en el mundo experimenta el sabor de la muerte durante el sueño y el espíritu impuro se conecta a su cuerpo. Debido a que el alma santa abandona el cuerpo durante el sueño, el espíritu impuro puede venir y contaminar el cuerpo de la persona.

# 115
Cuando el alma regresa al cuerpo, la impureza lo abandona, pero las manos todavía tienen un espíritu de impureza hasta que son lavadas. Por esa razón, uno no debe tocarse el ojo u otras partes del cuerpo antes de lavarse las manos y santificarse. Entonces puede ser llamado ‘santo’.

# 116
Para ser santificados con el lavado de manos, necesitamos dos tazas, una taza abajo y una arriba. La taza inferior recibe la impureza de las manos lavadas.

La taza de arriba tiene el aspecto de ‘Bendito’ y es la que santifica las manos. Desde allí, echamos agua en las manos sobre la taza inferior que tiene el aspecto de ‘maldito’. El agua en la taza inferior es impura y no debe verterse en la casa porque atraen espíritus inmundos del Otro Lado que podrían dañar las personas que entran en contacto con estas aguas.

Lección:

Cuando nos despertamos del sueño nocturno, debemos lavarnos las manos inmediatamente para quitarles el espíritu impuro.

Utilizamos una taza con dos asas, pero cualquier taza puede servir. Sostenemos la taza con la mano derecha para llenarla con agua limpia (agua del grifo). La mano derecha representa a Jesed y deseamos llevar Jasadim al recipiente con el agua limpia que también tiene el aspecto de Jesed.

Luego transferimos la taza con el agua a la mano izquierda para que la Izquierda sirva a la Derecha. Con la mano izquierda, vertimos un poco de agua sobre la mano derecha desde la muñeca hacia abajo a ambos lados de la mano.

Luego, transferimos la taza a la derecha y vertemos agua sobre la mano izquierda de manera similar. Movemos el recipiente hacia la derecha y repetimos el proceso tres veces (1. derecha, izquierda, 2. derecha, izquierda, 3. derecha, izquierda).

Si el recipiente de agua es pequeño, podemos dejar el agua corriendo y volver a llenar el recipiente durante el lavado. El Santo Arí explica que el espíritu impuro salta de una mano a la otra, pero cuando alternamos el lavado sobre las manos, el espíritu abandona las manos.

Después del lavado, levantamos nuestras manos al nivel de la cara y decimos la bendición mientras nos frotamos las manos y las secamos.

Algunas personas tienen un recipiente de agua y un tazón al lado de su cama para lavarse inmediatamente cuando abren los ojos, pero como la casa es una unidad, está bien ir al fregadero y lavarse.

Si uno usa el baño para lavarse las manos, no debe decir la bendición hasta que salga del baño. Si se usa un cuenco como recipiente inferior, el agua debe enjuagarse inmediatamente en el baño.

Estas aguas no deben usarse para ningún propósito o para limpiar pisos o plantas de agua, etc. No deben desecharse en ningún lugar donde la gente camine. Para lavar el camino de entrada use una manguera y agua limpia.

La bendición de la mañana para lavarse las manos es:
“Baruj Atá AD’NI Elokeinu Melej Ha’lam, asher kidshanu bemitzotav vetzivanu al netilat iadaim”

Si uno necesita ir al baño inmediatamente después de lavarse, puede hacerlo y lavarse de nuevo con la taza o simplemente dejar correr agua del grifo sobre sus manos como se describe arriba. En tal caso, podemos omitir el uso de la taza porque la principal impureza que tenía el aspecto de la muerte de la noche se lavó antes.

Las manos deben limpiarse de cualquier suciedad “física” antes de eliminar la negatividad espiritual. Es fundamental lavarse las manos antes de tocar un libro sagrado, aunque lo hagamos con agua corriente.

Tocar a su cónyuge y seres queridos es un acto de transferencia de energía y debemos tratarlo con manos y mentes puras. Los bebés pueden verse afectados fácilmente por manos con negatividad.

Para comprar una taza de este tipo, busque en Internet “Tasa de lavar con dos asas”. Hay muchas elegantes, pero incluso una de plástico barato es buena para este propósito. El agua limpia las manos, no el recipiente.

Puede encontrar más explicaciones sobre el lavado de manos en los Libros de Oración diarios y en línea, incluidos videos de demostración. Algunos de ellos pueden ser diferentes de mi explicación anterior, que es correcta según el Zohar y el Arí.

{||}