JANUCÁ – ES MÁS QUE UN MILAGRO – PARTE II

De la oscuridad a la luz

Los sabios describen cuatro exilios que los israelitas experimentaron y los conectan con el segundo versículo de la Torá.

Bereshit/Génesis 1:2
“Y la tierra estaba informe y vacía, y había oscuridad sobre la haz del abismo; y el Espíritu de Elokim se cernía sobre la haz de las aguas”.

‘Y la tierra estaba informe’, es el aspecto del exilio babilónico.

‘Y vacía’ es el aspecto del exilio persa.

‘Y había oscuridad’ es el aspecto del exilio griego.

‘Sobre la haz del abismo’ es el aspecto del exilio de Edom (Roma).

‘Y el Espíritu de Elokim se cernía sobre la haz de las aguas’ es el aspecto del espíritu del Mashíaj.

El exilio en Egipto tuvo lugar antes de que los israelitas recibieran la Torá y se convirtieran en una nación. Está en una categoría diferente y no siempre aparece con los cuatro exilios.

¿Por qué el exilio griego se denomina ‘oscuridad’?

Los griegos eran grandes filósofos y no mataban a la gente sólo para mostrar su poder. Su objetivo era llevar su cultura a todos los países que conquistaron y gobernaron. Los israelitas no estaban impresionados por su cultura porque tenían la Torá y una fe que los eleva por encima del mundo material. Los griegos adoraban la existencia física, su cuerpo, sus moradas y sus lógicas. Los judíos molestaban a los griegos y éstos empezaron a hacer leyes que limitaban las conexiones espirituales de los judíos con las leyes de la Torá. Su objetivo era debilitar su fe para que abrazaran la cultura griega en su lugar. Esa estrategia funcionó bien durante mucho tiempo y muchos judíos se volcaron a la cultura helenística.

  Tumba de Matitiahu HaCohen en Israel

Los griegos abrieron 13 huecos en las paredes del Santo Templo y contaminaron todo el aceite y las herramientas de servicio en el Santo Templo. Como sabemos 13 es el valor numérico de ‘Ahavá’, ‘Amor’, y de ‘Ejad’,’Unidad’. Estas acciones crearon una gran pérdida de conexión con la Luz. Los griegos siguieron asesinando y torturando a la gente para desconectarla del cumplimiento de los preceptos. La oscuridad se extendió por la Tierra de Israel hasta que el Sumo Sacerdote Matitiahu dijo: ¡Suficiente! Y llamó a todos los que tenían certeza en Hashem para que se unieran a él y a sus hijos. Empezaron la revuelta por la independencia y les tomó 7 años remover a los griegos y a la oscuridad que impusieron al pueblo.

———-
El día que se celebran los milagros de Janucá fue fijado el 25 de Kislev.

La palabra número 25 de la Torá es ‘Or’ ‘Luz’.
Génesis 1:1 = 7 palabras; Génesis 1:2 = 14 palabras, Génesis 1:3 = La cuarta palabra es ‘Or’, ‘Luz’ a partir de ‘Haya Luz’.

La palabra ‘Janucá’’ también se lee como ‘Janú-Ca’, que significa ‘aparcó/vino a …’ 25. La palabra ‘Ca’ también se conecta con las bendiciones de los sacerdotes que traen Luz a la nación y al mundo.

Es muy bueno dar Tzedaká antes de encender la Menorá para crear afinidad con la Luz que es toda compartir. Si tiene una alcancía para Tzedaká en su casa, deje caer pocas monedas o done en línea a sus canales favoritos de Luz, incluso una fracción de lo que dona cada mes.

Usted puede colocar una taza para la Tzedaká cerca de la Menorá y poner monedas o billetes durante los días de Janucá. Antes del último día entregue el dinero para Tzedaká o el equivalente de la cantidad recolectada o más en línea.

La costumbre de dar dinero a los niños en Jánuca es animarlos a que también den Tzedaká. Sería un buen hábito tener una alcancía de Tzedaká en casa y dar algunas monedas a los niños para que coloquen en ella antes de Shabat y todos los demás días festivos.

El propósito de dar Tzedaká es crear el aspecto de transformar lo material en Luz. Esa acción nos conecta con el nivel de Iesod que se llama Tzadik y Tzedaká. Iesod es donde la Luz viene al mundo.

El dinero es poder pero tiene limitación porque no puede garantizar la protección de causas naturales. La Luz puede darnos protección, salud y todo lo que necesitamos incluso antes de que experimentemos su falta. Busque la Luz y él lo encontrará.

Feliz Janucá

{||}