LAS LUCES DE JANUCÁ

Respondiendo a una pregunta formulada en la sección de Comentarios, preparé el video que se encuentra a continuación para explicar las Luces reveladas en Janucá.

“¿Podría explicar a este lector las combinaciones de Luz/vasija en cada día de Jánuca y en qué debemos centrarnos cada día (la conciencia, las palabras y los hechos preferidos, los destinatarios de Tzedaká, los tiempos propicios, etc.)?”

Segunda noche: Recibimos Luz de Iesod en la Vasija de Jesed. Encendemos tres velas (dos velas más el Shamash)
Tercera noche: Recibimos la Luz de Hod en la Vasija de Guevurá. Encendemos cuatro velas (3 + 1)
Cuarta noche: Recibimos la Luz de Netzaj en la Vasija de Tiferet. Encendemos cinco velas (4 + 1)
Quinta noche: Recibimos la Luz de Tiferet en la Vasija de Netzaj. Encendemos seis velas (5 + 1)
Sexta noche: Recibimos la Luz de Guevurá en la Vasija de Hod. Encendemos siete velas (6 + 1)
Séptima noche: Recibimos la Luz de Jesed en la Vasija de Iesod. Encendemos ocho velas (7 + 1)
Octava noche: Recibimos la Luz de Biná en la Vasija de Maljut. Encendemos nueve velas (8 + 1) El viernes encendemos las velas de Jánuca antes de las velas de Shabat.


La conexión más importante es atraer la Luz hacia la Vasija. Utilizamos aceite que representa la Luz de Jojmá que llega a través de Biná. El milagro que se reveló y reaparece cada año durante este tiempo es un flujo continuo de Luz de Biná hacia Maljut.

Damos Tzedaká para conectarnos con Iesod y abrir la puerta de la Luz hacia nosotros y hacia el mundo. En nuestras oraciones expresamos aprecio (Sefirá Hod) por los milagros y establecemos una conexión más fuerte con la Vasija. Algunos maestros proporcionan ‘fórmulas’ para meditar y actuar todos los días. Yo no sigo eso. Creo que cada persona debe hacer su máximo esfuerzo todos los días del año en todos los aspectos de su vida.

Zohar, oraciones, meditación, compartir, Tzedaká, etc. La Tzedaká durante este tiempo proporciona la conexión más fuerte con la Luz de Jánuca. Pero podemos lograr un efecto similar si damos Tzedaká todos los viernes (podría ser una cantidad menor cada semana para preparar nuestras vasijas para la Luz de Biná en Shabat).

Dar Tzedaká en Erev Rosh Jodesh y en las Festividades, especialmente cuando encendemos velas para los Tzadikim para obtener su apoyo (http://dailyzohar.com/tzadikim/). Purim también es un buen momento para elevarse espiritualmente a través del acto de Tzedaká.

Una persona que actúa espiritualmente en forma correcta todos los días del año se beneficia automáticamente de las Luces especiales que aparecen durante diferentes días festivos, porque su vasija está preparada y su deseo por la Luz es fuerte.

El estudio del Zohar Diario de manera regular purifica y construye una vasija más fuerte con la capacidad de atraer Luz de los niveles superiores.

Mire y comparta este video:
https://www.youtube.com/watch?time_continue=57&v=eUvaVmG8tpE