ZOHAR DIARIO # 1456 – TZAV – SANGRE

Daily Zohar 1456

Holy Zohar text. Daily Zohar -1456

Traducción al Español:  Daniel Schulman

1. “Esta es la Torá del holocausto” (Vaikrá/Levítico 6:2). Rabí Shimón abrió el debate diciendo: “Tu justicia es como las grandes montañas, Tus juicios son un abismo profundo” (Tehilim/Salmos 36:7). Hemos explicado y aprendido este versículo. Ven y mira: el holocausto (lit. ‘elevación’) hace que la Congregación de Israel se eleve y sea agregada Arriba y se una al Mundo por Venir, BINÁ, de modo que todo sea uno, conectado junto en alegría. Dado que este se eleva cada vez más alto HASTA BINÁ, está escrito: “Esta es la Torá”, que es el secreto de Masculino y Femenino juntos, ES DECIR, ZEIR ANPIN Y MALJUT, que son la Torá Escrita y la Torá Oral, elevándose con amor HACIA BINÁ. “ESTE (Heb. ZOT)” ES EL SECRETO DE MALJUT, LA TORÁ ORAL, Y LA TORÁ ES EL SECRETO DE ZEIR ANPIN, LA TORÁ ESCRITA.

2. Hemos explicado en relación con el versículo: “¡Está su izquierda debajo de mi cabeza!” (Shir Hashirim/Cantar de los Cantares 2:6) QUE MALJUT RECIBE DE LA COLUMNA IZQUIERDA DE ZEIR ANPIN. Cuando el Lado Norte se agita, QUE ES GUEVURÁ DE ZEIR ANPIN, LA COLUMNA IZQUIERDA, MALJUT se eleva entonces con amor para ser adornada con la derecha DE ZEIR ANPIN, QUE ES JESED. Ella, MALJUT, se agrega al medio, ES DECIR, LA COLUMNA CENTRAL DEL ZEIR ANPIN, QUE ES TIFERET DE ZEIR ANPIN, y todo brilla desde dentro del secreto del Santo de los Santos, BINÁ. Esto sucede a través del secreto del hombre a través de la voluntad de los sacerdotes, QUE SON LA COLUMNA DERECHA, las oraciones DE LOS HIJOS DE ISRAEL, QUE SON LA COLUMNA CENTRAL, y el canto DE LOS LEVITAS, QUE SON LA COLUMNA IZQUIERDA.

3. Ya hemos explicado que la ofrenda del holocausto es el Santo de los Santos, de acuerdo con el secreto del Espíritu Celestial, BINÁ. Porque tres espíritus están conectados A LA OFRENDA DEL HOLOCAUSTO: 1) El espíritu inferior llamado ‘Espíritu Santo’, MALJUT; 2) el Espíritu Medio llamado “el espíritu de Jojmá y Biná”, QUE ES ZEIR ANPIN, EL HIJO DE JOJMÁ y BINÁ. También es llamado un ‘espiritu inferior’, SIENDO INFERIOR EN RELACIÓN CON BINÁ, sin embargo, este espíritu sale del Shofar que incluye fuego y agua, y 3) El oculto secretamente el Espíritu Superior, BINÁ, en el cual se sustentan todos los Espíritus Santos, A PARTIR DE LOS CUALES brillan todos los rostros. Por tanto, la ofrenda del holocausto se convierte en un verdadero espíritu nuevamente.

 

Traducción al Hebreo:

1. זֹאת תּוֹרַת הָעֹלָה וְגוֹ’. רַבִּי שִׁמְעוֹן פָּתַח וְאָמַר, צִדְקָתְךָ כְּהַרְרֵי אֵל מִשְׁפָּטֶיךָ תְּהוֹם רַבָּה וְגוֹ’. הַפָּסוּק הַזֶּה פֵּרַשְׁנוּהוּ וְנִתְבָּאֵר. בֹּא רְאֵה, הָעוֹלָה הַזּוֹ מַעֲלָה וְקוֹשֶׁרֶת אֶת כְּנֶסֶת יִשְׂרָאֵל לְמַעְלָה, וְהַדְּבֵקוּת שֶׁלָּהּ בְּתוֹךְ הָעוֹלָם הַבָּא לִהְיוֹת הַכֹּל אֶחָד בְּקֶשֶׁר אֶחָד, בְּשִׂמְחָה. וּמִשּׁוּם שֶׁעוֹלָה לְמַעְלָה לְמַעְלָה, כָּתוּב זֹאת תּוֹרַת, סוֹד שֶׁל זָכָר וּנְקֵבָה יַחַד, תּוֹרָה שֶׁבִּכְתָב וְתוֹרָה שֶׁבְּעַל פֶּה לַעֲלוֹת בַּחֲבִיבוּת.
2. כְּשֶׁמִּתְעוֹרֶרֶת רוּחַ צָפוֹן, כְּמוֹ שֶׁבֵּאַרְנוּהוּ שֶׁכָּתוּב שְׂמֹאלוֹ תַּחַת לְרֹאשִׁי, אֲזַי הִיא עוֹלָה בַּחֲבִיבוּת, וּמִתְעַטֶּרֶת בְּיָמִין, וּמִתְחַבֶּרֶת עִם הָאֶמְצָעִי, וְהַכֹּל מֵאִיר מִסּוֹד שֶׁל קֹדֶשׁ הַקֳּדָשִׁים, וְזֶה מִתּוֹךְ סוֹד שֶׁל אָדָם, בִּרְצוֹן הַכֹּהֵן וּבִתְפִלָּה וּבְשִׁירָה.
3. וַהֲרֵי בֵּאַרְנוּ שֶׁעוֹלָה קֹדֶשׁ קָדָשִׁים בְּסוֹד הָרוּחַ הָעֶלְיוֹנָה, מִשּׁוּם שֶׁשָּׁלֹשׁ רוּחוֹת קְשׁוּרוֹת כְּאַחַת: הָרוּחַ הַתַּחְתּוֹנָה שֶׁנִּקְרֵאת רוּחַ הַקֹּדֶשׁ, הָרוּחַ שֶׁלְּפָנִים בָּאֶמְצַע, שֶׁנִּקְרֵאת רוּחַ חָכְמָה וּבִינָה, וְכֵן הָרוּחַ הַתַּחְתּוֹנָה. אֲבָל הָרוּחַ הַזּוֹ שֶׁיּוֹצֵאת מִתּוֹךְ שׁוֹפָר, כְּלוּלִים בְּאֵשׁ וּמַיִם. הָרוּחַ הָעֶלְיוֹנָה שֶׁהִיא סְתוּמָה בַּחֲשַׁאי, שֶׁבָּהּ מִתְקַיְּמִים כָּל הָרוּחוֹת הַקְּדוֹשׁוֹת וְכָל הַפָּנִים מְאִירוֹת, וּמִשּׁוּם כָּךְ חוֹזֶרֶת הָעוֹלָה רוּחַ מַמָּשׁ.

 

Comentario de Zion Nefesh:

La porción de Tzav trata acerca del trabajo de los sacerdotes en el procesamiento de los sacrificios llevados al Santo Tabernáculo. La Torá brinda detalles específicos sobre cómo manejar la sangre de los animales. En este artículo nos centraremos en la conexión de la sangre y la vida.

Vaikrá/Levítico 7:27
“Quien ingiera cualquier tipo de sangre, esa persona será extirpada”

Esta advertencia aparece cuatro veces en la parashá. ¿Qué significa esto?
Cuando la Torá habla de la muerte casi nunca es acerca de la terminación de la vida tal como la conocemos. La primera vez que leemos acerca de una advertencia de muerte como resultado de una acción está en Génesis 2:17, donde Hashem le dice a Adán y Eva “mas del árbol del conocimiento del bien y del mal no comerás, porque en el día que de él comieres, ciertamente morirás”.

Sabemos que Adam no murió y que, de hecho, vivió 930 años. La muerte de que la Torá está hablando es un “corte” espiritual, una desconexión de la raíz del Árbol de la Vida. La palabra ‘MeAmav’, ‘de su pueblo’ se puede leer como dos palabras ‘Maam- Iah’, ‘de Iud-Hei’ (Jojmá y Biná) representan a la “Vida” del Árbol de la Vida.

La Cabalá nos enseña que hay cinco niveles del alma (Nefesh, Ruaj, Neshamá, Jaiá y Iejidá). El nivel que lleva y mantener la vida en nuestro cuerpo es ‘Nefesh’. Mientras la sangre circula en el cuerpo, el cuerpo vive.

Dvarim/Deuteronomio 12:23
“Tan solo sé fuerte para evitar ingerir la sangre, pues la sangre es el alma (Nefesh, vida), y no se debe ingerir el alma con la carne” (Nefesh, vida).

Las acciones de la persona afectan la sangre. El propósito de los sacrificios es limpiar la sangre llevando al animal al sacerdote para ser sacrificado y quemado en el altar. El sacerdote sigue un proceso específico para eliminar la impureza de una persona. La forma en que la sangre se manipula es muy importante en el proceso. El Zohar explica que el espíritu de Inclinación al Mal quema en una persona como el fuego y que sólo el sacerdote puede remover el espíritu de impureza de la persona con fuego porque el sacerdote es el aspecto de la columna de derecha.

El fuego en el Altar debe permanecer encendido a lo largo del tiempo con el fin de mantener alejados a todos los espíritus impuros.

Vaikrá/Levítico 6:6
“Que haya un fuego constante sobre el Altar, que no se extinga”

Esh, tamid Tukad al-hamizbeaj lo tijbé’.

Repetir este versículo varias veces ayudará a superar e impedir que la Inclinación al Mal invada los pensamientos de la persona.

La Torá nos prohíbe comer la carne con la sangre porque, como se ha explicado anteriormente, el alma animal se encuentra en la sangre, y si la comemos nos conectamos con esa energía. Los que comen la carne con la sangre contaminan sus almas y causan una desconexión de sus propias almas de la raíz pura del Árbol de la Vida.

Los sacrificios y el procesamiento de la sangre por el sacerdote nos limpian. Desde la destrucción del Santo Templo sólo tenemos una oportunidad de hacerlo y es el día previo a Iom Kipur.

Nunca debemos consumir sangre. Carne Kosher significa que el animal ha sido sacrificado en forma apropiada para liberar su alma y que la sangre fue completamente drenada antes de su cocción y consumo.

Lamentablemente hoy en día es raro encontrar una carne kosher verdadera, por más que el sello y el embalaje lo digan. La carne de pollo kosher tiene menos riesgo de contener sangre en su interior y es “más segura”.

{||}