ZOHAR DIARIO # 1463 – SHMINÍ – NADAV Y AVIHU 1 (INTRODUCCIÓN A LA INMORTALIDAD)

Daily Zohar 1463

Holy Zohar text. Daily Zohar -1463

Traducción al Español: Daniel Schulman

4. Rabí Itzjak dijo: ¿Por qué la Bet es abierta POR UN LADO Y CERRADA POR EL OTRO? ÉL EXPLICA que cuando un hombre se apega a la Torá, está abierto para recibirla y para unirse a ella, pero que cuando cierra sus ojos a esta y camina en el Otro Lado, es cerrado desde el Otro Lado, COMO LA BET, como está escrito: “Si Me abandonas un día, te abandonaré dos”. No habrá apertura hasta que vuelve a vincularse a ésta cara a cara, y nunca la abandone de nuevo. Por lo tanto, la Torá ACERCA a los hombres llamándolos: “¡A vosotros, oh varones, estoy clamando” (Mishlé/Proverbios 8:4), y también: “Clama en las encrucijadas de las calles concurridas; a la entrada de las puertas y por toda la ciudad profiere sus palabras” (Mishlé/Proverbios 1:21).

5. Rabí Iehudá dijo: La Bet es UNA FORMA de dos techos Y una LÍNEA que los une. ¿Qué significa esto? Un TECHO ENCIMA es para el cielo, QUE ES ZEIR ANPIN, y el otro DEBAJO para la tierra, QUE ES MALJUT. El Santo, bendito sea Él, QUE ES IESOD, los une y los recibe.

6. Rabí Eleazar dijo: Hay tres luces santas luces supernas, ES DECIR TRES LÍNEAS conectadas en conjunto, en las cuales está comprendida toda la Torá. Estas abren las puertas a todo el mundo Y TIENEN INFLUENCIA sobre la Fe, QUE ES MALJUT, y son como una casa para todos. Por lo tanto, son llamadas ‘una casa’, porque LAS TRES LÍNEAS DE LA BET EN ALUSIÓN A LAS TRES COLUMNAS DE ZEIR ANPIN son una casa (Heb. bait). La Torá comienza, pues, con esa letra, porque es una casa y un remedio para el mundo entero.

 

Traducción al Hebreo:

4. רַבִּי יִצְחָק אָמַר, מִפְּנֵי מָה ב’ פְּתוּחָה וּסְתוּמָה? אֶלָּא בְּשָׁעָה שֶׁאָדָם בָּא לְהִתְחַבֵּר עִם הַתּוֹרָה, הֲרֵי הִיא פְּתוּחָה לְקַבֵּל אוֹתוֹ וּלְהִשְׁתַּתֵּף עִמּוֹ. וּבְשָׁעָה שֶׁאָדָם סוֹתֵם עֵינָיו מִמֶּנָּה וְהוֹלֵךְ לְדֶרֶךְ אַחֶרֶת, הֲרֵי הִיא סְתוּמָה מֵהַצַּד הָאַחֵר, כְּמוֹ שֶׁנֶּאֱמַר, אִם יוֹם תַּעַזְבֵנִי – יוֹמַיִם אֶעֶזְבֶךָּ. וְלֹא יִמְצָא פֶתַח עַד שֶׁיָּשׁוּב לְהִתְחַבֵּר עִם הַתּוֹרָה פָּנִים בְּפָנִים, וְלֹא יִשְׁכַּח מִמֶּנָּה. וְלָכֵן הַתּוֹרָה פּוֹתַחַת לִפְנֵי בְּנֵי אָדָם וּמַכְרִיזָה וְקוֹרֵאת לָהֶם, (משלי ח) אֲלֵיכֶם אִישִׁים אֶקְרָא וְגוֹ’, וְכָתוּב (שם א) בְּרֹאשׁ הֹמִיּוֹת תִּקְרָא בְּפִתְחֵי שְׁעָרִים בָּעִיר אֲמָרֶיהָ תֹאמֵר.
5. רַבִּי יְהוּדָה אָמַר, ב’ שְׁנֵי גַגּוֹת, וְאֶחָד שֶׁאוֹחֵז אוֹתָם. מַה זֶּה אוֹמֵר? אֶלָּא אֶחָד לַשָּׁמַיִם וְאֶחָד לָאָרֶץ, וְהַקָּדוֹשׁ בָּרוּךְ הוּא אוֹחֵז וּמְקַבֵּל אוֹתָם.
6. רַבִּי אֶלְעָזָר אָמַר, שְׁלֹשָׁה אוֹרוֹת (צְדָדִים אֵלּוּ) אֵלּוּ עֶלְיוֹנִים קְדוֹשִׁים שֶׁאֲחוּזִים כְּאֶחָד, וְהֵם הַכְּלָל שֶׁל הַתּוֹרָה, וְאֵלּוּ פּוֹתְחִים פֶּתַח לַכֹּל. פּוֹתְחִים פֶּתַח לָאֱמוּנָה, וְאֵלֶּה הַבַּיִת שֶׁל הַכֹּל, וְעַל זֶה נִקְרְאוּ בַיִת, שֶׁאֵלֶּה הֵם הַבַּיִת.

 

Comentario de Zion Nefesh:

Shminí en hebreo “El octavo” se refiere al nivel de Biná. Biná es donde la fuerza de vida viene al mundo, alimenta y sustenta a toda la Creación.

Tenemos el Octavo día de la festividad de Sucot, el octavo día de Pesaj. Después de Pesaj contamos el Omer durante siete semanas. En el primer día de la octava semana recibimos el don de la Torá en el Monte Sinaí. La mujer realiza la mitzvá de conectarse con su marido en el octavo día después de contar siete días de pureza. La circuncisión del niño recién nacido se hace en el octavo día.

Esos pocos ejemplos nos hablan de la importancia del Octavo nivel y de la conexión a Biná.
Moshé servía en el Santo Tabernáculo durante siete días, y al octavo día (que era el primer día de Nisan y el primer día del año) se le ordenó transferir los deberes del sacerdocio a Aharón.
Ese día especial Nadav y Avihu servían en el proceso de traer sacrificios para limpiar a la nación.

Ellos vieron el fuego que provenía de Hashem para quemar los sacrificios (Vaikrá/Levítico 9:24)
“de la presencia de Hashem salió fuego que consumió de sobre el altar el holocausto y los sebos”

Ese proceso reveló un canal a Biná y la nación vio y cayó al suelo con alegría y júbilo.
(Vaikrá/Levítico 9:24):
“Y como lo viese todo el pueblo, lanzó gritos de júbilo y cayeron sobre sus rostros”.

Nadav y Avihu eran una sola alma. Sus nombres suman el valor de 91 (Nadav = 56) + (Avihú = 24) + (letras= 9) + (2 de las palabras), que de acuerdo a la Cabalá, dice mucho acerca de su energía. 91 es el valor de Amen ” y la combinación del Nombre Superior e inferior. Esta es la unificación que se realiza cuando respondemos Amén a una bendición.

La palabra para ‘ángel’, ‘Malaj’ también equivale a 91. Todo lo que Nadav y Avihu querían era servir y atraer la Luz al mundo. Cuando vieron la gran revelación de Luz (versículo 9:24), no dudaron en actuar en consecuencia. Estaban listos para sacrificarse ellos mismos para el beneficio de todos. En el versículo siguiente también inicia un nuevo capítulo (10:01). En verdad nos estamos beneficiando de su acción desinteresada hasta la llegada del Mashíaj (B”H Hoy, Amén).

Continúa en el próximo ZD

{||}