ZOHAR DIARIO # 2212 – EKEV – LOS TRES EN LA MESA PRINCIPAL

Daily Zohar 2212

Holy Zohar text. Daily Zohar -1892

Traducción Española de Daniel Schulman

Publicado originalmente en el ZD # 1892

20. Él abrió el debate con el versículo: “También harás una mesa de madera de acacia” (Shemot/Éxodo 25:23). Ven y mira: todos los presentes en la fiesta del Rey tenían tradiciones agradables y gentiles para mostrar que eran miembros de la mesa del Rey. El mayor lavaba sus manos PRIMERO. Cuando entraban a sentarse para la comida, el mayor se sentaba a la cabecera de la mesa. El segundo estaba a continuación de éste, y el tercero a continuación del segundo. Éstos son llamados las “tres camas’, PORQUE SU COSTUMBRE ERA CADA UNO SE RECLINARA SOBRE UNA CAMA, para corresponder a los tres Patriarcas, y a los sacerdotes, los Levitas e Israel QUE SON JESED, GUEVURÁ Y TIFERET. A partir de aquí, no tenían ninguna orden especial, sino que se sentaban a medida que iban llegando.

21. La segunda COSTUMBRE era que el dueño de casa partía el pan para poder repartirlo generosamente. Primero completaba LA BENDICIÓN SOBRE EL PAN y luego lo partía. Los sabios de la Mishná han establecido esto de modo que ninguno de los que estaban reclinados en la mesa festiva tenía permitido probar hasta que el dador que hacía la bendición lo hubiera probado primero. Al que reparte no se le permitía probar hasta que todos los presentes hubieran terminado de decir Amén. Y si deseaba delegar el honor DE DARLE A OTRO QUE PARTIERA EL PAN, podía hacerlo. Además, se ha señalado que el invitado bendecía LA BENDICIÓN POSTERIOR A LA COMIDA para que bendijera al anfitrión.

 

Traducción al Hebreo:

20. פָּתַח וְאָמַר, (שמות כה) וְעָשִׂיתָ שֻׁלְחָן עֲצֵי שִׁטִּים וְגוֹ’. בֹּא רְאֵה, מִנְהָגִים טוֹבִים וְיָפִים הָיוּ נוֹהֲגִים בַּעֲלֵי הַסְּעוּדָה שֶׁל הַמֶּלֶךְ לְהַרְאוֹת שֶׁהֵם מִבְּנֵי שֻׁלְחַן הַמֶּלֶךְ. גָּדוֹל אֶחָד מִבְּנֵי הַסְּעוּדָה נוֹטֵל יָדָיו בִּזְמַן שֶׁיִּכָּנְסוּ לַסְּעוּדָה לְהָסֵב. הַגָּדוֹל מֵסֵב בָּרֹאשׁ, הַשֵּׁנִי תַּחְתָּיו, וְהַשְּׁלִישִׁי תַּחַת הַשֵּׁנִי. וְאֵלֶּה נִקְרְאוּ שְׁלֹשָׁה מִטּוֹת, כְּנֶגֶד שְׁלֹשָׁה אָבוֹת, וּכְנֶגֶד כֹּהֲנִים לְוִיִּם וְיִשְׂרְאֵלִים. מִכָּאן וְאֵילָךְ אֵין לָהֶם סֵדֶר, אֶלָּא כָּל הַקּוֹדֵם זוֹכֶה.
21. שֵׁנִית, בַּעַל הַבַּיִת בּוֹצֵעַ, כְּדֵי שֶׁיִּבְצַע בְּעַיִן יָפָה, וּמַשְׁלִים הַבְּרָכָה, וְאַחַר כָּךְ בּוֹצֵעַ. וּפֵרְשׁוּהָ רַבּוֹתֵינוּ שֶׁל הַמִּשְׁנָה, שֶׁאֵין הַמְּסֻבִּים רַשָּׁאִים לִטְעֹם עַד שֶׁיִּטְעֹם הַמְבָרֵךְ, וְאֵין הַבּוֹצֵעַ רַשַּׁאי לִטְעֹם עַד שֶׁיִּכְלֶה אָמֵן מִפִּי הַמְּסֻבִּים. וְאִם רְצוֹנוֹ לְחַלֵּק כָּבוֹד, הָרְשׁוּת בְּיָדוֹ. וְעוֹד פֵּרְשׁוּהָ שֶׁהָאוֹרֵחַ מְבָרֵךְ, בִּשְׁבִיל שֶׁיְּבָרֵךְ אֶת בַּעַל הַבַּיִת.

 

Comentario de Zion Nefesh:

Continuación del ZD anterior

Shemot/Éxodo 25:23
“También harás una mesa de madera de acacia; de dos codos será su longitud y de un codo su anchura y de un codo y medio su altura”

Todo lo relacionado con la mesa es significativo porque es una conexión espiritual y cada acción es una vasija para atraer la Luz adecuada a Maljut.

Hay maneras de honrar la mesa de comer. En la cabecera de la mesa se sienta la persona más honorable, luego la segunda y la tercera. Ellas representan las Tres Columnas como paralelo a los Cohen, los Levitas e Israel. Después de la primeras tres, no es significativo el orden de los asientos.

Luego la persona que organizó la comida (llamado dueño de casa, ‘Baal Habait’) realiza las bendiciones de ‘Hamotzi’, parte el pan y reparte porciones de éste a quienes están a la mesa.

Debe esperar a comer el pan hasta que escucha Amén de quienes están sentados a la mesa. El ‘Amén’ activa la luz de la bendición y el pan. Los otros no pueden comer hasta que él come el primer bocado, atrayendo esta Luz a la mesa.

Los invitados dirigen la bendición posterior a la comida (Birkat Hamazón) para tener la oportunidad de bendecir al dueño de casa.

Debemos tratar cada alimento que comemos como una conexión espiritual. Después de todo queremos la comida para transformarla en pura energía en nuestro cuerpo para que nos proporcione fuerza y salud en el cuerpo y el alma. Sin bendiciones alimentamos la conciencia del cuerpo y el deseo de recibir para uno mismo.

Sugiero realizar la bendición adecuada, observar la comida y tener la conciencia de atraer la Luz que ésta contiene.

Los alimentos Kosher son supervisados para asegurar que en el proceso de su preparación se siguieron las leyes espirituales para proporcionar energía espiritual pura y equilibrada.

{||}