ZOHAR DIARIO # 3433 – HAAZINU – INCLINA TU OÍDO Y OYE

Daily Zohar 3433

Holy Zohar text. Daily Zohar -3433

Traducción al Español:  Daniel Schulman

157. De la cavidad del oído se derivan otras cavidades: la cuenca del ojo, la cavidad bucal y las fosas nasales de la nariz. Desde el sonido que entra por las cavidades del oído, si es necesario entra DESDE EL OÍDO hasta las cuencas de los ojos y los ojos derraman lágrimas. De ese sonido, si es necesario, ingresa por las fosas nasales de la abertura en la nariz y ellos sacan humo y fuego de ese sonido. Este es el significado de “lo cual oyó Hashem y encendióse Su ira, de modo que ardió en medio de ellos” (Bemidbar/Números 11:1). Si es necesario, el sonido entra en la cavidad bucal y habla y pronuncia palabras a partir de ese sonido. Todo proviene del sonido QUE ENTRA por los oídos; entra en todo el cuerpo y todo tiembla a partir de éste. Mucho se deriva de ese oído. Bienaventurado el que cuida lo que dice. Por eso está escrito: “Aquel que guarda su lengua del mal y sus labios de hablar (con) engaño” (Tehilim/Salmos 34:14).

158. La audición se aplica a este oído, ES DECIR BINÁ LLAMADA AUDICIÓN, y dentro de la audición se incorporan los lóbulos cerebrales JOJMÁ, BINÁ Y DA’AT, YA QUE JOJMÁ SE REVELA SOLAMENTE A TRAVÉS DE BINÁ. Jojmá está incluida en ella, como está escrito: “Da, pues, a Tu siervo un corazón inteligente (Lit. ‘oyente’)” (Melajim Alef/Reyes I 3:9), CORAZÓN (HEB. ‘LEV’, = 32) SIENDO EL SECRETO DE LOS 32 SENDEROS DE SABIDURÍA. Biná ESTÁ INCLUIDA DENTRO DE ÉL, como está escrito, “Habla, que Tu siervo escucha” (Shmuel Alef/Samuel I 3:10), TAMBIÉN estamos escuchando, LO CUAL SIGNIFICA QUE ENTENDEMOS. Da’at ESTÁ INCLUIDA DENTRO DE ÉL, como está escrito, “¡Oye, hijo mío, y recibe mis dichos” (Mishlé/Proverbios 4:10), “y guardas mis mandamientos dentro de ti” (Mishlé/Proverbios 2:1), EN EL CUAL OÍR SIGNIFICA CONOCER. Así todo se deriva del oído. LA RECEPCIÓN DE oraciones y peticiones depende de este oído, así como la apertura de los ojos. Este es el significado de “Inclina, Hashem, Tu oído y oye; abre, Hashem, Tus ojos y ve” (Melajim Bet/Reyes II 19:16). Así todo se origina A PARTIR DEL OÍDO.

 

Traducción al Hebreo:

 

Comentario de Zion Nefesh:

# 157
Los orificios de los oídos conectan con las cuencas de los ojos, la boca y las fosas nasales. La voz que llega a los oídos, si es necesario, va a los ojos y hace brotar lágrimas. Desde esa voz, si es necesario, entra por las fosas nasales y saca fuego y humo, que es un aspecto de la ira. Como leemos en Bemidbar/Números 11:1, “lo cual oyó Hashem y encendióse Su ira, de modo que ardió en medio de ellos”. Si es necesario, la voz entra por la boca y habla y deriva el habla de esa voz.

Todo es a partir de esa voz que entra por los oídos, entra en todo el cuerpo, y todo es sentido por éste. Mucho depende de los oídos. Bienaventurado el que guarda sus palabras. Como está escrito, Tehilim/Salmos 34:14, “guarda su lengua del mal y sus labios de hablar (con) engaño”

# 158
El oído tiene el sentido de la audición, que es Biná. La audición incluye las Luces de Jojmá, Biná y Da’at porque Jojmá solo puede revelarse a través de Biná.

Melajim Alef/Reyes I 3:9
“Da, pues, a Tu siervo un corazón inteligente, para juzgar a Tu pueblo, para poder distinguir entre el bien y el mal; porque ¿quién es capaz de juzgar a este Tu pueblo tan grande?”

El ‘corazón’, ‘Lev’, numéricamente 32 tiene el aspecto de los 32 senderos de la Sabiduría, Jojmá.

Shmuel Alef/Samuel I 3:10
“Entonces vino Hashem y se detuvo y llamó como las otras veces: ‘¡Shmuel!, ¡Shmuel!’ Y respondió Shmuel: ‘Habla, que Tu siervo escucha”

Después de que Shmuel escuchó a Hashem, se conectó con él y respondió: “Habla, que Tu siervo escucha”.

Mishlé/Proverbios 4:10
“¡Oye, hijo mío, y recibe mis dichos y se te multiplicarán los años de vida!”

‘Mis dichos’ es una referencia a los preceptos de la Torá. Todo está incluido en el oído porque oír es el aspecto de la primera revelación de la Luz Circundante que sale de la cabeza de Adam Kadmón.

La recepción de oraciones, peticiones y la apertura de ojos, depende del oído.

Daniel 9:18
“¡Inclina, Hashem, Tu oído y oye; abre Tus ojos y ve”

La ‘inclinación’ del oído para oír representa la elevación de Maljut, el habla, a Biná, el oído. También provoca la abertura de los ojos porque Jojmá (ojos) está conectado al oído.

Lección:

La buena capacidad de oír nos brinda una apertura para la comprensión (Biná) y la sabiduría ‘reveladora’ (Jojmá).

Cuando ‘inclinamos’ nuestros oídos y permitimos que otros hablen, les damos tiempo para entenderlos y provocar la reacción adecuada.

{||}