ZOHAR DIARIO # 4135 – VAIGASH – LOS SERES VIVIENTES EN LOS CIELOS




Daily Zohar 4135

Holy Zohar text. Daily Zohar -4135

Traducción al Español: Daniel Schulman

125. Y hay un ser viviente sobre los seres inferiores, ES DECIR, sobre los otros seres vivientes de abajo. Todos son sostenidos por él, y los cuatro vientos del mundo imprimen en él ciertos rostros que brillan en cada viento. Éste tiene poder sobre los cuatro vientos. Se ha explicado que hay tres de este viento y tres de aquel viento, y así sucesivamente, hasta los cuatro vientos del mundo.

126. Hay una serie de firmamentos uno encima del otro, y un firmamento que reina sobre ellos. Todos lo miran. Está escrito, “Y por debajo de la expansión sus alas estaban derechas (tocándose) la una con la otra” (Iejezkel/Ezequiel 1:23), porque todos tienen el mando sobre lo que está a su cargo. Y entre ellos está el lapso de la medida de una cuerda.

127. Hay TRES FIRMAMENTOS para cada viento, nueve en cada uno de los cuatro lados del mundo, 36 FIRMAMENTOS en total. Cuando se unen, se vuelven uno, ES DECIR, UN FIRMAMENTO, en el secreto del nombre único – LA NUKVA LLAMADA ‘NOMBRE’ – dentro del todo, como debe ser.

 

Traducción al Hebreo:

125. וְיֵשׁ חַיָּה לְמַעְלָה עַל הַתַּחְתּוֹנִים עַל שְׁאָר הַחַיּוֹת שֶׁלְּמַטָּה, וְכֻלָּם נִזּוֹנִים מִמֶּנָּה, וְאַרְבַּעַת צִדְדֵי הָעוֹלָם רְשׁוּמִים בָּהּ, פָּנִים מְאִירוֹת יְדוּעוֹת [דִּינִים] לְכָל צַד, וְהִיא שׁוֹלֶטֶת עַל אַרְבָּעָה צְדָדִים, וְהִנֵּה פֵּרְשׁוּהָ, שֶׁהֵם שָׁלֹשׁ לְצַד זֶה וְשָׁלֹשׁ לְצַד זֶה, וְכֵן לְאַרְבַּעַת צִדְדֵי הָעוֹלָם.
126. וְיֵשׁ רָקִיעַ לְמַעְלָה מִן הָרָקִיעַ, וְהָרָקִיעַ הַזֶּה שֶׁשּׁוֹלֵט עֲלֵיהֶם, כֻּלָּם מִסְתַּכְּלִים כְּלַפָּיו. מַה כָּתוּב? (יחזקאל א) וְתַחַת הָרָקִיעַ כַּנְפֵיהֶם יְשָׁרוֹת אִשָּׁה אֶל אֲחוֹתָהּ וְגוֹ’, מִשּׁוּם שֶׁכֻּלָּם שׁוֹלְטִים עַל מַה שֶּׁנִּפְקְדוּ, וּשְׁלִיחוּת שֶׁל מִדַּת הַחֶבֶל בָּהֶם.
127. וְהֵם תִּשְׁעָה לְכָל צַד, לְאַרְבַּעַת צִדְדֵי הָעוֹלָם, וְהֵם ל”ו בְּחֶשְׁבּוֹן. וּכְשֶׁכֻּלָּם מִתְחַבְּרִים, נַעֲשִׂים רִשּׁוּם אֶחָד, בְּסוֹד שֶׁל שֵׁם אֶחָד, בְּיִחוּד שָׁלֵם כָּרָאוּי.

 

Comentario de Zion Nefesh:
Continuación del ZD anterior

#125
Y hay un ser viviente que está por encima de las inferiores, es decir, por encima de los otros seres vivientes que están por debajo del mundo de Atzilut, que es el rostro de un hombre, la Nukva, y todas se alimentan del superior.

Las cuatro direcciones del mundo son parte de ella, que es el secreto de Jesed y Guevurá, Tiferet y Maljut, como se describe arriba. Las tres caras de León, Buey y Águila se iluminan en cada una de las cuatro direcciones. La dirección del sur y el norte son Derecha e Izquierda. El este es la línea Media y el oeste es la Nukva que gobierna sobre las cuatro direcciones. Las tres caras están en cada una de las cuatro direcciones, como se explicó anteriormente.

#126
Y hay un firmamento sobre el firmamento, que gobierna sobre los tres firmamentos. La Derecha y la Izquierda están una encima de la otra y el firmamento Medio es el que rige a ambos, es decir, los controla y los incluye entre sí.
Lo mismo con los seres vivientes. Miran hacia la línea Media para integrarse con ella.

Iejezkel/Ezequiel 1:23
“Y por debajo de la expansión sus alas estaban derechas (tocándose) la una con la otra; cada uno tenía dos (alas) que les cubrían; cada uno tenía dos (alas) que les cubrían sus cuerpos”

Gobiernan sobre aquello para lo que fueron designados porque la línea Media sostiene la iluminación de ambos juntos. La Derecha ilumina de arriba hacia abajo, y la Izquierda de abajo hacia arriba; por lo tanto, el ala Derecha es igual al ala Izquierda.

La fuerza vinculante es un aspecto de una cuerda que se extiende de acuerdo con la fuerza del Masaj de la línea Media, que une la Derecha y la Izquierda.

#127
Los tres firmamentos se encuentran a cada lado; es decir, están incluidos uno en el otro, y cada uno de los tres tiene tres, que son nueve por todos lados. Hay nueve en el lado Este y nueve en el lado Oeste, y así en los otros lados.

Eso es cuatro por nueve, haciendo treinta y seis firmamentos. Cuando están conectados, se vuelven uno, en el secreto de un nombre, es decir, la Nukva que se llama ‘nombre’, en la unificación adecuada y completa.

{||}